5 Grandes países para emprender en el extranjero

¿Tienes en mente comenzar un negocio en el extranjero pero todavía no sabes por qué país decantarte? Cada vez es más habitual que los emprendedores opten por abandonar su ciudad natal y decidan lanzarse a la aventura en un país con un clima económico favorable para su proyecto. Por supuesto, no existe un único destino perfecto para todos los casos, muy por el contrario existen distintos factores que tendrán un impacto en tu actividad empresarial que deberás valorar, tales como la cultura del emprendimiento, los impuestos, las cuestiones burocráticos o los niveles de corrupción.

Además, hay que tener en cuenta que al iniciar un negocio en otro país, deberás adaptarte a sus costumbres y cultura, así como informarte de los gustos y las preferencias a nivel comercial, ya que te estarás enfrentando a un público completamente nuevo. Por todo ello y por mucho más, se trata de una opción tan excitante y ambiciosa como difícil en cualquier sector del mercado. Para ayudarte a tomar la decisión, te proponemos una serie de opciones que puedes tener en cuenta. ¿Estás preparado para el desafío?

5 Grandes países para emprender

1. Australia

Australia

Australia es un país en continuo crecimiento, con una baja tasa de desempleo e inflación, una deuda pública reducida y un fuerte sistema financiero. Estas condiciones han generado que el emprendimiento haya ganado especial relevancia en los últimos tiempos en este país. Además, el proceso de creación de empresa en Australia dura apenas dos días y tiene un coste relativamente bajo (aproximadamente 300 dólares). Cada año miles los jóvenes de todo el mundo se marchan a trabajar a Australia gracias a la cantidad de trabajo disponible, pero cada vez son más los que lo hacen con la idea de lanzar sus propios proyectos allí.

Al respecto, es importante destacar que el gobierno australiano ha propuesto introducir una nueva visa para todo aquel que quiera establecer un negocio en el país y que no requerirá ningún desembolso ni exigencias financieras obligatorias, únicamente demostrar un inglés vocacional. Por el momento, el gobierno federal ha dado su respaldo al programa en Australia del Sur, con el fin de fomentar el crecimiento empresarial y la inversión en el campo de la innovación. Un panorama todavía más alentador para dar el paso y vivir en Australia con tu nuevo negocio.

2. Estados Unidos

Estados Unidos

Estados Unidos, aún a día de hoy, sigue siendo “La Meca” del emprendimiento. Y no se trata únicamente de Silicon Valley… Nueva York, Seattle, Austin, Chicago y Boston son también algunos de los hubs tecnológicos y de emprendimiento más importantes a nivel mundial.

Entre las principales ventajas que ofrece Estados Unidos se encuentran las facilidades a la inversión extranjera, un mercado de más de 320 millones de habitantes, infraestructuras, madurez del ecosistema emprendedor y por supuesto: talento. En Estados Unidos están algunas de las mejores y más innovadoras universidades y además es un país receptor de talento. Cada año miles de jóvenes bien formados emigra a Estados Unidos desde todos los rincones del mundo para encontrar su oportunidad.

3. Alemania

Alemania

La reputación de la que goza Alemania como una nación destacada reside principalmente en la fortaleza de su economía, las oportunidades, la innovación la igualdad de género y la transparencia de su gobierno, factores de importancia clave a la hora de ocupar los primeros puestos en los ránkings de emprendimiento. Tanto es así que ciudades alemanas como Berlín, Hamburgo, Múnich o Colonia son escenarios que destacan por su tasa de desarrollo de startups, así como por otras ventajas relacionadas con su ambiente multicultural y la calidad de vida ofrecida.

Para comenzar un negocio en este país, principalmente, bastará con ir a la oficina de hacienda y rellenar unos formularios para que te entreguen tu identificación fiscal, aunque deberás informarte de si tu negocio necesita algún permiso especial, algo que depende del tipo de actividad desempeñada. Y aunque lo cierto es que tanto el desconocimiento del mercado como del idioma son obstáculos que no pueden ignorarse, todo es cuestión de dar el primer paso; hay que tener en cuenta que el inglés es una lengua extensamente hablada en este país. Otro factor a tener en cuenta es la facilidad de acceso y residencia, mucho más sencillo si tienes una nacionalidad de la unión económica europea.

4. Suiza

Suiza

En los últimos tiempos Suiza ha sido considerado como uno de los países más atractivos tanto para vivir como para trabajar, y no sólo por ser una de las naciones más ricas del mundo, sino también porque se ha convertido en una auténtica cuna para los nuevos negocios. Los factores que favorecen ese hecho son el fácil acceso al financiamiento, la detallada definición de su marco fiscal, los beneficios tributarios y una mano de obra altamente cualificada.

La creación de una empresa es verdaderamente fácil puesto que no requiere grandes formalidades. Si bien es cierto que no es un país que destaque por conceder importantes ayudas económicas, existe un gran abanico de instituciones y organizaciones dispuestas a prestar toda la ayuda requerida en la fase de creación empresarial, así que no hay motivo por el que frenarse.

5. Canadá

Canadá

Canadá es uno de los países más business-friendly, no sólo gracias a su fuerte apuesta por una iniciativa empresarial moderna, sino también por la oportunidad de gozar de una alta calidad de vida y de iniciar un negocio con gran visión de futuro con mano de obra cualificada. Por si todo ello no fuera suficiente, además la creación de una nueva empresa no requiere un capital mínimo y su proximidad cultural y territorial con Estados Unidos hace que prácticamente compartan mercado.

En definitiva, es uno de los mejores países del planeta para iniciar un negocio, especialmente para los inmigrantes y en los sectores que presentan un mayor crecimiento como las telecomunicaciones, el turismo, internet o la aeronáutica.

Además de esta selección de países, existen muchos otros con grandes hubs de emprendimiento como Israel o Singapur pero en estos casos la barrera idiomática puede ser mayor. ¿Cuál es tu experiencia? ¿Has emprendido en otro país? ¿qué facilidad de emprendimiento ofrece el tuyo?


Artículo escrito por Josean Muñoz

Apasionado de la tecnología, el marketing y la productividad. Me gusta escribir sobre estos temas y también sobre curiosidades en mi blog supercurioso.com

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.