La Fiebre del Emprendimiento: ¿son engañosas ilusiones o reales oportunidades?

El Emprendimiento no es algo que se haya inventado o nacido en el siglo XXI, en la historia de la humanidad siempre han habido pequeños, medianos y grandes Emprendedores (mujeres u hombres), que han pensado diferente y se han atrevido a emprender algo en búsqueda de las oportunidades que identifican.

Hace más de 150 años.

Hay un episodio en la historia en donde pareciera que grandes cantidades de personas se unieron para sufrir («la fiebre») de la mismas ganas de emprender.

Me refiero a lo que la historia cuenta de la llamada «Fiebre del Oro en California» (EE.UU.) ocurrida entre los años 1848 y 1855, cuando el descubrimiento de importantes yacimientos de oro causaron un fenómeno social que transformó gran parte de como las personas (emprendedores) hacían negocio y se aventuraban a enfocar todo su esfuerzo en encontrar riqueza en la búsqueda de oro.

Se transformó cómo hacer negocios.

Esto no sólo transformó el cómo hacer negocios, sino que transformó las vidas que estaban en el centro de estas actividades comerciales.

Muchos se enfocaron en la búsqueda y explotación del oro, pero otros muchos en venderle productos y servicios para esos emprendedores que buscaban el oro.

Al analizar esto después de más de 150 años de haber ocurrido, pudiéramos pensar que esa Fiebre de Emprendimiento fueron engañosas ilusiones o reales oportunidades, dependiendo de a quien analices o a quien le preguntes.

Y dado que la respuesta sería «un depende», significa que hay que tener mucho cuidado al llegar a una conclusión.

Depende, porque hubo personas que lograron dicha y fortuna, pero hubo otros que lograron perdida y desdicha. Y muchos otros encontraron incluso la muerte.

Pero lo que sí era una realidad, era que había un yacimiento de oro. Había un «yacimiento de oportunidades».

La Fiebre del Emprendimiento

La diferencia entre emprendedores está en la capacidad de ejecución.

Posiblemente la diferencia entre el éxito y el fracaso ante estas oportunidades para los emprendedores, era sus capacidades para ejecutar su emprendimiento.

Algunos tenían las capacidades para realizar la búsqueda de oro.

Y otros posiblemente sus capacidades eran para comercializar con los productos y servicios que los buscadores de oro requerían.

Es decir su Capacidad de Ejecución de su Idea de Emprendimiento respecto a las oportunidades que existían en ese instante.

Posiblemente muchos solo se enfocaron en la búsqueda de oro, aun cuando no tenían la capacidad para hacerlo y eso pudo ser la causa de su fracaso.

La Fiebre del Emprendimiento.

Si vemos a nuestro alrededor se aprecia algo muy similar a lo ocurrido en la Fiebre del Oro en California.

Hay una especie de «grito» anunciando que hay un «Yacimiento de Oportunidades para crear nuestro propio negocio».

Una constante efervescencia del tema «querer emprender nuestro propio negocio».

Es algo que parece estar en la genética de las más jóvenes generaciones. Parece venir ya en su ADN.

Y en las generaciones que no somos tan jóvenes, parece ser la nueva promesa de jubilación.

Hay una constante oferta de información, y más peligrosa aún, una promesas de riquezas a obtener si te dedicas a emprender.

Hay más de 30 millones de resultados si buscas en Google la palabra «emprender».

Cuidándose de la desinformación.

En esos resultados de búsquedas hay miles de millones de líneas de contenido escrito, miles de horas de audio y video hablando sobre el tema.

Todo esto no es que esten haciendo referencia a algo que no existe o a un espejismo.

Pero el que haya muchísima información (documentos, libros, videos, audios, etc.) genera desinformación.

Si, demasiada información, produce desinformación causado por factores tales como:

  • No todo es veraz.
  • La calidad de la información no siempre es la adecuada.
  • No todos los métodos funcionan para todas las personas, en todas las circunstancias.
  • Todos los que deseamos emprender no tenemos el mismo nivel de experiencia o conocimiento.
  • No todos estamos preparados para ser «emprendedoras o emprendedores».

