Administrando tu tiempo – por Brian Tracy

Quizás el más grande de los problemas que la gente tiene hoy en día es la pobreza de tiempo. La gente que trabaja tiene demasiado que hacer y muy poco tiempo para sus vidas personales. La mayoría de gente se siente abrumada con responsabilidades y actividades, y mientras más duro trabaja, más atrasada se sienten. Este sentimiento de estar en una caminadora sin fin puede causar que caigas en el modo de vida reactivo/receptivo. En lugar de claramente decidir lo que deseas hacer, tú continuamente reaccionas a lo que está sucediendo a tu alrededor. Pronto perderás todo sentido de control. Sientes que tu vida te controla, en lugar de que tú controles tu vida.

De manera regular, tú tienes que detenerte y evaluar tu situación y lo que estás haciendo. Tienes que detener el reloj y pensar seriamente acerca de quién eres y hacia dónde estás yendo. Tienes que evaluar tus actividades a la luz de lo que es realmente importante para ti. Debes dominar el tiempo en lugar de convertirte en un esclavo del flujo constante de los acontecimientos y demandas de tu tiempo. Y debes organizar tu vida para lograr el equilibrio, la armonía y la paz interior. Actuar sin pensar es la causa de toda falla. Tu capacidad de pensar es el rasgo más valioso que posees. Si mejoras la calidad de tu pensamiento, mejoras la calidad de tu vida, a veces inmediatamente.

El tiempo es su recurso más preciado. Es lo más valioso que tiene. Es perecedero, es irremplazable, y no se puede guardar. Sólo puede ser reasignado de actividades de menor valor a las actividades de mayor valor. Todo el trabajo requiere tiempo. Y el tiempo es absolutamente esencial para las relaciones importantes en tu vida. El acto mismo de tomar un momento para pensar en tu tiempo antes de gastarlo comenzará a mejorar la administración de tu tiempo personal inmediatamente.

Yo solía pensar que la administración del tiempo era sólo una herramienta de negocios, como una calculadora o un teléfono celular. Era algo que utilizaste para poder hacer más cosas en un período de tiempo más corto y, eventualmente recibir más dinero. Luego me enteré de que la administración del tiempo no es una actividad marginal o habilidad. Es el pilar básico sobre el cual todo lo demás en la vida depende.

En tu vida laboral o de negocios, hay muchísimas demandas en tu tiempo de otras personas que muy poco de tu tiempo es tuyo para usarlo como elijas. Sin embargo, en casa y en tu vida personal puedes ejercer una enorme cantidad de control sobre cómo utilizar su tiempo. Y es en esta área que deseo enfocarme.

La administración del tiempo personal empieza contigo. Comienza con tu pensamiento a través de lo que es realmente importante para ti en la vida. Y sólo tiene sentido si lo organizas en torno a cosas específicas que quieres lograr. Tienes que establecer objetivos en tres grandes áreas de tu vida. En primer lugar, necesitas metas familiares y personales. Estas son las razones por las que te levantas por la mañana, el por qué trabajas duro y mejoras tus habilidades, el por qué te preocupas por el dinero y, a veces sentirte frustrado por las exigencias en tu tiempo.

¿Cuáles son tus metas personales y familiares, tanto tangibles como intangibles? Una de las metas concretas de la familia podría ser una casa más grande, un mejor coche, un televisor más grande, unas vacaciones, o cualquier otra cosa que cueste dinero. Uno de los objetivos intangibles sería construir una relación de mayor calidad con tu cónyuge e hijos, pasar más tiempo con tu familia, salir a pasear o leer libros. Alcanzar estos objetivos familiares y personales son la verdadera esencia de la administración del tiempo, y su principal objetivo.

La segunda área de metas son las metas de tu negocio y de carrera. Estos son los objetivos de la forma, el medio por el cual alcanzas tus metas personales. ¿Cómo puedes alcanzar el nivel de ingresos que te permitirán cumplir con tus metas de la familia? ¿Cómo puedes desarrollar las destrezas y habilidades para mantenerte por delante de la curva de tu carrera? Las metas de negocios y profesionales son absolutamente esenciales, especialmente cuando se equilibran con las metas familiares y personales.

