5 Cosas que las mujeres independientes hacen mejor que los hombres en sus negocios (y viceversa!)

¿Te gustaría conocer las fortalezas de ambos géneros a la hora de manejar sus negocios? ¿Sabes qué aspectos nos diferencian y cómo podemos explotar esas diferencias para complementarnos?

Soy Gabriela Turiano, coach experta en Marketing & Negocios Profesionales y en este artículo te hablo de 5 cosas que las mujeres profesionales independientes hacen mejor que los hombres en sus negocios, ¡y viceversa!

Antes de que este artículo se convierta en la polémica de la semana, voy a hacer tres aclaraciones al mismo 😉

Primero, estoy hablando de mujeres independientes en el sentido de profesionales independientes.

Segundo, hay excepciones. Siempre las hay. De hecho menciono una que otra por ahí abajo.

Tercero, (aclaración imprescindible para una mujer de negocios como yo, casada con un sociólogo) no se trata de que uno u otro sea mejor o peor. Sino de que, en mi opinión personal y mi experiencia profesional, hay cosas que manejan mejor los hombres y otras que manejan mejor las mujeres.

Entonces, ¿para qué te va a servir este artículo? En primer lugar, para divertirte con las diferencias y para aceptar eso: que somos diferentes. O a ver si todavía vamos por la vida pensando que luchar por la igualdad entre hombres y mujeres significa que somos idénticos.

En segundo lugar, para darte cuenta de qué cosas aprovechar más y sobre cuáles apalancarte, que tienes gracias a tu condición de género y a las características que ya tienes. Nada mejor que apalancarte en tus fortalezas y dones naturales para poder trabajar en aquellas cosas que son puntos a mejorar.

Y finalmente, para poder aprender, entrenarte y crecer en las otras áreas, que a lo mejor no te salen tan naturalmente pero que son 100% entrenables y adquiribles. Porque algo que es bueno aclarar para no confundir, es que todas y cada una de estas situaciones que menciono en uno u otro apartado, son imprescindibles para tener un negocio que funcione y ser un profesional independiente exitoso.

Habiendo hecho todas estas aclaraciones, voy al corazón del artículo para que puedas juzgarlo tú mismo. Y en todo caso si no estás de acuerdo, allí abajo están los comentarios para que puedas contarme lo que opinas. No soy dueña de la verdad, y si piensas diferente, o tienes una experiencia diferente, me encantaría conocerlo. Leo y respondo todos los comentarios! (Solo tenme paciencia porque todos los comentarios se moderan para evitar SPAM y algún irrespetuoso que se haya colado por ahí).

Muy bien, basta de preámbulo, aquí vamos!

5 cosas que las mujeres independientes hacen mejor que los hombres en sus negocios

Mujeres en los negocios

# 1 – Las mujeres en general conectan mejor con su audiencia y generan más rápidamente relaciones que los hombres

La habilidad natural de networking de las mujeres ayuda mucho a entablar relaciones con potenciales clientes, conectar con más profundidad con su audiencia y hasta generar alianzas. En líneas generales, si bien los hombres juegan muy bien en equipo, las mujeres disfrutan conversar con otras personas sobre lo que están haciendo en su negocio, dan consejo casi intuitivamente y así entablan conversaciones y relaciones más duraderas.

# 2 – Las mujeres en general son mejores a la hora de ejercitar la empatía y ponerse en los zapatos del otro que los hombres

¿Para qué es esto realmente positivo? Para detectar no sólo problemas que tu cliente puede tener, sino también para entender por qué este problema es grave y qué impactos le está trayendo en su vida. Cuando sabes y sientes “en tu propia piel” cómo se siente la otra persona, te resulta mucho más sencillo crear productos o servicios que solucionen sus problemas más urgente y acuciantes.

# 3 – Las mujeres en general saben escuchar lo que no se dice un poco más que los hombres

No es que los hombres no sepan escuchar, es que las mujeres en general escuchan cómo se dice lo que se dice y también lo que no se dice. Puede que sea porque naturalmente se interesan por el otro y quieren saber más, porque no tienen miedo a preguntar o porque tienen un sexto sentido que se dan cuenta muchas veces de algo que su potencial cliente no está diciendo. Esto es realmente efectivo para dar en la tecla con lo que tu cliente necesita y también para entender cuándo es el momento adecuado para hacer tal o cual acción (por ejemplo, ofrecer un descuento, cerrar una venta o proponer una próxima reunión).

# 4 – Las mujeres en general son más organizadas y hacen varias cosas al mismo tiempo

Este es uno de los clásicos. Así que hay que saber aprovecharlo. En general cuando eres independiente y tienes tu propio negocio, el tiempo no abunda. Y las tareas son múltiples y muy variadas (preparar un encuentro con un cliente, armar una propuesta para un potencial cliente, hacer alguna actividad de marketing de atracción, conectar alguna alianza vía facebook, evaluar las cifras de ventas del trimestre pasado, o armar la planificación financiera del próximo quarter, como ejemplos arbitrarios) así que es un buen punto saber que puedes cumplir con varios “deadlines” o vencimientos al mismo tiempo. Cuidado con la contrapartida, para lo cual los hombres tienen la ventaja y es su mejor capacidad de concentración. Lamentablemente, las mujeres en general nos distraemos más fácilmente.

# 5 – Las mujeres en general también pueden tomar decisiones en base a sus emociones

Antes de que alguna feminista me salte a la yugular y me revolee los estandartes de la igualdad por la cabeza, no estoy diciendo que las mujeres no pueden tomar decisiones racionales ni que sus emociones dominan su vida como una tormenta que las acecha. Pero hay pequeños detalles emocionales que muchas veces nos dicen si un camino es correcto para nosotras o no, y las mujeres son las que le damos bolilla a estas sensaciones o intuiciones.

