INTRODUCCIÓN:

Las características del comportamiento del Consumidor Venezolano en el presente han cambiado significativamente en los últimos años incidiendo al momento de realizar sus compras, percepción y forma de adquirir los productos que requiere, y lo que es más importante, discriminando aquellos que le han originado necesidades artificiales. El Venezolano actualmente se detienen a meditar su compra, hacerla más racional, menos impulsiva, lo que conlleva a que la Gerencia de Mercados se detenga a evaluar los hábitos, costumbres, tradiciones de compra del actual consumidor.

Según el texto bibliográfico denominado Comportamiento del Consumidor  de León G. Schiffman, Leslie Lazar Kanuk parten del siguiente concepto: “Conducta que los consumidores muestran al buscar, comprar, usar, evaluar y desechar productos, servicios e ideas”.

Además es importante anexar a esta introducción que los autores anteriormente citados afirman que el comportamiento del consumidor se enfoca en la forma en que los individuos toman decisiones para gastar sus recursos disponibles (tiempo, dinero, esfuerzo) en artículos relacionados con el consumo. Eso incluye lo que compran, porque lo compran, cuando lo compran, donde lo compran, con qué frecuencia lo compran, cuan a menudo lo usan, como lo evalúan después y cuál es la influencia de tal evaluación en compras futuras, y como lo desechan.

Es importante aclarar en este ensayo que una de las constantes más importantes en todos nosotros, a pesar de nuestras diferencias, es que todos somos consumidores, usamos y consumimos regularmente alimentos, ropa, vivienda, transporte, educación, muebles, vacaciones, necesidades, lujos, servicios  e incluso ideas. Como consumidores desempeñamos una función vital para la salud de la economía, tanto local como nacional e internacional.

Para poder alcanzar el éxito en los actuales mercados dinámicos y de rápida evolución los mercadologos necesitan conocer todo lo que sea posible acerca de los consumidores, necesitan comprender las influencias personales y grupales que afecten las decisiones del consumidor y la forma en que las toman.

Partiendo de esta pequeña introducción del significado y alcance del tema Comportamiento del Consumidor y comparándola con la realidad de la República Bolivariana de Venezuela donde existe una gran población joven;  me llamó la atención la expresión utilizada por parte del Profesor Ramón Piñango Empresario Venezolano Director de la Revista Debates IESA Volumen XIII, número 2 Abril-Junio 2008; el cual publica en su editorial Pág. 4 un titulo denominada JUVENTUD, DIVINO TESORO.

El  profesor afirma que los jóvenes son muchos en un país como Venezuela, el treinta (30%) de los Venezolanos tienen edades comprendidas entre los 10 y los 24 años, además se hacen sentir, están muy presentes en la calle y en los medios, hacen más bulla que los niños o la gente de más edad, actúan como eficaces amplificadores de lo que piensan y siente la sociedad en general, expresando maneras de pensar y de sentir que los adultos comprenden pero que no se atreven a expresar.

El Profesor Ramón Piñango considera que buena parte de la población adulta, quisiera ser joven, anhela el imposible de regresar a la juventud; de tener el cuerpo y la fuerza de los jóvenes, de vestirse y peinarse como jóvenes, de entretenerse como ellos y hasta de amar con la pasión de la juventud, pero con el juicio y la capacidad de raciocinio de la gente madura. El profesor reafirma aún así, no es de extrañar que la inmensa mayoría de quienes de esa manera se expresan estén dispuestos a sacrificar madurez para ser jóvenes, tan fuerte es el atractivo de la juventud.

Los jóvenes constituyen un grupo social de referencia positiva. El Profesor Ramón Piñango resume: “Estamos entonces ante un sector de la población que además de ser numeroso, hace sentir su parecer y refleja las distintas formas, lo que parte importante de la población anhela, sus sueños y también sus temores, eso se refiere a  valores  asociados con el trabajo, el ocio, la identidad las relaciones entre sexos, la concepción del buen y el mal gusto, lo correcto o lo incorrecto en relación con asuntos tan diferentes como la política, el habla, la música o el vestir. Por ello, llegarle a ese  sector, comunicarse con él, es llegarle a una parte esencial del corazón cultural de una sociedad”.

Todo esto son razones suficientes para quienes promueven ideas o quienes vendan bienes y servicios se preocupen y se ocupen en conocer a los jóvenes consumidores Venezolanos.

El Profesor del IESA Ramón Piñango advierte que referirse a los jóvenes como si formara una categoría social homogénea, puede constituir una equivocación, ya que existe un factor que puede generar diferencias significativas como lo es la pertenencia a determinados estratos sociales. No son iguales los jóvenes de los estratos sociales altos a los jóvenes de los  sectores de menos ingresos, aunque existen coincidencias en algunos patrones de conducta como el casi obsesivo interés en los celulares y otros artefactos electrónicos. En ambas categorías  sociales se pueden vender, celulares, zapatos deportivos; posiblemente con algunas variaciones en los precios. Resulta imposible venderle aún joven de bajos ingresos un carro o la posibilidad de viajar a florida.