El tercer tipo de objetivos son tus objetivos de desarrollo personal. Recuerda, no puedes lograr mucho más en el exterior de lo que has logrado en el interior. Tu vida externa será un reflejo de tu vida interior. Si quieres lograr cosas que valen la pena en tu su vida personal y profesional, debes convertirte en una persona que vale la pena en tu propio desarrollo. Debes construirte a ti mismo si quieres construir tu vida. Tal vez el mayor secreto del éxito es que puedes convertirte en lo que realmente quieras para conseguir cualquier meta que realmente quieras lograr. Pero para hacerlo, tienes que ir a trabajar en ti mismo y nunca detenerte.

Una vez que tienes una lista de tus metas personales y familiares, tus metas de negocios y de carrera, y tus metas de desarrollo personal, entonces puedes organizar la lista por orden de prioridad. Esto nos lleva a la diferencia entre las prioridades y posterioridades. Con el fin de tener tu tiempo personal bajo control, debes decidir con toda claridad entre tus prioridades. Debes decidir en las cosas más importantes que podrías estar haciendo para darte a ti mismo la misma cantidad de felicidad, satisfacción y alegría en la vida. Pero al mismo tiempo, debes establecer posterioridades también. Al igual que las prioridades son las cosas que haces más y más pronto, las posterioridades son cosas que haces menos y más tarde.

El hecho es que tu agenda está llena. No tienes tiempo libre. Tu tiempo es extremadamente valioso. Por lo tanto, para que puedas hacer algo nuevo, tendrás que dejar de hacer algo viejo. Para poder involucrarte en algo, tendrás que salirte de otra cosa. Con el fin de recoger algo, tendrás que poner algo a un lado. Antes de hacer cualquier nuevo compromiso con tu tiempo, debes decidir con firmeza qué actividades vas a descontinuar en tu vida personal. Si deseas pasar más tiempo con tu familia, por ejemplo, debes decidir cuáles son las actividades a las que actualmente te dedicas que te impiden hacerlo.

Uno de los principios de la administración del tiempo dice que el tiempo duro trae tiempo suave. Esto significa que el tiempo duro, como el trabajo, impulsará al tiempo tranquilo, como el tiempo que pasas con tu familia. Si tú no consigues realizar tu trabajo en la oficina porque no usas bien tu tiempo, casi invariablemente tienes que robar ese tiempo de tu familia. Como resultado, dado que tu familia es importante para ti, te encuentras en un conflicto de valores. Te sientes estresado e irritable. Sientes una tremenda cantidad de presión. Sabes en tu corazón que debes pasar más tiempo con las personas importantes en tu vida, pero dado que no realizaste tu trabajo, tienes que cumplir con esas responsabilidades antes de poder pasar tiempo con tu cónyuge e hijos.

Piénsalo de esta manera. Cada minuto que desperdicias durante el día que amanece es tiempo del cual tu familia se verá privada. Así que concéntrate en el trabajo cuando estás en el trabajo, para que puedas concentrarte en tu familia cuando estás en casa.

Hay tres preguntas claves que puedes hacerte continuamente para mantener tu vida personal en equilibrio. La primera pregunta es, ¿Qué es realmente importante para mí? Siempre te encuentras con demasiadas cosas que hacer y muy poco tiempo, detente y pregúntate: ¿Qué es lo que es realmente importante que yo haga en esta situación? A continuación, asegúrate de que lo que estás haciendo es la respuesta a esa pregunta.

La segunda pregunta es, ¿Cuáles son mis mayores actividades de valor? En tu vida personal, esto significa, ¿Cuáles son las cosas que hago que me dan el mayor placer y satisfacción? De todas las cosas que yo podría estar haciendo en un momento dado, ¿cuáles son las cosas que podría hacer para agregar mayor valor a mi vida?

Y la pregunta final para que la hagas una y otra vez es: ¿Cuál es el uso más valioso de mi tiempo en este momento? Dado que sólo puedes hacer una cosa a la vez, constantemente tienes que organizar tu vida de manera que estés haciendo una cosa, la cosa más importante, en todo momento. La administración del tiempo personal te permite elegir qué hacer primero, qué hacer en segundo lugar, y qué no hacer en absoluto. Te permite organizar todos los aspectos de tu vida, para que puedas obtener el mayor gozo, felicidad y satisfacción de todo lo que haces.

— por Brian Tracy, http://www.briantracy.com
— http://www.redtienda.com/newsletter131.htm#1


Artículo escrito por fxtrader

Me encantan los negocios y sueño con convertirme en un exitoso empresario. Me gusta compartir con otros emprendedores y trabajar cada día por mis proyectos.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.