Los riesgos del perfeccionismo

El afán de perfeccionismo en el desarrollo de actividades puede ser ventajoso en muchos aspectos, porque se logra apostar por la calidad, mejora continua y es posible alcanzar la excelencia.

Es bueno buscar el perfeccionismo, pero hacerlo de manera equilibrada.

Si todo proceso se puede mejorar, entonces lo perfecto no existe, lo que sí hay son trabajos bien elaborados, eficientes y el cumplimiento de una serie de requisitos que las personas valoran o consideran importantes.

¿Por qué el perfeccionismo puede ser un riesgo?

Hecho es mejor que perfecto

  • Se puede caer en la ineficiencia:

Imagina un vendedor que se demora tres horas en redactar una estupenda carta de agradecimiento por su afán de perfección. Aunque la idea de hacerlo muy bien suena atractiva, lo cierto es que se está cayendo en la ineficiencia y si se actúa así en las otras actividades, entonces los resultados que se obtendrán serán muy pobres.

  • Por el miedo a fallar se puede caer en la excusa de no hacer nada:

Algunas personas se obsesionan con la perfección y quieren tenerlo todo bajo control. Sin embargo esa actitud puede ser una limitante para el crecimiento personal, porque cuando se pretende que todo esté ideal, se nota que el tiempo pasa y no se está haciendo nada. En el libro “Secretos Para Triunfar En La Vida”, se explica el fundamento detrás de la voluntad y energía. Cuando te pones en marcha con la resolución de lograr un objetivo, entonces mueves fuerzas ocultas en tu propia mente para encontrar las respuestas que necesitas a fin de hacer realidad cualquier sueño. Al leer este libro sabrás cómo actuar para dominar tu mente y hacer que la ley de la atracción te otorgue todo lo que deseas.

  • Existe el riesgo de perder el sentido común:

Algunos procesos requieren mayor precisión que otros, el afán por el perfeccionismo ocasiona que algunas personas pierdan el sentido común y comiencen a complicar hasta las actividades más simples.

  • En ocasiones se pueden perder oportunidades:

Si alguien tiene un gran producto y no lo lanza en el momento indicado porque desee continuar mejorándolo, se puede perder una gran oportunidad. Luego la competencia puede tomar ventaja y quizás ya no exista forma de recuperarse. Recuerda que es bueno buscar la perfección, pero también debes saber cuando terminar algo en base a una serie de requisitos cumplidos.


Artículo escrito por josefinabenezda

Estudiosa apasionada de los misterios de la creación del universo.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Juan Carlos Páez Núñez Reply

    Hola Josefina, gracias por compartir estas útiles reflexiones. Me recuerda mucho, las barreras mentales que tuve que derribar en mis colaboradores, para implementar el Cuadro de Mando Integral en la gestión de personas en dos empresas. En la primera, querían hacer las cosas tan perfectas que nos demoramos mucho en su implantación, lo que me sirvió de aprendizaje para la implantación en la segunda empresa. No por gusto se dice que lo perfecto es enemigo de lo bueno. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.