Saltar al contenido

4 Medidas que el Emprendedor debe tomar cuando el Negocio marcha mal

el 7 enero 2021

Puede resultar extraño, pero cuando las cosas marchan mal no siempre es conveniente multiplicar esfuerzos. Las situaciones complejas demandan soluciones simples. La vieja lógica de “a grandes males, grandes remedios”, no emerge, necesariamente, de la sabiduría estratégica. Las que siguen a continuación son 4 medidas que el Emprendedor debe tomar cuando sus asuntos no marchan apropiadamente.

Son 4 consejos concretos y simples, en ello radica su valor.

Emprendedor

1.- Concentrar energía y recursos en un conjunto específico de tareas.-

La dispersión es totalmente inapropiada cuando las cosas no marchan como se quiere. Si mantener el “equilibrio” no es fácil en ésas situaciones, lo menos recomendable es aumentar las “naranjas que están en el aire”.

La dispersión se manifiesta de muchas formas, pero la más importante está relacionada a la atención. Porque finalmente es posible que existan suficientes recursos y su dispersión (equivocada), no agudice los problemas, pero la atención que el Emprendedor debe otorgar a las cosas sí es limitada y finita.

Delegar tareas inteligentemente es un poderoso vehículo para alcanzar objetivos ambiciosos, pero es algo que también debe racionalizarse cuando las cosas no marchan bien. Porque finalmente el Emprendedor debe evaluar las tareas que delega, y si éstas son muchas, igualmente se produce la dispersión.

La solución es concentrar esfuerzos, no ampliar los frentes de trabajo. La atención debe dirigirse hacia las tareas y procesos importantes, los significativos. Esos que forman parte de la “ruta crítica” y condicionan el desenvolvimiento de todo lo demás.

Si los procesos fundamentales se ajustan, las cosas que no marchan bien se vuelven menos sensibles o terminan resolviéndose.

De las 4 medidas que el Emprendedor debe tomar cuando tenga dificultades, ésta es la que se relaciona más con su función profesional. Y debe practicarse con mucha habilidad.

No es sencillo conocer los “aspectos sensibles y fundamentales” del Negocio y las personas que trabajan en él. Saber tocar las “cuerdas” apropiadas en el momento justo, es una habilidad que solo posee quién conoce la dinámica desde sus fundamentos, y no es algo que se puede delegar en nadie más.

La “ruta crítica” que siguen las operaciones en una actividad empresarial es muy sutil, y su identificación distingue al Emprendedor o al gerente.

Si se quiere acomodar o encontrar algo en un cuarto oscuro, ¿qué es lo que se hace primero? Correcto: ¡encender las luces! Es un acto simple, pero crítico y condicionante. Es también un buen ejemplo de lo que aquí se dice, porque esto de “iluminar” las cosas, o llevar luz a las penumbras, es lo que se necesita hacer para superar situaciones difíciles.

2.- Sea agradecido y encuentre gratitud. Esto es indispensable en las tareas de todo Emprendedor.-

Cuando las cosas no marchan bien la autoestima y confianza disminuyen. Esto merma la energía para enfrentar y resolver situaciones complicadas y consolida el círculo vicioso del problema.

De las cosas que el Emprendedor debe hacer en esta coyuntura, dar gracias y encontrar gratitud son las más poderosas.

Con respecto al hecho de ser agradecido hay mucho dicho, pero a efectos de lo que se trata aquí, probablemente lo más importante sea lo siguiente: “las cosas siempre pueden ser peores”. Y en este sentido, el “gracias” no es nada más (y nada menos) que un reconocimiento a la posibilidad de seguir combatiendo para alcanzar lo que se quiere.

Por otra parte, la lógica de “encontrar gratitud” es algo más fino y constituye un valioso acto estratégico.

¿Cómo se encuentra gratitud? Es simple: sólo se necesita hacer algo por los demás. Nada priva de esta posibilidad, ni siquiera los problemas o situaciones difíciles. Y al hacerlo, se pone en marcha ésa poderosa energía del Universo: la ley de la siembra y la cosecha.

