Saltar al contenido

¿Qué hago cuando siento que me quiero rendir?

el 11 noviembre 2015

Bienvenido a un nuevo artículo. Mi nombre es Osvaldo Acabá y hoy les voy a hablar sobre que hacer cuando te sientes que te quieres rendir.

Hoy me cuesta trabajo hacer lo que tengo que hacer.

Si alguna vez has luchado para ser consistente con algo que te importa, tal vez mi lucha va a resonar contigo también.

Ya han pasado 417 días desde Agosto del 2014. Esa es la fecha cuando comencé a publicar artículos en mi blog estrategiamoderna.com ya paso 1 año. Durante ese año super glorioso y algunas veces frustrante, he escrito varios artículos todos los meses sin detenerme.

¿Pero hoy? hoy es uno de esos días que me cuesta trabajo. Hoy no me siento como para escribir. Hoy no me siento como para hacer la rutina. Hoy no me siento como que tengo una gran idea o tiempo suficiente para hacerlo. Hoy me siento, como para rendirme.

Un estudio de la Universidad de Pennsylvania demostró que; El coraje, La determinación, La firmeza, es la característica principal para el éxito. ¡Me vendría bien un poco de coraje hoy!

Esto es lo que me intento acordar cuando me siento así…

Qué hago cuando siento que me quiero rendir

Tu mente es un motor de sugerencias

Considera cada pensamiento que tienes como una sugerencia, no una orden. Ahora mismo mi mente me está sugiriendo que me siento cansado. Me está sugiriendo que me rinda. Me está sugiriendo que tome un camino más fácil.

Si me detengo por un momento, sin embargo, puedo descubrir nuevas sugerencias. Mi mente también está sugiriendo que me siento muy bien si termino el trabajo y ayudo a los demás. Me está sugiriendo que yo respeto la identidad que estoy construyendo cuando me mantengo en mi camino. Me sugiere que tengo la habilidad de terminar esta tarea aunque no me sienta como para hacerlo.

Recuerda, ninguna de las sugerencias son órdenes.

  • Tengo hambre no es una orden
  • Estoy cansado no es una orden
  • No tengo ganas, no es una orden

Son meramente opiniones. Yo tengo el poder de decidir qué camino tomar.

La incomodidad es temporal

Relativamente con tu tiempo en un día normal o semana,  casi cualquier hábito se lleva a cabo rápido. Tu rutina de ejercicio la terminas en 1 hora, eso es equivalente el 4% de tu día. Tu reporte lo vas a terminar para mañana en la mañana. Este artículo va estar listo en unos minutos.

La vida es más fácil ahora que lo que era 300 años atrás, si no matabas tu propia comida o construías tu propia casa ibas a morir. Hoy nos quejamos porque se nos olvidó el cargador del teléfono.

Mantén la perspectiva. Tu vida es muy buena y la incomodidad es temporera. Entra en este momento de incomodidad y deja que te fortalezca.

Nunca te arrepentirás de un buen trabajo una vez esté terminado

“El mejor premio que la vida tiene para ofrecer es la oportunidad de trabajar duro en el trabajo que vale la pena hacer.” – Theodore Roosevelt

Queremos que nuestro trabajo sea de ayuda y respetado, pero no queremos luchar por nuestro trabajo. Queremos tener todos los abdominales, pero no queremos hacer la última repetición de abdominales. Queremos el resultado final, pero no queremos los intentos fallidos o fracasos del camino.

Cualquier persona puede querer la medalla de oro. Pero pocos quieren entrenar como un atleta olímpico.

Y, sin embargo, a pesar de nuestra resistencia, nunca me he encontrado sintiéndome peor después de terminar el trabajo. Han habido días en que es duro empezar, pero siempre vale la pena terminar. A veces, el simple hecho de aparecer y tener el valor de hacer el trabajo, es una victoria que vale la pena celebrar.

