Consejos para mejorar el rendimiento en el trabajo

Muchas veces se nos exige que mantengamos un ritmo constante en nuestro trabajo, pero esto puede llegar a ser muy difícil, ya que además de tener una vida profesional tenemos también una personal, que también nos exige tiempo y energías.

Incrementar nuestra productividad no es un proceso que se realiza de la noche a la mañana, es un conjunto de bueno hábitos que debemos realizarlos constantemente.

A continuación menciono simples consejos que podrían ayudar a incrementar tu desempeño en el trabajo, incrementar tu productividad y aprovechar al máximo las horas de tú trabajo.

Rendimiento en el trabajo

1.- Levántate Temprano

La clave para comenzar exitosamente un día, es llegar unos 15 a 20 minutos antes a tu trabajo, cargado con todas las energías que un desayuno y unos minutos de ejercicios generan.

Si te levantas temprano podrás ejercitarte tranquilamente, podrás desayunar alimentos nutritivos sin presión de la hora y conversando con tu familia. Al llegar unos minutos antes a trabajo, te dará tiempo para saludar a tus compañeros, socializar un poco y lo más importante podrás planificar debidamente el día.

2.- Planifica tu día

Dedica entre 20 y 40 minutos a esta tarea y, por ningún motivo, pienses que es tiempo perdido. Todo lo contrario: la definición de una buena agenda de trabajo te permitirá priorizar con certeza y avanzar en los temas realmente importantes.

Haz tu lista de tareas prioritarias para el día, para no perder el tiempo en tareas de menor importancia o intranscendentales.

3.- Organiza tu espacio de trabajo

Si deseas mejorar el rendimiento en tu trabajo elimina primero el desorden  de tu espacio laboral.  

Si no utilizas algo en tu escritorio como engrampadoras, pisapapeles, las hojas borrador del informe del mes pasado o el regalo de la navidad pasada. Elimine estos objetos de su oficina que no utiliza regularmente, cree un espacio limpio de trabajo.

Elimina todas las pequeñas notas de recordatorio adjuntas a tu teclado, a la pantalla de tu ordenador, o las que se encuentren esparcidas en tu escritorio. Guarda la información de estas pequeñas notas en un archivo en la computadora o en un organizador personal y luego tira a la basura todas estas pequeñas notas.

4.- Evite las distracciones.

Un estudio realizado por Bayt.com “Rest and Recreation Habits”, estableció que los trabajadores dedicamos un 40% del día jugando con nuestros teléfonos celulares yo navegando en internet por pura diversión.

No pierda de vista la perspectiva, ni sus valores. Recuerde que el éxito  raramente se logra sobre avances revolucionarios o extraordinarios, el éxito se logra a través de la constancia y del progreso sostenido.

5.- Establezca pequeños objetivos y recompensas al llegar a ellos.

El camino a la conclusión de un proyecto u objetivo puede llegar a ser largo: ¿Cuánto tiempo le tomará lograr 100 ventas en un día?,  ¿Cuánto tiempo le tomará llegar a Gerencia?, ¿Cuánto tiempo le tomara ser empleado del mes?, ¿Cuánto tiempo le tomara incrementar la productividad de la planta?, etc.

Pero no deje que la distancia del objetivo lo desanime, si tiene un proyecto u objetivo de largo plazo, recorte el camino en tareas a corto plazo y recompénsese usted mismo al concluirlas, dese un descanso, regálese algún traje que le guste, salga a cenar con sus amigos, etc.

Si realiza esta tarea usted tendrá un  sentimiento de ganador en un periodo corto de tiempo y no tendrá que esperar al final del proyecto para lograr experimentar esta emoción.  

“El sentirnos ganadores nos motiva a seguir desafiándonos y seguir triunfando.”

6.- Una tarea a la vez

La correcta planificación de tus actividades y la firme decisión de realizar primero las tareas más difíciles te permitirá tener la capacidad para atender un tema a la vez. El objetivo es que realmente te concentres para resolver problemas o planear nuevos negocios o procedimientos. Trata de evitar distracciones y guíate por tu agenda de trabajo.

