Saltar al contenido

El trabajo remoto: La receta para el balance entre lo personal y lo laboral

el 20 mayo 2020

Esta nueva realidad que compartimos nos ha hecho adaptar nuestras costumbres, trabajo y educación a hacerlo dentro de cuatro paredes. Esto ha traído consigo un término con el que nos hemos tenido que familiarizar: “el trabajo remoto”, ese que en su mayoría lo relacionamos con Silicon Valley y sus empresas de tecnología llenas de millennials que de alguna manera nos hacen sentir que somos inferiores.

El trabajo remoto ha estado alrededor de mi vida desde antes de que se desatara esta pandemia. Mi madre, que es profesora de inglés, desde hace por lo menos 8 años atrás al ver lo difícil que es transportarse en Bogotá para llegar donde se encontraban sus estudiantes, optó por la idea de cambiar horas interminables en un bus por enviar un link de Skype​ mientras tomaba su café. Recuerdo incluso, que a veces mi alarma para despertarme entre semana era una canción que repetía los verbos en inglés a las 5 am. Ella empezaba dependiendo de la disponibilidad de sus estudiantes, de esta manera logró una flexibidad y balance en su vida que hizo cambiar hasta su estado de ánimo. Esto era algo que quería lograr en mi vida.

Trabajo remoto

Hace 4 meses entré a un equipo de trabajo que trajo un equilibro entre lo personal y lo laboral, miles de aprendizajes y pasión por lo que hago. Hago parte de Voice123, empresa creada hace 17 años por Alexander Torrenegra. Desde su inicio ha estado conformada internamente por personas en diversas partes del mundo y además parte de nuestro trabajo incluye conectar personas sin importar su país de residencia, idioma o cultura.

Una de las principales causas por las cuales hoy en día existe un desacuerdo con el trabajo remoto es porque muchas compañías se olvidan que, así como adaptaron sus oficinas físicas, ahora deben seguir haciéndolo, solo que debe ser en la casa de cada uno de sus trabajadores. Con esto me refiero a que deben proveer computador, herramientas e incluso crear un espacio ergonómicamente adecuando para cada uno de los miembros del equipo. El bienestar de su equipo va a verse reflejado en la productividad y la calidad del trabajo.

El trabajo remoto tiene muchas ventajas además de trabajar en pijama y ponerse algo encima para disimular en las videollamadas, también te da la oportunidad de trabajar con personas de diversas culturas, de poder invertir tu tiempo eficientemente e incluso viajar sin preocuparte por pedir tiempo de vacaciones. Para que esta flexibilidad y comodidad exista requiere de estructura, manejo del tiempo y comunicación, mucha comunicación.

Les contare mis aprendizajes resumiéndolo en 3 grandes temas:

  • Disciplina y manejo del tiempo: Trabajar desde la casa no significa que no tengas rutina, es​  importante crearla reflejando en tu calendario las tareas que vas a realizar tanto en lo laboral como en lo personal bloqueando el tiempo que le vas a dedicar a cada una, esto ayuda a la organización y también va ligado a una comunicación efectiva con el equipo, quienes pueden ver qué haces y cuando. Es importante crear tareas acordes al tiempo que le estas designando, esto impide que te quedes más tiempo de lo esperado trabajando, en otras palabras, te ayuda a invertir eficientemente tu tiempo.
  • Comunicación: Toda la comunicación debe manejarse a través de alguna plataforma de​ mensajería instantánea (como lo es Slack​) esto permite que haya inmediatez en la comunicación y no sea como en tiempos pasados que al usar email teníamos que esperar hasta 3 días. Aprender a manejar distintos tipos de comunicación y tener diferentes canales con temas específicos entre equipos o toda la empresa ayuda a mantener una comunicación organizada.
  • Productividad: Hoy en día un concepto muy arraigado entre productividad y el número de​ horas que pasas frente al computador, en esta compañía desmentimos esta correlación, nuestra estrategia de productividad va enfocada en resultados, entendemos que hay días productivos, momentos y situaciones para reuniones. Fijamos objetivos semanales, esto generalmente se hace en una reunión al inicio de la semana con el equipo. No juzgamos en caso de que alguno quiera tomarse un miércoles <inserte cualquier día acá> para jugar playstation <inserte acá cualquier actividad que te ayude a conservar la cordura> siempre y cuando no se ponga en riesgo los objetivos y resultados.

Hoy en día muchos han adoptado el trabajo remoto por obligación y sin que su empresa esté estructurada para hacerlo, esto ha traído mas estrés de lo normal como jefes pidiendo selfies frente a los computadores para verificar que estén trabajando. Creo que esta crisis nos está abriendo la oportunidad para cambiar nuestra forma ver el trabajo y cómo hacerlo, es importante tener la mente abierta en estos momentos.

Creemos que la productividad de las personas va ligada con el balance que tenga entre su vida y el trabajo, creemos que debemos ser lo que queremos ver, es por esto que hemos decidido dar nuestro granito de arena creando un proyecto en nuestra página web dónde estamos compartiendo al público nuestra forma de trabajar, lo aprendido, los procesos que recomendamos que se deben implementar y las herramientas que usamos para que el trabajo remoto sea productivo y enriquecedor.

¡Es momento de ayudarnos entre nosotros, es momento de crear la humanidad que queremos ver y que mejor que compartiendo de lo que sabemos!

Acerca del autor: Este artículo fue escrito por Maria Alejandra Lozano.

Artículos Recomendados:

Escrito por

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.