Ramón Piñango concluye con la siguiente frase “Hay que indagar más a fondo, tratar de entender como sueñan, sus audacias y como entiende la moda un joven de escasos recursos frente a los jóvenes pudientes” todo esto implica el acercamiento a la cultura de la sociedad popular en general, tal acercamiento se impone porque una parte significativa de los jóvenes Venezolanos proceden de estratos sociales bajos.

DESARROLLO:

A través de este ensayo como candidato a Magíster en Gerencia de Empresas Mención Mercadeo en la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET); realmente lo que deseo transmitir es el comportamiento del consumidor Venezolano enfocándome en el sector juvenil quienes son nuestros principales consumidores y mueven el corazón cultural de nuestra sociedad.

Las empresas Nacionales y Extranjeras indistintamente de su tamaño y capacidad debe estar plenamente identificadas a través de sus investigaciones que llevan a cabo en pro del comportamiento del consumidor Venezolano, aprovechando este importante sector denominado los jóvenes consumidores. Dichas empresas deben de estudiar cómo los jóvenes realizan sus compras, cuáles son sus motivos y proceso de compra, su finalidad, obstáculos, impulsos, estímulos y así poder determinar la forma de cómo poderles ofrecer nuevos e innovadores productos y servicios que le favorezcan y que se sientan plenamente identificados.

La profesora invitada del IESA Nunzia Auletta directora editorial de la revista en Internet Agora Magazines desarrolló una investigación titulada “Un mundo de Tribus los jóvenes consumidores”. La investigadora afirma que el estudio del comportamiento tribal abre un nuevo campo de desarrollo en la investigación del consumidor y en las estrategias de mercadeo de los segmentos psicográficos a las tribus de consumidores.

Las tribus de jóvenes se delinean especialmente en los ambientes urbanos y se caracterizan por una marcada carga emocional que determina no solo la lealtad, la pertenencia y la solidaridad, sino también la aceptación de un estilo común en lo que concierne al aspecto exterior, las modas, los gustos musicales y artísticos, las actividades de entretenimiento, entre otros. Con el desarrollo de esta investigación se pudo observar la comprensión del comportamiento tribal donde se abren nuevos campos de desarrollo en la investigación al consumidor, como herramienta privilegiada para comprender motivaciones, preferencias, lealtades, hábitos y tendencias. Esta investigación se desarrolló en la ciudad de Caracas  en los años 2006 y 2007, basada en técnicas etnográficas de observación pasiva a participantes y entrevistas en profundidad; se escogieron cinco tribus (emo, frinkis, góticos, hip-hop y los rustiqueros). La investigación nos aporta resultados donde se reconoce que hoy en día las preferencias del consumidor evolucionan de manera tribal. Además se descubrió que durante la adolescencia la participación en la tribu tiende a hacer total y domina todas las manifestaciones y actividades de sus integrantes.

Los profesores del IESA Silvana Dakduk, Luissa Angelucci y Arturo Serrano, desarrollaron una investigación sobre los valores de Consumo de los Jóvenes Universitarios Venezolanos; ellos afirman que los jóvenes forman un segmento de mercado importante por su cuantía e implicación en la predicción de los patrones de consumo del futuro, la comprensión de su valores es importante para entender sus hábitos, actitudes y conductas asociadas al consumo. Su investigación detecto que pareciera que muchos de los valores difundidos por la publicidad como iconos de la modernidad y la juventud (apariencia, belleza, ambición o reconocimiento social) son los menos estimados por los jóvenes Universitarios Venezolanos. Esta investigación descubre hallazgos que contradicen la creencia popular, que también expresa un valor, que los jóvenes de ayer siempre fueron mejor que los jóvenes de hoy. Urge conocer cuáles son las nuevas formas de expresión de los valores tradicionales y como se relacionan con lo que podría denominarse valores emergentes, para crear y difundir determinados valores de consumo y con ello la identidad de la marca, los investigadores concluyen que se debe tomar en cuenta los valores actuales de cada grupo social, pero entendidos en el contexto sociocultural en el que se desenvuelven los jóvenes de hoy pero consumidores del mañana.

Las profesoras e investigadoras del IESA Sofía Esqueda y Sabina López desarrollaron una investigación titulada “El Ocio de los Jóvenes la Gran Oportunidad”. Ellas afirman que los jóvenes constituyen un enorme segmento de consumidores activos que influye, además en el consumo de la familia y en las tendencias  sociales. Consideran que acceder a este mercado requiere que la empresa los conozca y establezcan empatía y hablar su mismo idioma. Nada mejor para ello que insertarse en la creciente cultura del entretenimiento y el disfrute que los rodea, y utilizarla como plataforma para aumentar su participación en el mercado y asegurar la conexión con sus marcas.