Escuchar, dialogar, enseñar, aconsejar y ser empático, son formas sencillas de hacer algo por los demás. Y retribuyen enormes cantidades de agradecimiento. Esto último refuerza la autoestima, refresca la confianza y permite que las tareas se gestionen mejor.

El pensador estratégico sabe que recibirá de los demás todo lo que entregue y siembre en ellos, por esto es pródigo en lo que da.

Las personas que entienden la magia inscrita en el agradecimiento no siempre alcanzan todo lo que pretenden, pero nunca caminan frustradas o en soledad. Shantideva, el monje indio del siglo VIII decía: “toda la felicidad del mundo proviene de pensar en otros, y todo el sufrimiento de pensar solo en uno mismo”.

3.- Redoblar la atención en la condición física. El ejercicio es una de las medidas más importantes que el Emprendedor debe tomar en momentos difíciles.-

Cuando se tratan de superar situaciones difíciles en la vida personal o profesional, hay un consejo indispensable: actividad física.

El ejercicio promueve la liberación de endorfinas que suben el ánimo y provocan cambios hormonales beneficiosos. Y lo que es más importante, proporciona una salida para exfoliar las frustraciones de la vida, eliminando la energía negativa.

Bien sea corriendo largas distancias, golpeando un saco o levantando peso, el ejercicio mejora la circulación, alivia los músculos tensos y reduce los síntomas del estrés. Cuando el cerebro y el cuerpo se sienten mejor, es más probable tomar buenas decisiones. ¡Así de simple!

4.- Nunca se recluya en sí mismo. “Abandone su isla”.-

Una de medidas que el Emprendedor no debe tomar en momentos difíciles, es “encerrarse en sí mismo”. Aunque parezca un acto natural, éste es un error capital que debe evitarse.

La “soledad del Emprendedor” es una de las condiciones que presenta la dinámica “entrepreneurial”, pero exacerbarla por cuenta propia es un desatino.

Cuando las cosas no marchan como se quiere y el Negocio tiene problemas, el Emprendedor debe recurrir a toda la energía que pueda serle de provecho. Y ésa energía no solo se encuentra en su interior, está también afuera, en los elementos y personas del entorno.

Uno de los errores que cometen las personas (y los emprendedores, por supuesto) es “replegarse a una isla mental y emocional” cuando enfrentan problemas. Se excluyen del mundo intentando obtener respuestas.

El aislamiento no es una solución, especialmente cuando las emociones están comprometidas. Lo más probable es que agraven la frustración, porque desde ésa perspectiva no es fácil apreciar el panorama general.

Tener un equipo de apoyo emocionalmente distante y que pueda tener una visión sistémica de las cosas, ayuda mucho.

Cuando usted sienta la tentación de aislarse (o si ya se encuentra en una situación así), tómese un momento y trate de anotar el nombre de cinco personas con las que pueda comunicarse. Si no las tiene, enfóquese en encontrarlas y haga de ésta una de las actividades de la “ruta crítica” citada en el punto 1.

Y no olvide nunca que problemas, pérdidas, sufrimiento, ingresos inconsistentes, etc., son elementos naturales en los ciclos de la vida, no son en ningún caso señal de deficiencias personales. ¡El hombre nunca es lo que le pasa!, (y el Emprendedor tampoco).

Temática ampliada en el libro: “Cómo enfrentar y resolver problemas en los emprendimientos y en la vida. Recomendaciones estratégicas.” de Carlos Nava Condarco)

DATOS DEL AUTOR.-

Carlos Eduardo Nava Condarco, natural de Bolivia, reside en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, es Administrador de Empresas y Empresario. Actualmente se desempeña como Gerente de su Empresa, Consultor de Estrategia de Negocios y Desarrollo Personal, escritor y Coach de Emprendedores.

Autor del libro: “Emprender es una forma de Vida. Desarrollo de la Conciencia Emprendedora”

WEB: www.elstrategos.com

Mail: carlosnava@elstrategos.com

Facebook: Carlos Nava Condarco – El Strategos

Twitter: @NavaCondarco

Contenido Relacionado: