6 de las mentiras más comunes acerca del emprendimiento

Seguramente, en tu camino como emprendedor te has identificado con ese entusiasmo inicial que todos experimentan al tomar la decisión de formar su propio negocio. Pero hay algunas mentiras que circulan mucho por ese ámbito, y es por eso que en este artículo te menciono algunas para que evites errores que podrían costarte caro.

Emprender es de esas cosas que se aprenden haciendo. Un día, después de quizá pensarlo mucho, por fin tomamos la decisión de “ir por mi cuenta, construir mi futuro siendo mi propio jefe”. ¿Te suena? Empezamos este camino con mucho entusiasmo, y eso es excelente, pero a veces nos falta información.

Y nos damos cuenta ya en el camino que no todo resulta exactamente como imaginamos. Y hay errores que cuestan más caro que otros.

Emprendimiento

Por eso, hoy te traigo 6 de las mentiras más comunes que tendemos a creer como emprendedores, para que aprendas a identificarlos y puedas trabajar en la solución en vez de que el problema te tome por sorpresa. O si estás pensando en ello, ¡enhorabuena! Muchos hubiéramos querido recibir esta información antes 😉

Así que aquí vamos…

1. Emprender es para todas las personas

Es muy fácil decir que si no me gusta el trabajo al que me dedico, pongo un negocio y listo. Lo siento, pero debo decirte que emprender es más que eso. Se trata de estar dispuesto a llegar lejos con lo que tú quieres, estar consciente que debes prepararte, capacitarte, tener una mentalidad abierta a todo lo que se presente en el camino. Además, debes estar preparado ante cualquier situación, ya sea económica, como personal.

2. Con solo tener un buen producto, ya soy emprendedor

No basta con un producto o una idea brillante. Eso es solo el comienzo. Necesitas trabajar en el desarrollo de habilidades que te servirán para construir un negocio exitoso, como las ventas, seguimiento de potenciales clientes, búsqueda de prospectos, manejo de equipos de trabajo, etc. No se nos ha educado para ser emprendedores, y todavía tenemos mentalidades y hábitos que nos puede bloquear, por lo que no descuides tampoco tu desarrollo personal.

3. Un emprendedor tiene más estrés que un empleado

No te voy a decir que sea fácil, ni tampoco que tendrás la fortuna de la noche a la mañana; lo que sí te puedo decir es que trabajar en tu propio proyecto te deja muchas satisfacciones. Siempre se enfrentan altos y bajos, eso es normal, pero como nadie te lo ha impuesto, lo harás de manera agradable, poniendo todo tu empeño. Todo eso te deja con una sensación de logro personal y de control de tu propio destino que es difícil de comparar 😉

4. Se necesita mucho dinero para emprender

Esta es una de las mentiras más frecuentes. Más que dinero, lo primordial es tener una visión clara de lo que quieres hacer, trazar la estrategia para llegar a tu meta e ir con pasos que te permitan desarrollar tu proyecto. Así te darás cuenta de los recursos con que cuentas y cuáles son los que te hacen falta, y te enfocas en buscar maneras de suplir esas necesidades. Pero sin organización y claridad, todo el dinero del mundo no podría asegurar el éxito de tu emprendimiento.

5. Un emprendedor no tiene jefe, ni cumple horario

Sí, es verdad que un emprendedor es el dueño de su propio negocio, pero de allí a que no cumpla horarios, ni tenga jefe, es muy diferente. Si tú no te pones compromisos contigo mismo acerca del horario y de cumplir los objetivos que te has trazado, te vas a demorar el doble de tiempo que si estuvieras trabajando para otro. No se trata de emprender pensando que lo harás a tu ritmo y en el horario que quieras, ojalá, y lamento decepcionarte pero no es así. Se trata de cambiar tus hábitos de trabajador dependiente, a los hábitos de un dueño de negocio.

6. El producto que yo ofrezco se vende solo

Si en verdad eres emprendedor, debes saber que en algún momento necesitas vender tu producto, ¿que no te gustan las ventas? Ups… esa es la primera habilidad que debes desarrollar, seguida de un buen servicio al cliente.

No te preocupes, vas a desarrollar estas y otras habilidades, que ya las tienes, solo que no te has dado cuenta de todo lo valioso que posees.

¿Qué te han parecido estas ideas? ¿Te ha tocado vivir más de alguna de estas situaciones? Cuéntame tu experiencia y tus preguntas en la sección de Comentarios.

¿Quieres aprender más? No dejes de suscribirte a mi boletín y obtendrás gratis el curso “Soy Networker, ¿y ahora qué?” con 5 pasos para convertirte en un profesional en redes de mercadeo.


Artículo escrito por Claudia Buitrago

Master Coach certificada de la escuela TISOC (España), ayudo al emprendedor que desea triunfar con su propio negocio. Conmigo aprenderás habilidades para vender más, hacer presentaciones efectivas y potenciar tu desarrollo personal.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Adolfo Uc Reply

    estoy empezando un negocio de mascotas con servicios domiciliarios, me interesa aprender como y/o que puedo hacer par captar mas clientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.