La importancia de los Hábitos Financieros en las personas

Autor: Sergio Hiram Rodas Zapoteco.

Introducción:

A lo largo de nuestra vida la familia nos motiva a lograr nuestros objetivos, sueños, anhelos o proyectos, Casi todos aprendemos sobre el dinero gracias a nuestros padres, los cuales nos repiten insensatamente “continúa en la escuela y estudia intensamente”. A primera vista, esta parece una respuesta sensata; pero el problema está en que las escuelas no preparan para lidiar con los asuntos relacionados con el dinero. Graduarse con excelentes calificaciones no asegura un conocimiento o un desempeño exitoso en lo que al manejo del dinero se refiere. El joven se gradúa sin el conocimiento necesario para tener éxito financiero en la vida.

Actualmente, la gente suele desempeñarse laboral y financieramente de acuerdo con un esquema que no hace más que perpetuar patrones de conducta perjudiciales en términos monetarios que adquirimos en el hogar.

Por tal motivo, es importante romper con ciertos mitos que envuelven al mundo de las finanzas. Y, para tal fin, es importante tanto entender cómo funcionan, como asumir una actitud más positiva hacia las mismas. Este es el conocimiento que los padres deben dar a sus hijos.

Y recordar la siguiente frase:

“¡Yo no trabajo por el dinero, el dinero trabaja por mí!”

El ABC de las finanzas

Hábitos financieros

Para llegar a tener éxito, es necesario desarrollar ciertos conocimientos financieros. A veces, hasta la diferencia entre activos y pasivos es confusa. Los activos producen dinero, mientras que los pasivos se lo comen. Cuando se coloca el dinero en activos, como: acciones, bonos y propiedades, se puede ganar dinero. Los pasivos son cosas que te cuestan dinero. Un carro pierde 25% de su valor el mismo día que es comprado. Por otra parte, existen muchos otros gastos asociados, tales como: seguro, registro, costos de mantenimiento y el pago de préstamos si no fue adquirido al contado.

La regla para hacerse de un buen capital es colocar el dinero en activos que produzcan ingresos. Esto no quiere decir que no sea importante comprar una casa o un automóvil, pero no deben ser considerados como activos. Ya que como mencionamos anterior mente te generan gasto en lugar de generarte ganancias.

Comparemos el flujo de clase alta, la clase media y de la clase baja. Estos últimos tienden a gastar todo su dinero en bienes de subsistencia (comida, ropa, impuestos, etc.), sin importar cuál sea su ingreso. Todos tenemos necesidades de este tipo, pero la clase baja por lo común gastan todos sus ingresos en estas. La clase media tiende, por su parte, a gastar su dinero en pasivos, como: cuentas de crédito, préstamos personales, etc. En cambio, la clase alta o los verdaderamente ricos como los empresarios invierten su dinero en comprar activos que produzcan ingresos. La riqueza no tiene que ver tanto con el nivel de ingresos, sino con el patrón de gastos. Hasta personas con altos ingresos pueden fácilmente quebrar. Por lo general, la gente que gana el premio mayor de la lotería, regresa al punto en el que estaban en cuestión de unos años. Si uno quiere cambiar sus circunstancias financieras, es necesario cambiar primero nuestro patrón de gastos y esto debe empezar en nuestro núcleo social la familia, es acá donde juega ese papel sumamente importante. Si se encuentra atrapado en un hueco, deje de excavar.

La sociedad nos enseña a que Buscar un mejor salario o buscar un segundo empleo y trabajar más arduamente, creyendo que más dinero resolvería el problema, pero, en la mayoría de los casos, no será así. tener dinero. Esa es la razón por la cual escogen un trabajo en el que les pagan lo suficiente para poder subsistir.

La mayoría de las personas deja que sus emociones (y no su cerebro) dominen su pensamiento, cuando se trata de dinero. La mayoría de las personas se deja dominar por sus emociones de temor (no tener suficiente dinero) y por su deseo (de tener cosas) y el deseo de ser aceptados y estar dentro de las normas que establece la misma sociedad. El miedo a no tener dinero nos lleva a trabajar arduamente y, luego, cuando recibimos nuestra remuneración, el deseo nos lleva a pensar en todo lo que podemos comprar. De este modo, se activa un patrón del que pocas personas logran escapar.