Este último punto es muy relevante, ya que hay personas que pueden tener éxito trabajando para otros en una empresa y no deben sentir ninguna obligación de tener que salir a emprender.

Lo que sí hay que tener mucha claridad es que tomar la decisión de salir a emprender, es una decisión de vida y como tal hay que tomarla teniendo un balance adecuado, entre lo que es querer y lo que es poder.

Hay que prepararse para salir a la acción, aprendiendo a aprender, para poder emprender.

Pero buscando el balance entre buscar crear un negocio rentable, disfrutar la vida mientras lo hacemos y trabajar duro, muy duro, teniendo siempre como causa el buscar el beneficio que deseamos para nuestras vidas, disfrutandolo con pasión y con una misión de aportar valor social al mundo en el que actuamos y vivimos.

Un «Yacimiento de Oportunidades».

Al igual que cuando se dio «La Fiebre del Oro en California»,  que los sueños y promesas de riquezas se fundamentaban en un real yacimiento de oro.

Hoy día también podemos decir que si existe un «yacimiento de oportunidades» (haciendo la analogía al yacimiento de oro).

Pero la promesa de lograr riquezas, es una promesa que en muchas ocasiones se fundamenta en una promesa de lograrlo rapido, con poco esfuerzo y dedicación. Y allí es donde empieza la gran falsedad que «la fiebre» causa.

Convergencia de factores a favor.

En este instante en realidad se tienen una de las mejores condiciones para emprender su propio negocio que la humanidad haya tenido en su historia.

La convergencia de diferentes factores.

La globalización del comercio, impulsado con el mejoramiento de los sistemas de transporte y comunicaciones.

Las capacidades tecnológicas que el mundo digital han puesto a disposición a costos sumamente accesibles. E incluso en muchos casos «gratis».

La globalización del acceso e intercambio de conocimiento y recurso humano que hoy día existe.

Nuevas generaciones de seres humanos, con un pensamiento orientado al mundo digital y a vivir experiencias comerciales que se basan en factores que un pequeño empresario puede brindar y que no es exclusivo de los más grandes.

La realidad es que hoy son los más rápidos los que pueden ganar en los negocio y ya no solo los más grandes o poderosos.

Y en general la transformación integral de una sociedad en donde se descubren todos los días «yacimientos de oportunidades» que pueden brindar dicha y prosperidad a quienes los exploten, pero teniendo presente que es un viaje de emprendimiento que requiere dedicación, esfuerzo, persistencia y una pasión que permita seguir adelante aun cuando las cosas no salgan como se esperan.

Un camino en donde no existe una guia garantizada a seguir,  un camino en donde la improvisación puede ser una virtud en algunos momentos, pero la preparación y el conocimiento son tu fortaleza para poder y saber improvisar cuando se requiera.

En fin ir en búsqueda de «los yacimientos de oportunidades» que hoy existen en tu mundo, son como el salir a explorar los territorios y montañas del viejo California de La Fiebre del Oro.

Es un camino donde no hay un mapa concreto y detallado.

Pero poder escuchar y aprender de las pocas o muchas referencias que existan de determinados tramos de ese territorio siempre es de gran ayuda.

¿Cómo prepararse para aprovechar estos «yacimientos de oportunidades»?

Aprender a emprender, debe ser tu consigna

Si, hay que estar abiertos al conocimiento. A dejar formas anteriores de ver las cosas y estar dispuestos a pensar diferente.

A no tener miedo y poder en práctica lo que vayas aprendiendo.

No hay una fórmula mágica, ni un lista de cosas que tengas que hacer como una receta de cocina.

Pero si hay una serie de consideraciones (guías) que debes aprender y tener en cuenta.

Te comparto parte de esta Guía para Emprender, que define una referencia para que puedas empezar a dar pasos en búsqueda de esos «yacimientos de oportunidades» que hoy hay a tu alcance.