7.- Haz preguntas

¡Si no sabes algo realice una pregunta!

Muchas veces nos quedamos callados ante alguna duda que nos surge al realizar un procedimiento, una tarea o una actividad. Tenemos miedo de hacer el ridículo lanzando una pregunta tonta, la cual ya todos saben la respuesta excepto nosotros mismos.

Por más tonta que parezca la pregunta: “Realícela”. No existe peor tonto que el que se queda callado ante la adversidad. Tratar de encontrar por usted mismo la respuesta puede costarle muchas horas de su trabajo, al final del día no será tachado como tonto, si no como improductivo o incompetente.

8.- Aprende a decir que ¡No!

Aprender a decir que No a los demás (en especial a los superiores) puede llegar a ser bastante difícil, pero muchas veces es necesario.

Si usted sabe que tiene responsabilidades que le tomarán bastante tiempo, debe aprender a excusarse ante las solicitudes de actividades que usted sabe que no podrá realizarlas.

Si se recarga de tareas, no podrá acabar con algunas y las que termine no las habrá realizado con toda la calidad que su nivel como profesional ofrece. El no saber decir que “No” lleva a la improductividad.

9. Cuida tu salud.

La buena salud y el buen equilibrio entre la vida laboral y personal incrementa nuestra productividad en el trabajo.

Una encuesta reciente realizada por Bayt.com revela que los profesionales en el Medio Oriente y África del Norte están muy interesados ​​en mantener un equilibrio entre trabajo y vida sana. De hecho,  el 26,9% de los profesionales encuestados creen que su falta de equilibrio en la vida laboral ha puesto en peligro su salud y felicidad mental, y un asombroso  64,8% de ellos siquiera aceptar una reducción salarial para tener más tiempo libre en su trabajo.

Para mantener un rendimiento óptimo en el largo plazo debes estar física y mentalmente sano, además evitarás el estrés y el agotamiento,

Comer bien, dormir lo suficiente e incluir un poco de ejercicio a tu rutina, incrementarán tu salud y productividad.

10.- Pon el corazón en tu trabajo.

La pasión es uno de los pilotos más importantes para el éxito. Si tu corazón y tu alma no se encuentran en lo que estás haciendo, probablemente no vayas a colocar tú mejor esfuerzo.

Medita un poco y averigua qué es lo que necesita tu trabajo para convertirlo en algo que te encantaría realizarlo.

Asegúrate de que tus valores se vean reflejados en lo que haces y muestrate genuino en todo momento.


Artículo escrito por JORGE JAIME DAZA RAMIREZ

Lic. en Contaduría Pública, Magister en Finanzas Públicas, .....¡¡Emprendedor a tiempo completo!!

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

6 Comentarios en este artículo
  1. Zuly Reply

    Excelente articulo

  2. Orlando Soto Reply

    Muy bueno.

  3. Irina Claudia Popescu Reply

    Bueno…muy bine a lo mejor no ha leido o no lo ha entendido yo bien…se trata de las que trabaja en una oficina, o por lo menus se puede aplicar en una ofcina,…
    Una pregunta y espero respuesta…Como puedo “pierder” 20 o 40 minutos al dia planificando mi trabajo cuando yo ya tengo que hacer trabajo para 2 personas y no me clona nadie y de mandarme ayuda…ni hablar!!!!!
    La teorica somos lo9s mejores, pero la practica ..ne mata a todos!

    • JORGE JAIME DAZA RAMIREZ Reply

      Hola Irina !!!!

      Muchas gracias por tu participación y comentario !!!!

      Como tu bien lo dices en la práctica es mucho mas difícil realizarlo, pero como observarás son hábitos que se van forjando día a día, por ejemplo: particularmente me ayuda mucho tomarme unos minutos planificar el día, priorizar algunas tareas, ver que cuentas debo pagar el día de hoy, que obligaciones familiares debo cumplir, etc. Algunos días me toma 10 minutos, algunos días uso 30 minuto para esta actividad o en algunos casos lo hago mientras desayuno..

      Muchas gracias por el comentario, te envió un fraternal saludo !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.