La importancia de perderlo todo al menos una vez

Ser un líder es una decisión voluntaria. Decisión proviene del latín dēcīsiōn, que significa “renunciar”, dejar a un lado lo que sobra, saber rescatar de tu vida y de tu propia esencia lo más valioso y dejar atrás lo que ya no quieres ser.  

Rita Arosemena P.

Este no es un artículo sobre desfalcos económicos ni fracasos en un start-up cualquiera que algún reconocido empresario de hoy pueda haber sufrido en el pasado. Este es más bien un monólogo escrito en un momento de pérdida para recordar (a quien lee y a quien escribe) que el dolor solo es inútil cuando no hay aprendizaje, o cuando se es demasiado cobarde o se está demasiado cómodo en la tristeza como para levantarse y seguir caminando.

John Maxwell dice que el dolor debe ser visto siempre como una oportunidad. La esperada e irrepetible chance de mirarte al espejo destrozado por sentirte un fracaso y chocarte con la incómoda contradicción de que, a pesar de ello, sigues ahí parado, entero, con la carne bien rígida y las moléculas unificadas, con la misma capacidad de salir a comerte el mundo porque estás vivo, siempre y cuando decidas dejar de ver una lección como un castigo.

Ser emprendedor (o aspirar a serlo) o ser un líder (o aspirar a serlo) es una decisión voluntaria. Decisión proviene del latín dēcīsiōn, que significa “renunciar”, dejar a un lado lo que sobra, saber rescatar de tu vida y de tu propia esencia lo más valioso y dejar atrás lo que ya no quieres ser.

Perderte a ti mismo… Y recuperarte.

emprendedor
El emprendimiento y el liderazgo son la pasión de muchos, pero el compromiso de pocos. Conozco personas que juran haberse volcado de lleno en la tarea de convertirse en los líderes del mañana, pero siguen hallando excusas para evitar la obligación de aprender a liderarse a sí mismos. Creo que el problema de los que sueñan con ser empresarios o gozar de libertad económica toda una vida, y toda una vida se mantienen soñando, no siempre es la incapacidad ni la falta de ganas, sino una perpetua negación del dolor, rechazo, fobia a la incomodidad, cuido perpetuo, evasión de la vida, indisposición al llanto.

La pérdida hace que el líder se reconozca

La gente no solo huye del dolor manifiesto, sino también del que es susceptible de manifestarse. Lo que más miedo siembra en los espíritus inmaduros es la posibilidad de una posibilidad indeseada, y por eso la postergación es un arte espantoso, y por eso los mismos que juran querer ser grandes se sabotean a sí mismos para hacerse más pequeños en secreto y no correr el riesgo de perder demasiado.

Quienes nunca han perdido nada no conocen el valor de nada, no han llorado hasta secarse por dentro, no se han visto desnudos, no han sentido los huesos disueltos, no han sido aplastados por la aparente derrota definitiva de la voluntad.

Quienes nunca han perdido han dejado pasar la oportunidad de aprender a decidir, porque no se aprende a “renunciar” hasta que aquello que más amamos renuncia a nosotros primero. Entonces, uno reconoce la importancia de ser dueño de sí mismo, de conquistarse para tener auténtica autoridad moral de salir y mostrar el camino a otros.

Perderlo todo al menos una vez hace que el líder se toque la cara y se reconozca, que se convierta en alguien que valga la pena seguir en el mundo real y no sólo en la fantasía de una mente osada, pero invariablemente infantil. Perderlo todo, sentir la ausencia de lo que se creía una extensión de la identidad, agranda el espíritu porque recuperarse a sí mismo es de grandes… Recuperarse cuesta siempre volver a nacer, y se renuncia a tanto con tal de no renunciar a uno mismo, que al final se termina siendo un maestro de las decisiones acertadas.

Por eso quedarse con las manos vacías, sin nada, al menos una vez en la vida, vale el pena para después valer la alegría.


Artículo escrito por Rita Arosemena P.

Rita es licenciada en Comunicación, Creadora de Contenido Web y Copywriter entresemana (mochilera compulsiva, cafetera móvil y apasionada del arte el resto del tiempo). Para leer sus escritos, echa un vistazo a ritaescribe.com o a blog.ritaescribe.com

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

7 Comentarios en este artículo
  1. Anónimo Reply

    Me encanta Rita!!!!!, el liderazgo está ligado en como entiendo la vida misma, el tiempo, circunstancias, pensamientos, acciones y razonamiento de lo que hago. Todo líder para inspirar debe ser coherente.
    Felicitaciones Rita!!!!! Excelentes tus aportes.

  2. Blanca Rosales Reply

    Excelente artículo!!!

  3. Marco Reply

    Muy buen articulo!
    Sino te importa te lo robo para ponerlo en mi cuarto y leerlo cada vez que se me olvide.

  4. Gerson Reply

    Me acabas de hacer persona de nuevo., para mi es muy valiosa la reflexión momentos de perdida y austeridad., ahora toca es recuperme y redefinirme., me encantaría me sugirieras algún articulo que me acerque a lo que me espera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.