Imagina, lo que ERES

¿Estás loco? Dijo mi esposa al pillarme escribiendo este artículo.

Me paré del sillón en un dos por tres, admirado y sonriendo en mis adentros, pero seguí escuchándole con respeto. Aunque había un aire de desesperación y cólera al verme metido en frente la laptop.

Y siguió hablando: ¿Cómo piensas imaginar en las cosas que estamos viviendo. Ya no tienes un trabajo. Tienes dos hijos que están creciendo. Necesitamos mensualmente pagar de servicios. El alquiler se llega pasado. Tienes deudas que pagar. Y quieres seguir imaginando tu situación de emprendedor, de escritor, de poeta, y tantas cosas que dices…?

Vi que se agotaron sus palabras. Tome aire. Le miré a sus ojos. Puse mi mano sobre su hombro en señal de calma y dije:

Amor, tranquila.  Te explico.

– ¿Recuerdas… que tú me contaste aquella noche, muy emocionada, con lágrimas en tus ojos pero con la seguridad y la esperanza de gozar algún día (de la casa ideal, el carro de lujo, el negocio exitoso, gozar de las vacaciones en los lugares de ensueño, estar juntos, que no les falte nada a nuestro hijos, etc)… además, testigos fueron nuestros hijos que en su sueño profundo querían hablarnos al escucharte? ¿Te acuerdas?

Me miro amablemente. Su temperamento fue poseído por ella misma al recordar tal efemérides que se escribió entre los dos esa noche. Claro, aquellas que nunca se olvidan y sólo se recuerdan cuando quieres volver a sentir momentos similares o mejores.

No pienses mal. Sólo imagina aquellas noches donde fuiste testigo/a de tal descontrol y satisfacción plena, llena de gozo y pasión.

Retomé la conversación.

– Y proseguí: Eso quiero transmitir en este post, amor. Porque de nada sirve vivir una vida llena de problemas y preocupaciones por la cuales ya le producimos y estamos arrastrando día a día. Es mejor que imaginemos un mundo distinto para nosotros. Porque nos merecemos! Es cuestión de tiempo, amor!

– Por ejemplo, amor: Cada vez que me despierto doy gracias a Dios por un día más de vida. Luego que hago eso, me imagino y manifiesto cosas positivas. Y mentalmente digo con mucha fe: Que mi negocio va ser exitoso. Que estoy libre de deudas. Que estoy ganando 2000 dólares mensuales con mi negocio en internet, aunque en la vida real gano un poquito menos, por ahora. Que hoy va ser un maravilloso día de prosperidad y más cosas positivas…

– Y cada vez que me vienen pensamientos negativos o los problemas que ya tenemos… vuelvo agradecer a Dios y a mentalizarme en al cosas que tengo que hacer para lograr mis objetivos.

– Como ves, amor: Atraemos lo que pensamos. Todo lo que nos rodea esta gestado en nuestra mente. Allí tiene su raíz.

Luego que terminé de hablar. Sus ojos querían llorar. Me abrazó y me dijo:

Gracias amor, por traerme de nuevo a la vida, a la esperanza, a mis sueños… Discúlpame! – Ah! Vienes para almorzar, por favor?

– Ya voy, sirve por favor!, le dije.

Amigo sin rostro. Amigo/a que me lees sin ser tú conocido ni tu escritor favorito. Soy quizás un intruso que pretende meterse a tu vida, aunque quizás ya estoy dentro de ti pero no me sientes. Quiero hablarte, pero hablarte sin recelo y que escuches la voz de mis palabras…

Imagina lo que eres. Pero no tu presente, sino tu futuro. ¿Cómo quieres ser de aquí en medio año, en un mes, en dos años o quizás en 5 años?

¿Te gustaría que nos volvamos a encontrar en la realización de tu imaginación?

>>> Yo sí y Tú? Sí estas dispuesto a imaginar con esto, genial… da clic aquí!

Visíteme: Afiliado Líder

Twitter: @liderexito1

Skype: liderexito1


Artículo escrito por José Vásquez

Soy un emprendedor del Internet de tiempo completo. Me especializo en el marketing de afiliados y en formar personas interesadas en promover y emprender el marketing de afiliados por Internet. Mi meta principal es despertar un mínimo de 3 mil emprendedores en un periodo de 2 años. Puedes encontrar más de mí en afiliadolider.com.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

2 Comentarios en este artículo
  1. jessica Tabares Reply

    Que bueno haber leído esto hoy. Gracias !!!

    • José Vásquez Reply

      Gracias a ti Jessica!

      Estoy muy agradecido de que te haya gustado.

      Y no olvides de imaginar tu mundo lleno de cosas buenas, que se hará realidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.