Gestión de RRHH

Los reglamentos de la empresa contienen las normas de comportamiento del personal y contempla que debe hacerse, como comportarse y que conducta es la más adecuada para mantener un buen clima y moral en la empresa.

Se necesitan reglamentos o normas operativas para todos los aspectos de la organización, sin embargo, la preparación y diseño del contenido de los mismos provoca inevitablemente polémicas entre la empresa y los trabajadores. Los principios sobre los cuales se basan estos reglamentos o normas, son:

  1. Todos los trabajadores deben recibir un trato justo y equitativo y este tratamiento debe ser consistente y programado en el tiempo.
  2. Los derechos de los trabajadores deben ser reconocidos, como tener un trabajo digno y satisfactorio y el trabajador debe ser consultado antes de que se lleven a cabo cambios que le puedan afectar.
  3. La democracia interna y no la autocracia, propiciará el mejor funcionamiento de la empresa; con la cooperación se logrará mayor éxito que con medidas de presión o coercitivas.

Muchos empresarios consideran estos principios demasiado liberales y critican las acciones de su departamento de personal por ser demasiado escrupulosos y por tanto opuestos a los objetivos de la empresa, es decir, la obtención de beneficios, por encima de cualquier planteamiento en este sentido.

En nuestro trabajo de consultoría hemos comprobado que en las empresas donde se desarrollan funciones basadas en los principios que hemos enumerado anteriormente, son más eficaces y efectivos que en aquellas empresas que aún siguen operando con sistemas tradicionales y obsoletos en la gestión de personal y recursos humanos.

También hemos observado que las empresas de mayor éxito mantienen una combinación de ambos extremos, con políticas basadas en el buen juicio y principios dignos en el tratamiento al personal.

A continuación señalamos los reglamentos principales en las distintas áreas del Departamento de Recursos Humanos:

Empleo. Contratación de personas cualificadas y con experiencia, ofreciéndoles la oportunidad de un empleo satisfactorio y un sueldo en función de sus características personales y profesionales, buenas condiciones de trabajo, seguridad y posibilidades de promoción.

  • Formación. Facilitarles la formación y aprendizaje para que cada empleado pueda llevar a cabo su trabajo eficientemente y prepararse para la promoción interna y el acceso a otras áreas de mayor responsabilidad.
  • Relaciones laborales. Mediante un procedimiento adecuado para resolver de forma eficaz los conflictos internos, mejorando las relaciones entre la Dirección y el conjunto de los empleados.
  • Sueldos e incentivos. Con remuneraciones similares a las demás empresas del sector pero dentro de una estructura que reconozca las diferencias y habilidades de cada trabajador.

Cada uno de estos reglamentos cubre un amplio espectro en las relaciones internas, pero a veces deben ser ampliados con otras reglamentaciones adicionales bajo otros epígrafes.

Todos los reglamentos internos de la empresa que se refieran a las relaciones de ésta y sus trabajadores, políticas de remuneraciones, incentivo, conductas, etc. debe ser escrupulosamente observados por todos aquellos a quienes conciernen.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.