Así es la vida

La vida es un constante equilibrio entre darte a la distracción o superar la incomodidad de la disciplina. No es una exageración decir que nuestra vida y nuestra identidad está definida por esta balance.

¿Qué es la vida, sino la suma de cien mil batallas diarias y pequeñas decisiones que aceptamos luchar o las perdemos?

¿Ese momento cuando te sientes como que no quieres hacer el trabajo? Ese momento es tu vida, como cualquier otro momento. Úsalo de una manera que te haga que te sientas orgulloso.

Deja que el mundo decida

Así que, ¿qué hago cuando me siento como para renunciar? Me paro y hago lo que tengo que hacer.

¿Lo hago 100% bien? Lo dudo. Pero mi trabajo no es para juzgar lo bueno o lo malo que soy. Mi trabajo consiste en hacer el trabajo y dejar que el mundo decida.

Quiero que tomes acción

Escríbeme (deja un comentario al final del artículo), déjame saber que vas a hacer ahora que terminaste de leer este artículo (Leo todos los mensajes personalmente).

Recuerda que cada paso hacia delante te lleva a lograr tu meta.

Si no estas suscrito a mi lista de email suscríbete aquí para que recibas todas las estrategias para modificar tus hábitos y ser más productivo.

Artículos Recomendados:

Escrito por

Soy el creador de blog estrategiamoderna.com que es una comunidad enfocada en gente con ese espíritu de crear su propio negocios. Como jóven emprendedor con miles de ideas corriendo por mi mente. Se lo estresante que es comenzar un nuevo negocio y mucho más cuando no sabes por donde comenzar. Y quiero ayudar en el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (16)

Osvaldo, muchas gracias por escribir para las demás personas, luego de un largo día de trabajo y la finalización de un proyecto llegue a casa y me acoste a descansar, sin más ganas de seguir por hoy! Leyendo el artículo me motivé para levantarme y seguir estudiando una materia de la facultad que debo rendir la primer semana de diciembre. Saludos desde Mendoza, Argentina!

Responder

Que bueno que te sirvió de motivación Bruno. Te deseo mucho éxito. ¿Como te fue en la materia?

Responder

Leyendo tu blog. … he de decir que la vida que decides vivir se reduce a unos pocos segundos, me explico, lo reduzco literalmente al tiempo que tardas en tomar la decisión de hacerlo o no, ese primer paso para crear un hábito o tomar una decisión. Todo depende de si decides levantarte y ponerte o seguir pensando si es el momento o no. Por circunstancias me he dado cuenta que es tu propia intuición tu mejor consejera, así que sigue tu intuición y no pierdas un segundo entre hacer o no hacer lo que debes.
Muy buen artículo, sigue escribiendo que haces aportes a gente que se encuentra en esas encrucijadas.

Responder

Gracias por tu comentario Javier. Tienes mucha razón cuando mencionas que se decide en unos poco segundos entre el pensamiento y la acción.

Responder

Excelente articulo, muchos emprendedores nos enfrentamos diariamente a esa batalla interna con si mismo. Yo particular solo me tomo una pausa, organizo mis ideas y me digo a mi mismo que la meta esta próxima y que no es de profesionales dejar las cosas a la mitad. me apropio de la idea y lleno mi mente de los buenos resultados y beneficios que lograre ver al final de cada proyecto… Mente positiva… Saludos a todos…

Responder

Eso es lo principal Leonard, mente positiva, muchas gracias por tu comentario y todos los días hacemos un paso adelante, no importa que.

Responder

¿Lo hago 100% bien? Lo dudo. PERO Mi TRABAJO NO ES PARA JUZGAR LO BUENO O LO MALO QUE SOY. Mi trabajo consiste en hacer el trabajo y dejar que el mundo decida.

💪

Responder

Recuerdo un proverbio chino «Descansa si te urge pero no te rindas.