Si les ofrecen más dinero, estas continuarán el ciclo, incrementando también sus gastos. Si el miedo a no tener suficiente dinero surge, en lugar de salir corriendo inmediatamente a conseguir un trabajo para ganar un sueldo que disminuya el miedo, deberían hacerse esta pregunta: ¿es este trabajo la mejor solución, a largo plazo, para terminar con este miedo? Siempre se deben aceptar las emociones, pero no permitirles que intervengan en el pensamiento.

La mayoría de las familias de clase media o baja que continúan luchando financieramente, dependen de su sueldo semanal. La seguridad que brinda el empleo es ahora una cuestión del pasado, de la que no se debería depender. Uno debe empezar por ocuparse de sus propios asuntos. Con esto no quiero decir que se deba dejar el empleo, sino comenzar a construir activos.

Mientras que la clase alta se enfocan en incrementar sus activos, el resto se enfoca en aumentar sus ingresos. Pero los gastos y los pasivos aumentan a la par de los ingresos. La mayoría de la gente sale corriendo a comprar: bienes de consumo caros, sistemas caseros de entretenimiento, automóviles, ropa y vacaciones, tan pronto como pueden. En cambio, los ricos retrasan todo esto hasta que no cuentan con una cartera de activos que les asegure ingresos estables.

Las piedras más comunes en los individuos

  • Temor: a nadie le gusta perder dinero más dentro del núcleo familiar en donde el dinero juega un papel crucial. Sin embargo, si no se es capaz de lidiar con el temor, será imposible hacer dinero. Una de las razones más comunes de la falta de éxito financiero es que la gente no se arriesga lo suficiente. Una buena idea es pensar como los texanos. Viven en grande: ganan en grande o pierden en grande. Hay un dicho que ejemplifica bien esta situación: “Todos quieren ir al cielo pero nadie quiere morir”.
  • cinismo: no escuche ni su cinismo ni el de los demás. Sobre todo, no siga consejos de las personas o alguien que no haya hecho lo que usted quiere hacer. La mayoría de la gente da consejos sobre cosas de las que no sabe nada. No permitamos que esto nos influencie.
  • Pereza: la gente puede ser perezosa en varias formas. Hay personas que hacen de todo menos lo que realmente deben hacer. Una buena forma de superar esto sería volvernos un poco codiciosos. Pensemos en todas las cosas que podríamos tener y hacer una vez que hayamos logrado nuestras metas financieras.
  • Malos hábitos: créese buenos hábitos, especialmente en el área del dinero. Paguémonos o premiémonos nosotros mismo, pero no de la manera que estamos acostumbrados es decir con viajes, ropa, artículos, etc, si no en ahorros o inversiones antes de hacer cualquier otra cosa con nuestro dinero.
  • Arrogancia: mucha gente habla sobre finanzas, sin tener la menor idea de lo que dicen. Cuando no sepamos sobre algún tema, reconozcámoslo y eduquémonos al respecto.

Conclusión

Es normal que una persona sin inteligencia financiera malgaste su dinero en cosas que podrían ser no una necesidad inmediata solo para satisfacer ciertos estándares ante la sociedad, o por encajar en un grupo social, lo cierto es que la realidad es otra, en la actualidad el índice de pobreza crece, si se quiere ser exitoso desde un punto de vista financiero se puede a base de perseverancia, inteligencia, astucia y sobre todo mucha determinación. La única barrera que existe en nosotros es el miedo y el miedo es el freno de mano de cualquier circunstancia, recordemos que toda gran empresa comenzó como un pequeño negocio que tuvo el afán de crecer; pero primero debes cambiar la mentalidad debes empezar a pensar como alguien exitoso, vivir como alguien exitoso actuar como alguien exitoso y más que nada trabajar como alguien exitoso, todos somos capaces de lograr nuestros ideales, Todo está en la forma de percibir las cosas, todos vemos de manera distinta el mundo pero el querer es poder.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

3 Comentarios en este artículo
  1. Anónimo Reply

    Me ha parecido muy interesante este artículo me gustaria publicaran mas, y saber donde encontrar mas información acerca de estos temas.

  2. PMA Colombia Reply

    Si quieres aprender a gestionar tus finanzas personales, y convertirte en un papá o mamá financiero te invito a seguir nuestro blog, http://papasfinancieros.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.