Una Guía para Emprender.

Contar con un Mapa de Emprendimiento te brindara las referencias de cómo prepararte, qué consideraciones debes llevar en «tu viaje de emprendimiento», pero que solo funcionara si estás dispuesta o dispuesto a comprometerse y esforzarse para ir en búsqueda de esos sueños.

Esto sumado a muchos otros aspectos que debes llevar en tu viaje como emprendedora o emprendedor debes verlo como Tu Guía para Emprender.

Mapa del Emprendimiento

¿Dónde Empezar?

Emprender es como iniciar un viaje, solo que imagina que vas a viajar a explorar tierras montañosas en las cuales los mapas y las referencias son algo vagas.

Ahora bien, cuando estás pensando realizar un viaje de seguro te preguntas ¿porqué realizar este viaje?

Bueno allí mismo es donde todo empieza.

Siéntate y reflexiona al respecto de esta pregunta. ¿el porqué realizar este viaje de emprendimiento?

Y no vayas solo a responder «por ganar más dinero».

La Vida es demasiado corta para gastar nuestro tiempo de vida, principalmente pensado y dedicado a ganar dinero.

Tu vida no es solo ganar dinero, tu vida es tiempo y si gran parte de tu vida solo la dedicas a buscar ganar más dinero, te aseguro que llegará el momento en que por ganar dinero habrás perdido otras cosas más importante.

Así que empieza por realmente comprender porque quiere emprender y asegurate que en todo momento de tu viaje emprendiendo, tienes esto muy claro y lo proteges en todo momento para no perderlo.

Generar ideas

Generar Ideas.

Las oportunidades que hoy día existen para iniciar cualquier proyecto de emprendimiento para crear un negocio propio, se basan en La Idea que tengas.

Ya sea La Idea de vender un producto o conjunto de productos.

Ya sea La Idea de vender determinados servicios.

O crear un nuevo producto o servicio.

Todo nace de una idea que tienes y que te hace creer que esa idea se puede convertir en un negocio en el cual tu eres su dueño.

Las Ideas.

Los riesgos que existen al querer crear negocios a partir de nuestras Ideas, es que una Idea no es garantía de que un negocio sea viable.

No es garantía que produzca algo que alguien quiera pagar por ello o no es garantía de que esa Idea tenga todas las consideraciones de  lo que implica ese negocio.

Ideas como ideas pueden surgir muchas, pero Ideas con Potencial de Negocio son pocas.

Y una Idea con Potencial de Negocio que realmente se convierta en un Negocio real, viable, sustentable y rentable, es otra cosa.

Por eso el Proceso de Generar Ideas tiene que considerar una serie de pasos, para que te permitan por un lado validar cuanto Potencial de Negocio realmente tienes, pero por otro también te permite contrastarlo con lo que tu deseas lograr en Tu Vida.

Es decir, puedes anticipar en cierta forma para comprender como tener ese negocio aportará a lograr tus objetivos de vida. (no solo ganar dinero o tener una mejor casa, etc.).

También el proceso de generación de ideas con potencial de negocio debe considerar cosas como:

  • Cuales son tus pasiones.
  • En qué cosas tú tienes mayores fortalezas y debilidades (cuáles son tus competencias profesionales).
  • Cómo tú logras visualizar tu vida cuando tu negocio sea una realidad.

Tu Dirección y Mapa de Vida.

Te has preguntado en algún momento ¿Cuál es tu proposito de vida?

Es correcto, puede sonar muy filosófico e incluso algunos pudieran decir que es agregarle complejidad a nuestra existencia el querer definir esto.

Pero la realidad es que la respuesta no tiene que ser compleja, solo tiene que ser algo en lo que realmente tu sientas que llena tu vida.

Puede haber muchas formas de definir esto, pero si necesitas ayuda te recomiendo un concepto llamado Ikigai, que se basa en una filosofía Japonesa.

Estos conceptos de Dirección de Vida y Mapa de Vida, se refiere a cómo definir esto del propósito de tu vida.