Un ejemplo de mi propio negocio, la mayoría de las veces, en una conversación de ventas, me doy cuenta si esa persona terminará siendo un cliente o no. Y muchas veces no lo ha sido “en ese exacto momento” sino después, meses después. No se trata solo de lo que hace o dice. Llámale intuición, llámale sensación, como prefieras. A mí me gusta llamarle “conexión”. Y en general no me ha fallado hasta ahora.

Y ahora vamos con las:

5 cosas que hacen mejor los hombres que las mujeres en sus negocios

Hombres en los negocios

# 1 – Los hombres en general tienen más facilidad con las finanzas que las mujeres

En realidad no suele ser porque tengan una habilidad diferente sino porque las mujeres le huyen como peste a los números del negocio. Ya sabes que para tener un negocio exitoso necesitas conocer tus números, así que si eres mujer y no te gustan los números, ya sabes que esta es un área en la que debes entrenarte.

Hay excepciones, como decía antes, en todos los casos. Este es uno en los que me siento identificada como excepción porque a mí sí me gustan los números así que tengo facilidad con ellos. Si no tienes gran afecto por los números, empieza al menos haciendo un control de gastos de tu negocio, y proponiéndote anotar cada ingreso y cada gasto para poder tener una planificación financiera bien básica, pero lo más actualizada posible.

# 2 – Los hombres en general saben vender (y vender-se) mejor que las mujeres

La mayoría de los hombres que conozco que han sido vendedores, han vendido más de un tipo de producto o servicio a lo largo de su carrera como vendedor. Esta es una linda habilidad de animarse a “ir al frente” y hacer lo que tengan que hacer para cerrar la venta, sin pensar en el rechazo, en si el cliente dirá que no, si le pondrá objeciones, etc. Las mujeres en general son más medidas y piensan mucho en el después. Por eso el gran consejo de “independizarte del resultado” y no pensar en que tú tienes que vender sino que tu cliente es quien compra, es mucho más valioso en general para este grupo. Si quieres profundizar un poco más estos temas, date una vuelta por estos dos artículos: 5 secretos sobre las ventas que harán que sea un juego de niños y 3 razones por las que tu cliente no te compra.

# 3 – Los hombres en general valoran más sus servicios que las mujeres

La mayoría de mis clientes que menos problemas han tenido con subir sus tarifas con el método adecuado han sido hombres. Y la mayoría de los clientes con quienes me he encontrado que regalan sus servicios y les cuesta hasta cobrar, han sido mujeres. Esto viene muy de la mano con la dificultad de vender/vender-se y en mi opinión está relacionado con ese mandato cultural que se les da a algunas mujeres en su niñez de “gustarle a todo el mundo” y por el contrario a los varones de “no tenerle miedo a un NO”.

# 4 – Los hombres en general son más amigos de la tecnología que las mujeres

Como he dicho, hay excepciones, pero en general los hombres se relacionan mucho mejor con la tecnología, los avances, están siempre queriendo ver qué más hay, cuál es el nuevo dispositivo, la nueva herramienta que les puede facilitar la vida y ayudar a lograr sus metas. Las mujeres en cambio son más amantes del status quo, especialmente una vez que logran uno que realmente les satisface, y les cuesta un poco cambiar aún cuando la promesa sea de mejorar.

# 5 – Los hombres en general no necesitan que todo esté perfecto para avanzar y las mujeres son más perfeccionistas

Contrario a las mujeres que siempre “sienten” que les falta algo y que todo es perfectible, los hombres se animan más y se “lanzan”. No se preocupan tanto por lo que los otros dirán u opinarán, y se lanzan. Tienen menos miedo al rechazo, menos miedo en general a tomar riesgos, y sienten que siempre habrá oportunidad y tiempo de corregir después. Esto muchas veces les hace ganar tiempo o entrar antes a un mercado, aún cuando no está todo perfecto. Las mujeres somos más perfeccionistas y nos gusta tener la mayoría de las variables bajo control antes de hacer una jugada. Somos más estratégicas mientras que los hombres son más de acción. El equilibrio entre ambos es lo ideal porque ambas posiciones se necesitan para tener éxito en tu negocio.

¿Qué opinas? ¿Estás de acuerdo con el artículo? ¿En cuál de estas 10 áreas diferentes te has sentido identificado con tu género y en cuál piensas que eres más bien una excepción? ¿Cuáles de estas áreas te preocupan más y sientes que debes entrenarte mejor? ¿Tienes una experiencia diferente respecto a la que yo estoy contándote en este artículo? Me encantaría que compartas tu opinión más abajo en los comentarios. Todo aporte será bienvenido!

¿Te ha gustado este artículo? ¿Qué te han parecido los consejos que te he compartido? Si quieres recibir más consejos, ideas y estrategias para aprender a ganar dinero vendiendo tu conocimiento, tu talento y experiencia, te invito a suscribirte gratis a mi newsletter semanal:Marketing & Negocios Profesionales.


Artículo escrito por Gabriela Turiano

Líder en maximizar y escalar pequeños negocios profesionales. "Mi misión es ayudarte a que aprendas cómo multiplicar tus ingresos sin duplicar tus horas de trabajo, maximizando tu empresa y escalando tu negocio. Así conseguirás ganar más en tu empresa, trabajando menos y lograrás más tiempo y libertad para disfrutar de tu familia." Entrénate conmigo sumándote gratis a mi nuevo curso Maximiza tu Empresa para ganar más, trabajando menos o visítame en www.gabrielaturiano.com.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.