Eso de que «lo hago 100% bien» es de personas quisquillosas y perfeccionistas. Si al principio las cosas salen mal, es lo de menos, los errores ayudan a mejorar aprendiendo de ellos.

Responder

No se porque apareció este articulo hoy en mi facebook. Pero justo hoy lo necesitaba. Me gusto leer lo que escribiste, aunque no dijeras nada nuevo para mi. Solo necesitaba leerlo.
Mas allá de esto, pienso que hay que parar a pensar con el consciente para evitar que el inconsciente nos dirija. Nuestras decisiones impulsivas son un instinto natural y esta bueno que las «padezcamos».
Creo que definimos quien somos por estas pequeñas decisiones que tomamos desde el consciente.
» El boxeador es boxeador cuando entrena, en el ring, es solo un actor».

Sin mas vueltas, me hizo bien leerte.

Responder

Gracias por tu comentario Seba y que bueno que te topaste con este artículo en Facebook. Espero poder seguir siendo de ayuda o inspiración. Saludos!

Responder

Esta genial lo expresado. Creo saber la base del exito, ya que son recurrentes en articulos o libros. Pero nose por qué mente, pensamientos me hacen actuar de manera errada :c. Es triste, necesito mas diciplina y no la logro:/

Responder

Ayer mismo senti la presion y el stress que se siente al quierer rendirse y decir no mas, y aun cuando el cuerpo colapsa por mucho stress . Fue una bendicion leer este artículo y volver a retomar fuerza, porque si se llego hasta aquí no hay camino de retorno. No es fácil salir de la zona de comfort pero más difícil es permanecer en ella.
Muchas gracias

Responder

Andrea que bueno saber que el artículo fue de ayuda. Lo más importante es ser consistente a pesar de.
Éxito!

Responder

Hola que tal Osvaldo, a veces muchos de nosotros perdemos esa esperanza en la humanidad porque se ven cada vez más las malas acciones en todas aquellas personas que no quieren dar lo mejor de sí a la sociedad, pero al leer cosas como ésta en tu blog renace ese rayito de esperanza de las personas que hacen cosas para mejorar la mentalidad de.los demás, gracias por dar éste granito de arena, Díos te multiplica lo que haces por todos nosotros, alentarnos a seguir adelanté.
Y por eso MIL GRACIAS!!!!!!

Responder

Que hacemos cuando no queremos luchar?,cuando al final de nuestro arduo trabajo la recompenza es solo dolor y miseria?,que hacemos cuando nuestra fe,esperanza y conviccion se desvanesen y te da lo mismo vivir que morir?,que se supone que debo hacer si y puedeo jurar que esto nunca cambiara?

Responder

Trabajo prospectando por teléfono, gano por comisión. Me echaron de mi casa: mi adorado hijo adolescente y mi esposa, tras 18 años de matrimonio y dejar toda mi vida al servicio de él. Hace más de tres meses salí con mi bolso en la mano y mi mochila al hombro, sin un peso en el bolsillo, sin empleo, y sin destino dónde ir; pasé momentos de pesadilla y dolor desesperante. Al fin logré un techo digno y conseguí que alguien me dijera; «Listo, prospecta para mí, y los que cerremos vamos 50, 50% cada uno» vivo de esto ahora, con una mujer de lejos que a pesar de todo sólo me llama para hacerme cargo de las deudas, con las peores alimañas para «herir» a pesar que le ayudo a cerrar sus ventas y hacerle todo el trabajo de prospectar, que se lo regalo para que cumpla su meta de vendedora de seguros de salud y no la boten del trabajo. Hoy es un día en que se me borró mi base de datos, los prospectos faltan el respeto por teléfono y hace un frio de menos 1 grado y el frio me carcome los huesos de los pies, no dormí casi nada en la noche y sólo me quiero ir a meter a la cama y dejar todo de lado. Pero, no me puedo dar ese lujo, entonces busqué qué será bueno para no rendirse, y hallé este artículo. Aquí estoy, listo para seguir…

Responder