Imagina la Dirección de Vida como el rumbo en el que quieres o debes dirigir tu vida para ir a donde tu piensas que están los elementos que definen tu propósito de vida.

Y tu Mapa de Vida como esa guía de actividades, dedicación de tiempo y acciones que vas colocando en tu agenda cada día, semana, mes y año.

Esas actividades personales, familiares, laborales, sociales, etc., que consumen tu tiempo

Cuando se emprende hay que buscar como las actividades de emprendimiento impactan y se integran con lo que has definido en tu Dirección y Mapa de Vida.

De lo contrario tienes el riesgo de llegar a tener una vida exitosa desde el punto de vista de los negocio, pero un desastres en muchas otras cosas.

Buscar el balance integral en tu Vida, es el objetivo a lograr.

¿Cómo Descubrir Clientes?

Modelar tu Idea de Negocio.

Una vez tengas una Idea con Potencial de Negocio y de alguna forma has identificado que esa idea será compatible con La Vida (Dirección y Mapa) que deseas llevar, debes proceder a determinar si esa idea puede llegar a ser un Modelo de Negocio, capaz de generar valor para los Potenciales Clientes, a tal punto que están dispuestos a pagar por eso que ofreces.

Para ello debes describir tu Modelo de Negocio.

Modelo de negocio

Un Modelo de Negocio actuará como «los planos» de construcción de un edificio.

Te permitirá ir descubriendo y comprendiendo las piezas que tu Negocio necesita considerar para que pueda funcionar en la forma que requieres para crear el producto o servicio que ofreces y puedas hacerlo llegar a tus Clientes.

Alternativas.

Existen varios tipos de Modelos de Negocios, los cuales pueden tener diferentes aproximaciones para describir el Negocio en función de La Idea que tienes.

Hay Modelos de Negocios con una orientación a ofrecer una  Propuesta de Valor enmarcada en un Producto o Servicio.

Otros Modelos de Negocios se orientan a la Solución de un Problema o Necesidad, a través del ofrecimiento de una Solución.

Esta Solución pudiera ser un Producto o Servicio.

Y hay otros Modelos de Negocios que se orientan más a atender una Necesidad  a través de una Experiencia a Ofrecer, la cual combina el vender un Producto o Servicio pero cuidando muchos detalles que envuelven esta venta en una Experiencia Propuesta a los Clientes.

Indistintamente de cual Modelo de Negocio Referencial consideres utilizar, cuando estés describiendo tu Idea de Negocio en un Modelo de Negocio, estarás describiendo suposiciones.

Esas suposiciones son «hipótesis» que se basan en lo que tu crees que es o debe ser para lograr que tu Negocio tenga éxito.

A partir de estas suposiciones, debes ir la siguiente fase, que será en la que Sensibilices tu Modelo de Negocio con la realidad del mercado, con la realidad de hablar y conocer qué opinión tienen los Potenciales Clientes, sus expectativas y que alternativas hay en el mercado.

Sensibilizar tu Modelo de Negocio.

Una vez hayas definido y documentado en qué consiste tu Modelo de Negocio debes salir a contrastar tus suposiciones con la realidad de lo que piensa, siente y espera tus Potenciales Clientes.

Este proceso es vital para cualquier proyecto de emprendimiento.

No debes empezar a crear tu negocio sin haber realizado la fase de Sensibilización de tu Modelo de Negocio.

Detén cualquier acción de comprometer alquilar un local comercial o pagar para que te fabriquen algún producto o contratar personal.

Aun no están las cosas listas para empezar a comprometer costos.

Hay que primero conocer si realmente hay una necesidad o problema que atender.

Conocer quienes (Potenciales Clientes) tienen esa necesidad, donde están y como llegarles.

Fiebre del Emprendimiento

Una vez hayas concluido la fase de Sensibilización tienes que haber llegado a un entendimiento si tu Idea de Negocio plasmada en tu Modelo de Negocio tienen las características para convertirse en un negocio.

