Hablando en Público

Posiblemente muchos de nosotros nos desenvolvamos muy bien en las tareas cotidianas de nuestros empleos o bien llevando nuestra joven empresa a lo más alto pero ¿Y hablar en público? ¿Seríamos capaces? Para aquellos que desconocen las técnicas más básicas que se pueden adoptar en cualquier conferencia o presentación aquí traemos una serie de consejos prácticos que no te puedes perder:

Antes de nada, la imagen es uno de los elementos más importantes, olvida los chicles, las pulseras llamativas y cualquier ornamento que consideres que pueda interferir en la atención de los oyentes, debes llevar un vestido o traje acorde con la situación. Existen conferencias más formales y otras que incluso te permitirán ir como vistes para salir a la calle, debes informarte ya que lo que deseas es que los asistentes presten la mayor atención posible a tus presentaciones y no se pierdan en detalles de tu vestimenta.

No hay nada peor que llegar a una conferencia y no haberse preparado correctamente, esto sería una bomba de relojería que unida a tus nervios harían que tus posibilidades de éxito sean mínimas. Por lo que debes prepararte todos aquellos puntos de los que tengas que hablar, aprendértelos de memoria y conocer el tema completamente ya que posiblemente al finalizar te planteen preguntas que tendrás que responder, daremos por supuesto que habrá gente entendida del tema que tenga inquietudes y te realizará preguntas concretas y difíciles.

Una vez tengas preparados los contenidos tendrás que elegir el medio por el que vayas a realizar tu presentación como PowerPoint o programas similares. A modo de consejo, te recomendamos que te apoyes en estos medios tecnológicos únicamente para acompañar a tus palabras e ilustrar al público con gráficos e imágenes, lo más importante es que hables tu, los asistentes lo agradecerán.

Después de haber preparado el grueso de la presentación, tendrás que informarte de dónde y a quién vas a dar la conferencia, no es aconsejable llegar al recinto sin conocimiento del lugar ni de la procedencia de tus asistentes. Es importante que llegues con suficiente tiempo como para poder comprobar que todos los elementos que vas a necesitar en la sala funcionan correctamente.

Sabiendo que los problemas aparecen cuando menos los esperamos, es muy importante que realices una copia de seguridad de todo tu trabajo en cualquier dispositivo de almacenamiento que dispongas, puede ser un USB o CD al que puedas recurrir a él en caso de pérdida.


Artículo escrito por Javier Diaz

Soy un Joven emprendedor apasionado por la tecnología, la educación y los negocios. Blogger en Negocios y Emprendimiento, creador de Emprendices, Co-fundador de Net Masters y Docente de Emprendimiento.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.