Cuentas corrientes remuneradas

Una forma de obtener un rendimiento para nuestros excesos de tesorería pero con disponibilidad total de nuestro dinero son las cuentas corrientes remuneradas.

Este tipo de producto financiero nos ofrece menos rendimiento que los depósitos a plazo fijo pero con la ventaja de una liquidez total para poder disponer de nuestro dinero en cualquier momento.

Las cuentas remuneradas son muy parecidas a las cuentas corrientes tradicionales pero con algunas características especiales, en primer lugar este tipo de cuenta no cobra comisiones de ningún tipo y ofrecen un atractivo tipo de interés.

En la actualidad la oferta de este producto financiero es amplia pero conviene leer la letra pequeña ya que suelen atraer a los posibles clientes con una elevado TAE pero sólo para los primeros meses, pasados los cuales baja bastante. En este sentido es interesante no dejarnos engatusar por el tipo de interés inicial y escoger el mejor tipo de interés pasado ese periodo inicial.

También conviene tener claro que este tipo de cuentas no suelen admitir domiciliaciones de recibos, por lo que la operativa de la cuenta es sólo para sacar un dinero extra a nuestros excesos de tesorería mientras los tengamos, no es una cuenta operativa.

Es recomendable contar con este producto ya que lograremos un rendimiento por nuestro dinero y aunque no tengamos saldo no es un problema ya que son cuentas sin coste ya que no tienen ningún tipo de comisiones.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.