Y esto fundamentado en que has comprobado que hay un grupo de personas lo suficientemente grande con una necesidad que tu tienes una idea de cómo atenderla.

Validar tu Modelo de Negocio.

Cuando nos referimos a Validar tu Modelo de Negocio, nos referimos a que puedas comprobar que la solución a las necesidades identificadas pueden ser atendidas con la solución (Producto o Servicio) que tu propones venderles a los Potenciales Clientes.

Esta fase te va a permitir ofrecer lo que denominamos una Experiencia Mínima Viable, la cual debe contener los elementos mínimos para dar a conocer el valor que tu solución puede darle a esos Potenciales Clientes.

Todo de forma que les llames la atención lo suficiente para que consideren comprarte lo que ofreces.

Emprendimiento

Llegado a este punto, posiblemente te estés preguntando porque hacer tantas definiciones y validaciones.

La razón de esto es para que puedas identificar y mitigar los riesgos que te encontrarás en tu camino de emprendimiento y que son las causas del fracaso de muchas emprendedoras y emprendedores.

¿Qué te espera en el camino?

Los Riesgos.

Riesgo de Producto.

Posiblemente habrás escuchado historias de alguien que creó un Producto que no resuelve ninguna necesidad.

Uno de los primeros riesgos a los que se enfrentan los emprendedores es que su Idea de Negocio se fundamenta en un Producto o Servicio que se enfoca en atender una Necesidad o resolver un Problema que nadie tiene.

O que posiblemente sea algo importante de resolver solo para la emprendedora o emprendedor.

El proceso compuesto por las fases de definir tu Modelo de Negocio, Sensibilizar y luego Validarlo busca que puedas identificar si esa necesidad o problema existe, quienes y cuantas personas lo tienen.

Riesgos de Clientes.

Otro de los posibles riesgos que te encuentras en tu camino, es el Riesgo de Clientes.

Significa que hayas creado un Producto o Servicio que en efecto resuelve una necesidad o problema, has identificado que hay Potenciales Clientes que aprecian una solución, pero no tienes identificado como llegarles para darles a conocer tu solución y venderles.

Aun teniendo un excelente Producto o Servicio, puede que tu Negocio no sea viable, porque para serlo requieren poder llegar muy rápido y a bajo costo a vender.

No haber identificado quienes son tus Primeros Potenciales Clientes («early adopters»), a los cuales pudieras llegarles rápido y a bajo costo, logrando tus primeras ventas, es algo que puede afectar la viabilidad de tu negocio.

Riesgos de Mercado.

Y el tercer tipo de riesgo al que te vas a enfrentar es al Riesgo de Mercado.

Esto significa que existe el riesgo que en el mercado ya exista una alternativa (la competencia) que ofrezca un Producto o Servicio que tiene una alternativa a lo que tu ofreces.

No solo en características, sino incluso una mejor alternativa en el precio.

Por lo tanto debes siempre estar mirando en el Mercado en búsqueda de que está ofreciendo y cómo eso se convierte en una alternativa que tus Potenciales Clientes tienen.

Este riesgo es de cuidado, porque puede que tengas un Producto o Servicio que atiende las necesidades o problemas de un grupo de Potenciales Clientes, que sabes quienes son y dónde están.

Que sabes cómo llegarles a los más urgidos en una solución, quienes pudieran ser esos que primero te compren.

Pero si en el mercado existe una mejor alternativa que lo que tu ofreces, la viabilidad de tu negocio se verá afectada.

A partir de aquí inicia realmente tu camino por zonas inexploradas de tu Proyecto de Emprendimiento («de tu viaje»).

Como te he comentado, no hay fórmulas mágicas.

Si hay referencias de otros viajes que hay realizado otros emprendedores por territorios similares, pero nunca iguales.

Hay experiencias que te ayudarán a prepararte para posibles situaciones similares, por eso aprender a aprender, para poder emprender se hace tan importante.

Dedicarle tiempo, enfoque y esfuerzo son vitales.

