Cinco errores que impiden la Eficacia Directiva

En la entrega de los artículos anteriores conociste los puntos fuertes que deberían potenciarse para la eficacia directiva, los cuales te comenté en el artículo que denomine “Los cinco consejos para la eficacia de un gerente” con la profundización posterior de cada uno de esos consejos.

En este artículo me voy a referir a aquellos errores, aquellas cosas que impiden alcanzar la eficacia por parte de la gerencia o dirección de la empresa. No podemos pretender ser perfectos, pero sí reducir al mínimo esos CINCO ERRORES más comunes que, constantemente comenten los directivos.

Supongo que al leer este artículo estés pensando en algunos de los errores que se cometen en tu empresa. Pues detente por un momento en la lectura y escribe los cinco errores en los que estás pensando, luego compara con los que te voy a relacionar.

Para hablar sólo de cinco, porque te aseguro que hay muchos más, pero los que afectan directamente a los resultados de nuestro trabajo diario son los siguientes:

Eficacia Directiva

Eficacia Directiva

1. Pretender ser otra persona

Probablemente en los corrillos o en tu área de trabajo has escuchado que alguien le dice a otro ¡Sea usted mismo no pretenda ser otra persona, sea original!

La persona que opta por parecerse a otro, está limitando su mejoramiento continuo.  Pues conocer las propias limitaciones, nuestras capacidades, nuestras fortalezas, nuestras debilidades es la clave para la mejora continua de nuestros resultados. Esto tanto en  el aspecto puramente laboral como psicológico. No podemos aspirar a ser alguien que no somos, ni llegaremos a ser nunca. Hay que ser uno mismo.

Es positivo tomar ejemplo de aquellas personas que pueden transmitirnos conocimientos y experiencias, pero no debemos copiar actitudes, ni reproducir las mismas formas o estilos de actuar, de dirigir o de comportarse de los jefes.

2. Seleccionar subjetivamente a las personas

Debemos dejar a un lado las preferencias, para la empresa priman los intereses generales sobre los particulares, están en juego los resultados. Por lo tanto al escoger a los aspirantes a un cargo debemos escoger aquellos que demuestran capacidad y conocimientos sustentados en  resultados.

Con este perfil el aspirante podrá entender claramente el contenido de su trabajo y de lo que él se va a exigir.

Tampoco podemos seleccionar a las personas pretendiendo que se parezcan a nosotros, las  personas han de ser tal como son. Este caso puede darse en el momento de buscar un sucesor.

En este caso no esperemos encontrar un doble que nos sustituya, lo único que conseguiremos será prolongar en el tiempo un mismo estilo de dirección. Puede ser que se repitan las mismas virtudes, pero ocurrirá lo mismo con los defectos y las debilidades.

3. Actuar por propia conveniencia

Una de las características del directivo eficaz es la dar buen ejemplo. Caso contrario si el gerente antepone sus preferencias personales a las prioridades de la empresa. Ocurre que no siempre lo que necesita la empresa, la tarea que requiere una atención prioritaria, son las que más nos gusta llevar acabo;  pero si son las que conducen al equipo de trabajo a los mejores resultados. Por lo tanto la recomendación es, trabaje con mentalidad de empresa, y no invierta su tiempo  en satisfacer sus preferencias de trabajo.

4. Abdicar a la delegación

Se delegan las funciones pero no se delega la responsabilidad. Delegar es algo más que encargar de una tarea a un colaborador; la delegación consiste en un proceso de tres pilares: Responsabilidad, autoridad y libertad. Cuando se encarga una tarea se delega la libertad y la autoridad, pero nunca la responsabilidad.

El jefe o gerente debe asumirla en toda su extensión pero realizando un seguimiento continúo de la tarea para efectuar los cambios necesarios cuando las cosas no transcurran como se había esperado.

5. Ser prisionero de la propia empresa

Conocer el funcionamiento interior de la propia empresa es imprescindible, pero el gerente ha de saber que es en el exterior donde se encuentran los resultados; resultados que crea el cliente y no el empresario.

Dentro de la empresa sólo hay costos. Por lo tanto no se encierre en su lugar de trabajo, salga y sienta los cambios que, con gran rapidez, se suceden en la tecnología, los conocimientos, la demografía, o la dirección empresarial.

Espero que hayas podido cotejar los errores que has visto en tu propia empresa. Saca tus propias conclusiones y aplica los tips que te compartí en este artículo.

Adaptado del manual de trabajo “Resultados- Objetivo de Management” desarrollado por Carlos Montanyá”

Te deseo muchos éxitos.

Ricardo  Torres G.
Director de cómo Crear Empresa
www.comocrearempresa.com


Artículo escrito por rtgasesorias

Emprendedor con alta vocación de servir. Experiencia en el área Comercial, Marketing y Administración a nivel de dirección en el sector financiero. Asesor Empresarial. Docente universitario en Finanzas, Evaluación de Proyectos, Administración y Emprendimiento.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.