Saltar al contenido

Los efectos de la digitalización y la crisis COVID-19 en las artes gráficas

el 31 diciembre 2020

Los avances tecnológicos, las crisis económicas y ambientales han generado un cambio notable en el comportamiento de la sociedad. Los ciudadanos buscan servicios rápidos y cómodos, que puedan contratar en cualquier momento y lugar del mundo, y formas de vida más ecológicas, reduciendo el consumo y los recursos innecesarios. Por ese mismo motivo, cada vez son más los negocios que se adaptan a las nuevas tendencias y demandas de los consumidores.

Los efectos de la digitalización y la crisis COVID-19 en las artes gráficas

Adaptarse a la digitalización es clave

Los avances tecnológicos hacen imprescindible la modificación de los modelos de negocio tradicionales como son las imprentas. La importancia que tiene la tecnología en general para el buen funcionamiento de un negocio abarca no solo el factor de producción, sino también las áreas de gestión, comercial o e-commerce, entre otros. La transformación digital y tecnológica permite a las empresas expandir su oferta de servicios y adaptarse a las nuevas demandas del mercado.

Las nuevas tecnologías presentan, además, una serie de factores sumamente favorables para el cuidado del medio ambiente. Existen sistemas de impresión que reducen los compuestos orgánicos volátiles que generalmente se liberan durante las impresiones offset. A su vez, se están remplazando las tintas con base de petróleo, por unas a base de soja, definitivamente más sostenibles.

El impacto de la crisis y los nuevos modelos de negocio

No cabe duda de que la pandemia del coronavirus ha cambiado radicalmente la perspectiva de todos los negocios a nivel mundial, incluido el de las artes gráficas. Pese a ello y en un corto período de tiempo, las compañías han luchado a contrarreloj para implementar la digitalización en sus procesos y hacer frente a la situación actual.

Así pues, cada vez son más los empresarios del sector que buscan nuevas líneas de negocio y implementan cambios en el modelo de trabajo que han llegado para quedarse. Adaptarse a ellos es tarea primordial.

En el caso de las imprentas, una gran parte de ellas han comenzado a producir productos destinados a la protección e higiene como las mascarillas, mamparas de metacrilato transparentes y adhesivos para marcar las distancias de seguridad. Asimismo, se han empezado a diseñar nuevos formatos de embalaje para restaurantes con servicio de reparto y tiendas online. Reinventarse es la clave del éxito.

El futuro del mercado

Los procesos de digitalización y automatización, así como la agilización y el control de los procesos que intervienen en el negocio de las artes gráficas y la imprenta, cada vez son más importantes. Es imprescindible, por tanto, la implementación de tecnologías más productivas y de gestión, sobre todo para estar preparados de cara a una posible crisis a futuro.

Además, hay que reforzar la elaboración de productos de manera sostenible. Llevar a cabo proyectos que contribuyan a la reducción de la contaminación será de suma importancia de aquí a varios años.

Acerca del autor: Este artículo fue escrito por Andrés Barreto, COO de SOLOIMPRENTA.

Artículos Recomendados:

Escrito por

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.