Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Nuestro cerebro es relativamente sencillo, y sin embargo nos empeñamos en hacerle realizar varias tareas al mismo tiempo.

Cuando preparamos una presentación debemos tener muy claro cuáles son los tres mensajes principales que nos interesa que los asistentes se lleven a casa. Nadie procesará más de tres mensajes sencillos, y muy probablemente, se llevará únicamente uno a casa.


Fotografía creada por Lucinia usada bajo una licencia CC BY 2.5

Uno de los problemas de los presentadores noveles es intentar embutir demasiados mensajes en una presentación corta, y no dejar claro cuáles son los mensajes que queremos transmitir. Antes de hacer tu presentación tienes que tener claro en casa, cuando estás practicando, que 3 mensajes quieres que tu audiencia se acuerde.

Estos son algunos consejos que te recomeiendo que tengas presente antes de hacer tu presentación en público:

  1. Fíjate unos objetivos a alcanzar
  2. Se conservador y no quieras abarcar mucho
  3. Recuerda que una presentación es comunicación. Demasiados mensajes complican la claridad de la misma.

Como se dice comúnmente: ¡lo bueno, si breve, dos veces bueno!

Si quieres más información sobre Técnicas de Presentación en Público, entra en el Blog de Mynima ya que está pensado para ti.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.