Aquí te dejo una lista de fases que ponemos a tu consideración y que son importantes a partir de este punto en tu camino de emprendimiento:

Crear tu «Campamento».

#1 Preparando el Lanzamiento.

Organiza, planifica y prepara tu plan de trabajo.

#2 Pre-Lanzando el Negocio.

Empieza a darte a conocer lo antes posible. No hace falta terminar un Producto o Servicio.

Tu Marca y el mensaje que tienes que ofrecer, haz que empiece a ser conocido a través de redes sociales, blogs, de «boca en boca», etc.

#3 Lanzando el Negocio.

Llegado el momento lanza al mercado tu negocio con la pasión que contagie a tus Potenciales Clientes, colaboradores y socios.

Atrayendo, Adquiriendo y Atendiendo.

#1 Soportar el Negocio.

Las primeras impresiones son importantes, desde el inicio brindar un soporte a tus Potenciales Clientes y Clientes con el cuidado de detalles para lograr la Experiencia que Propusiste y mejora continuamente.

#2 Atraer tu Público.

Te tocará aprender de comunicación y mercadeo para comprender cómo atraer la atención de tus Potenciales Clientes en medio del «ruido» que hay en los mercados.

#3 Adquirir Clientes.

No solo es lograr seguidores en redes sociales, visitas a tu local comercial o a tu página «web», hay que vender.

Varios meses después…

#1 Estandarizar tu Modelo de Negocio.

Al inicio lo importante es lanzar el negocio, atraer Potenciales Clientes y realizar ventas, ventas y ventas. Pero mira adelante porque llegado su momento tienes que estandarizar procesos, guías de atención al Cliente, formas de entrega de productos y muchos otros aspectos de tu negocio.

#2 Crear Relaciones.

Aun cuando al inicio el enfoque debe ser en lograr atraer Potenciales Clientes y Vender, las relaciones se crean a partir de que hagas esto brindando una atención excepcional y brindando mínimo la experiencia que has prometido. Más adelante podrás enfocar más el crear relaciones a través de tratos personalizados y basado en lo que vayas aprendiendo de tus Clientes.

#3 Gestionar el Negocio.

Es cierto que gestionar o administrar tu negocio es algo que lo estarás haciendo desde el inicio, pero siempre es importante enfocarse en los aspectos que son críticos según la fase en la que nos encontramos.

La gestión del negocio se vuelve más relevante y requiere mayor enfoque en la medida que hayas logrado ventas, tengas Clientes que te vuelven a comprar y hay indicadores que tenemos que levantar, analizar y tomar decisiones en función de ello.

Fortalece lo creado.

#1 Optimizar tu Modelo de Negocio.

La mejora continua es un elemento indispensable para estar optimizando tu Modelo de Negocio en base a la experiencia y conocimiento que vayas recopilando.

Esto debe ser desde varias perspectivas.

Considera aprender y obtener conocimiento de tus Clientes, del Mercado, de tus Colaboradores y Socios.

#2 Fidelizar Relaciones.

Una vez te tu negocio vaya avanzando en el tiempo, estarás en condiciones de haber aprendido las necesidades más particulares de los Clientes que más frecuentan tu negocio o que más te compran.

Aprende y busca como crear una experiencia personalizada que te permita llevar las relaciones con esos Clientes a un siguiente nivel.

El nivel de la Fidelización.

#3 Rentabilizar el Negocio.

Llegado este momento, también tienes que estar afinando tus procesos financieros para lograr estar midiendo la rentabilidad de tu negocio desde varias perspectivas.

Tu rentabilidad global del negocio, rentabilidad por Producto o Servicio, rentabilidad por Cliente, rentabilidad por vendedor, por agencia, etc.

Si no mides la rentabilidad no sabrás cómo alcanzarla o mantenerla si ya la has alcanzado.

Mira tu alrededor y prepárate la transformación.

Los cambios en los gustos, hábitos de los Clientes están en constante cambio.

Nuevos mercados, nuevos competidores y cambios en lo que hacen la competencia es algo que ocurre todos los días.

