Hábitos de las personas efectivas

Las personas efectivas son aquellas que saben administrar de forma productiva su tiempo, cumplen los objetivos que se proponen y en general tienen el control de sus vidas.

Las personas efectivas han aprendido a adoptar hábitos productivos que los llevan a excelentes resultados:

Los hábitos productivos que generan eficiencia, excelencia, éxito, autorrealización, prosperidad, creatividad, etc. Se van aprendiendo y todo comienza con la mejor disposición a hacerlo, definir el propósito de ser una persona efectiva, alguien que cumple los objetivos que se propone y por ello cada día va aumentando sus competencias.

Los hábitos de las personas efectivas:

hábitos de las personas efectivas

  • Orientado a la proactividad:

La proactividad significa iniciativa, compromiso, responsabilidad y la libertad de elegir respuestas positivas tanto a los estímulos positivos como los negativos. La gente efectiva es proactiva, porque su actitud está comprometida en cumplir los objetivos establecidos. La proactividad implica responder preguntas como las siguientes: ante este problema ¿qué oportunidades puedo encontrar?, ¿qué cambios puedo anticipar en el mercado?, ¿qué hago para que este día sea más eficiente que ayer?, ¿cómo pueden innovar?, etc.

  • No ser víctima de la procrastinación:

La persona efectiva está consciente que el éxito se logra con mucho orden en todo lo que se hace, por ello no cae en la procrastinación de ir dejando que el trabajo se acumule, se exige a sí mismo/a para mantener todo bajo control, ese nivel de responsabilidad al paso del tiempo hace grandes diferencias.

  • Apasionado por el aprendizaje:

La eficiencia es una carrera interminable y todos los días se puede ir aprendiendo nuevas cosas, ponerlas en práctica para encontrar una mejor forma de efectuar el trabajo. La persona efectiva lee todos los días, busca más información a fin de desarrollar las suficientes competencias que le permitan hacer mucho más en menos tiempo.

  • Se concentra en sus objetivos:

Varias personas fallan en este punto, porque la concentración tiene un efecto contundente en la Creación de Un Nuevo Mapa Mental. La persona efectiva, dice no a todas las distracciones u objetivos que son de segundo o tercer nivel. Si alguien se concentra muy en serio en sus objetivos, comenzará a dar pasos muy grandes en la dirección correcta.

  • Mantener hábitos saludables que ayuden a disponer de suficiente energía:

Estos hábitos incluyen lo siguiente: dormir lo suficiente, hacer ejercicio con regularidad, destinar espacios para despejar la mente, compartir con la familia, etc. La persona que aspira a conquistar metas importantes en su vida, necesita sentir que dispone de la energía suficiente para hacer un buen trabajo con ánimo y claridad mental.

  • Aprender de los errores y tener un gran control emocional:

Los hábitos productivos reducen las posibilidades de errores, pero no los eliminan, en especial cuando se está en nuevos territorios y la única forma de aprendizaje es la práctica. La persona efectiva aprende de sus errores y tiene el suficiente control emocional para sobreponerse a la adversidad. Usando la Técnica de las Afirmaciones se va teniendo dominio de sí mismo.

  • Enfrentar las labores más complejas:

El triunfador no se esconde de las labores complejas, sino que las enfrenta, hasta encontrar su solución, sabe que en las pruebas más difíciles es donde la mayoría sucumbe y opta por el camino más fácil, pero que no produce los resultados que se andan buscando.

Posees un potencial maravilloso y es el momento de llevarlo al más alto nivel, descubre materiales que te ayudarán a un estupendo Desarrollo Personal, descarga tus Regalos Especiales.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Juan Camilo Reply

    Como dice una celebre frase: “trabajar, trabajar y trabajar”. Creo que aplica mucho a al hora de alcanzar nuestros objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.