Cuando lo jóvenes adoptan una marca tienden a establecer una conexión de por vida con ella. Los jóvenes son grandes compradores, tienen la combinación mágica de tiempo y dinero aún en los estratos más bajos. Las investigadoras consideran que en un mundo donde es necesario contar con la lealtad de los consumidores ganarse a los jóvenes, estar allí para ser su primera marca, su primer artículo; es conquistar un gran aliado en esta guerra de marcas. Lograr esa conexión inicial, cultivarla y mantenerla a lo largo de la vida de ese consumidor será más valioso que pelear por atraer clientes nuevos en una etapa más avanzada de su vida.

CONCLUSIÓN:

Para concluir este ensayo no puedo dejar de un lado la situación actual que atraviesa la República Bolivariana de Venezuela, de acuerdo a las nuevas realidades políticas y económica del presente, especialmente ante los efectos de las acciones del actual Gobierno Socialista; el país afronta serios cambios especialmente en lo económico, aunado al factor incertidumbre que ha afectado seriamente en el comportamiento del consumidor y principalmente el de nuestros jóvenes que obliga a las Empresas a evaluar cómo el consumidor ha cambiado su procedimiento de compra, más haciendo uso de lo racional que de lo impulsivo. Ello desde luego, da paso a que se promocione el producto bajo nuevas ópticas, en donde esté involucrado aquellos estímulos que motiven al consumidor a comprar de acuerdo a su poder adquisitivo y sus verdaderas necesidades.

A través del desarrollo de este Ensayo he podido observar y evaluar el comportamiento de los Consumidores Venezolanos haciendo énfasis en los jóvenes; como aporte personal para la conclusión de este ensayo, en la actualidad me desempeño como Profesor Universitario en un Instituto Tecnológico del Sector Privado, y observo a diario como mis alumnos son altamente consumidores compulsivos de tecnología (celulares, laptos, pendray, mp3 entre otros).

Es muy común oír diariamente este tipo de comentarios en las aulas de clase: “me quede sin dinero para pagar la universidad, me quede sin dinero para pagar la residencia, estoy feliz me compré un blackberry de última generación, mi papá me va a matar gaste el dinero para pagar la universidad”; es decir certifico las afirmaciones de las investigaciones citadas anteriormente apoyando la teoría de que los jóvenes Venezolanos son altamente consumidores demandantes de bienes y servicios principalmente tecnológicos, con un fin en común el de alcanzar un estatus o simplemente ser aceptados por una tribu social.

Para concluir este ensayo que más hermoso que una linda  poesía: Martín López Vega (1975) no cree en la poesía panfletaria, como también asegura que en “ningún poema se conoce mejor la conciencia cívica de un poeta que en un poema de amor”. Coincide con Manuel Vilas (Barbastro, 1962) en el tono al referirse a la buena poesía: “O es política o no es nada”. Para el primero la poesía nunca se olvidó del lector, sino el lector de ella. Para el segundo, el lector no existe, “sólo hay consumidores”. Vilas asegura que Benedetti pensó en el consumidor, “más que en el lector”. Y el consumidor manda.

BIBLIOGRAFÍA:

  • LEÓN G. SCHIFFMAN, LESLIE LAZAR KANUK, COMPORTAMIENTO DEL CONSUMIDOR, OCTAVA EDICIÓN, Capitulo 1 El impacto de la revolución digital en el comportamiento del consumidor.
  • RAMON PIÑANGO, JUVENTUD, DIVINO TESORO;  DEBATES IESA, Volumen XIII, número 2 Abril-Junio 2008, Revista Pág. 4.
  • NUNZIA AULETTA, “UN MUNDO DE TRIBUS LOS JÓVENES CONSUMIDORES”; DEBATES IESA, Volumen XIII, Numero 2, Abril-Junio 2008, Revista Pág… 14,15,16,17,18.
  • SILVANA DAKDUK, LUISSA ANGELUCCI Y ARTURO SERRANO, “LOS VALORES DE CONSUMO DE LOS JÓVENES UNIVERSITARIOS VENEZOLANOS”; DEBATES IESA, Volumen XIII, Numero 2, Abril-Junio 2008, Revista Pág… 20,21,22,23,24.
  • SOFÍA ESQUEDA Y SABINA LÓPEZ, “EL OCIO DE LOS JÓVENES LA GRAN OPORTUNIDAD”; DEBATES IESA, Volumen XIII, Numero 2, Abril-Junio 2008, Revista Pág… 25,26,27,28,29,30.