Es decir la «transformación» de tu entorno donde tu has creado tu negocio está en constante cambio.

Dado esto tendrás que estar enfocando en este momento en:

#1 Innovar tu Modelo de Negocio.

La innovación no solo es aplicar tecnologías.

Es comprender tu entorno (tu mercado, tus clientes, tu competencia) y buscar cómo realizar cambios introduciendo novedades ese entorno donde tu negocio funciona.

#2 Faneliza Relaciones.

Cuando llevas la gestión de las relaciones al nivel más alto de fidelidad y de vivir una experiencia personalizada y de alta calidad, obtendrás un nivel en las relaciones que denominamos «Fanelización».

Este nivel se refiere a que pudieras llevar a tus Clientes a que vea tu marca, tus productos o servicios y en general tu negocio con un aprecio, tan cercano que ellos mismos se convierten en agentes que refieren tu negocio.

Le hacen publicidad entre su familia y amigos.

Hablan excelente de tu negocio en redes sociales.

Y no solo eso, sino que te compran de forma continua y consistente durante todo el año.

Llevar Clientes a este nivel de relaciones no es cosa fácil, pero como objetivo aspiracional, es algo que llegado su momento debes considerar aspirar para lograrlo con determinados Clientes.

#3 Transformar tu Modelo de Negocio.

Todos los cambios que constantemente están ocurriendo en el mundo, te llevarán en algún momento de la creación, crecimiento y administración de tu negocio a empezar un nuevo ciclo de transformación de tu Modelo de Negocio.

Eso será importante en su momento.

Pero la transformación empieza por aprender a estar en constante aprendizaje como personas, profesionales y emprendedores.

¿Por dónde continuar?

Como te hemos comentado, no hay una fórmula mágica para iniciar un viaje por los caminos del emprendimiento.

Hay muchas referencias, hay mucha información que causa desinformación.

Hoy día si hay una La Fiebre del Emprendimiento.

¿Que sean engañosas ilusiones o reales oportunidades?

Depende!

Si tomas la decisión de responderte esta pregunta, toma la decisión basada en que sea con un propósito de vida.

La Vida es efímera, el tiempo que gastamos no lo podemos volver a ganar.

Por eso si vamos a gastar el tiempo en algo, que al menos no sea solo para ganar dinero, sino también para aportar a un propósito en paso por esta vida.

Al menos vale la pena explorarlo.

Seguimos en contacto.

¡Saludos!


341Shares

Artículo escrito por Luis Contini

Profesional con más de 30 años de estar involucrados en proyectos de transformación digital en diversos países de América Latina.   Una mezcla de conocimiento y experiencia entre lo tecnológico, los negocios y lo creativo, enfocado en la estrategia, la innovación y la transformación digital. Actualmente en varios proyectos de emprendimiento y en especial enfocado en aportar valor a la transformación de América Latina a través de la educación, lo digital y la sostenibilidad. CoFundador de Bizocial.com Socio Director en DSJT Soluciones Empresariales

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Javier Reply

    Yo creo que la gran crisis de 2008 despertó la consciencia de que no hay nada seguro en este mundo. Muchas personas se lanzaron a emprender por necesidad, y descubrieron un mundo lleno de oportunidades.

    También me parece que cada vez queremos vivir la vida más a nuestra propia manera , y el emprendimiento es el camino que empodera a cada persona a seguir su propio camino, a vivir su propia aventura.

    Me parece que más que una fiebre del emprendimiento hay que definirlo como una etapa de empoderamiento personal, en la que cada uno de nosotros tiene la oportunidad de trabajar en lo que le apasione. Creando su propio futuro.

    Muchas personas tienen cubiertas sus necesidades básicas y ahora van en busca de la realización personal, el emprendimiento es un medio para conseguir esto.

    La era del emprendimiento será una era de gran innovación, en la que dejaremos atrás esquemas obsoletos de trabajo dependiente y semi-esclavo.

    ¡Emprendamos! ¡Cojamos esa fiebre ya mismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.