Evalúa tu propia vida

Si quieres avanzar en tu crecimiento personal, entonces evalúa tu propia vida, observa tus fallas, fortalezas, debilidades, malos y buenos hábitos, etc. Con toda esa información construye un plan progresivo para alcanzar la autorrealización.

Mucha gente pierde el tiempo evaluando la vida de otras personas:

Las críticas a los demás se encuentran con una enorme facilidad y aunque es cierto que algunas fallas personales no pueden pasar inadvertidas, también es verdad que evaluar la vida de otros es una pérdida de tiempo, con excepción de quienes trabajan en recopilar información que otros actores necesitan.

La persona que evalúa su propia vida va ejerciendo cambios positivos que lo llevarán a vivir mejor. Si quieres que el mundo gane mucho, entonces céntrate en ti mismo, conviértete en alguien exitoso y crea oportunidades para un gran número de personas.

¿Cómo evaluar tu propia vida?

evaluar mi vida

  • Analiza con cuidado el punto en el cual te encuentras:

Describe los aspectos más importantes de tu vida y evalúa diferentes facetas. ¿Cómo estás en el desarrollo profesional?, ¿has avanzando en conocimiento?, ¿cómo está tu área financiera?, ¿has encontrado un balance en el cuidado de tu salud y aspecto físico?, ¿cómo anda tu comunicación familiar?, etc. Lo común es que algunas áreas requieran más atención que otras, sé un poco duro en tu autocrítica para que te exijas vivir mejor, no te conformes.

  • Evalúa tu sistema de creencias y las ideas predominantes:

En el punto anterior puedes comprobar la calidad de tus creencias, si tus experiencias predominantemente son positivas, significa que así son tus creencias. Analiza la calidad de tus pensamientos, apunta las ideas que a menudo te llegan, quizás te des cuenta que te resulta difícil enfocarte en el presente, tienes recuerdos negativos, pasas imaginando conflictos, etc. Usa El Poder De Las Afirmaciones para cambiar las ideas que predominan en tu vida, si quieren grandes logros personales, es indispensable que pienses positivo.

  • Observa tu actitud:

¿Cómo actúas en tu diario vivir?, ¿Cuál es tu actitud cuando estás atravesando un problema?, ¿cómo reaccionas ante la crítica?, ¿trabajas con gran entusiasmo?, ¿siempre estás esperando lo mejor?, ¿has adquirido una gran autodisciplina?, ¿eres capaz de decir no cuando algo no te conviene?, etc. Ahí llegarás a la conclusión que el gran peso del éxito recae en buena medida de la actitud que demuestres ante la vida y tus proyectos.

  • Analiza tus hábitos:

¿Qué hábitos consideras que te están alejando de tener una vida plena?, ¿cuáles son tus fallas más recurrentes?, ¿qué te está impidiendo cambiar?, etc. Cuando te esfuerzas en sembrar Hábitos Positivos, entonces vas adquiriendo el control de tu vida y llega un momento en que todo se hace de forma agradable, sin esfuerzo o una sobrecarga mental, ya que el hábito se ha vuelto muy poderoso.

Cuando viniste a este mundo se te otorgó una enorme responsabilidad y es cambiarte a ti mismo para dar frutos en abundancia que nacen de tu corazón, así que no pierdas el tiempo evaluando la vida de otros, por supuesto que puedes aprender de los buenos ejemplos, así observas algo favorable para aplicarlo en tu vida.

Aprender a gestionarse a sí mismo es una de las bases del autopoder, conoce muchos más factores secretos descargando excelentes productos gratis, haz clic Aquí.

Artículo escrito por josezavala2011

Experto en técnicas de desarrollo personal y empresarial, estudioso de los factores decisivos para el logro de metas. Puedes visitar: http://www.comofijarmetas.com/mars/RiquezayExito.htm

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.