Por favor, ¡No emprendas!

La sociedad preocupada por la situación actual y previendo un futuro cercano en decadencia, nos ha vendido la idea de que debemos emprender, de que es fácil generar ingresos propios, de que si emprendes tendrás éxito y serás feliz; es por ello que existen tantos jóvenes defraudados, frustrados, molestos, decepcionados… y así nos podemos seguir con infinidad de adjetivos negativos, pero la palabra es: FRACASADOS.

Decir que por emprender serás exitoso, es como querer ganar la lotería sin comprar boleto; suena maravilloso, pero es totalmente irreal.

Cuando hablamos de emprender, todos nos hablan de lo maravilloso que es ser tu propio jefe, de ser libre de organizar tus tiempos, de ganar lo que tú quieras; pero nadie nos habla de las dificultades y altibajos que viven día a día quienes se atreven a “romper la burbuja”, a “pensar fuera de la caja”, básicamente: a cambiar el mundo.

La sugerencia que te doy es: por favor no emprendas, así es, no emprendas si no estás dispuesto a enfrentar y soportar la serie de complicaciones que vas a encontrar en el camino, no emprendas si a la primera de cambio te vas a rendir, no emprendas si no estás dispuesto a sacrificar un poco para alcanzar, pero sobretodo, no emprendas si no estás dispuesto a disfrutar las maravillas de la autorrealización y compartir; porque si emprendes y no estás convencido de lograrlo solamente vas a encontrar resultados negativos que harán de tu proyecto un fracaso inminente. Si has llegado hasta aquí, tienes agallas para librar cualquier inclemencia y estás dispuesto a recibir al éxito con los brazos abiertos: ¡¡Bienvenid@!!

No emprendas

Las características que debemos tener como emprendedores son:

  • Motivación
  • Autoestima
  • Visión
  • Propósito
  • Compromiso
  • Actitud de ganador
  • Deseo de contribuir

MOTIVACIÓN

La motivación, básicamente, es lo que hace que te pares a las 4:00 de la mañana a hacer yoga para cuidar tu equilibrio físico-emocional así como tu salud; es, entendido de manera coloquial, lo que te mueve.

La motivación nos ayuda a mover obstáculos, librar barreras que nos impide llegar a la cima, nadar contra corriente.

Hay que hacer mención que todos tenemos diferentes estímulos por los cuales se activa nuestra motivación, algunos por salud, otros por diversión, otros por necesidad económica, incluso algunos por ocio; pero todos tienen algo en común: decidieron hacer las cosas, pasaron del dicho al hecho.

Motivación

AUTOESTIMA

Según algunos autores lo reconocen como: sentido de dignidad o estima que te tienes a ti mismo; personalmente lo defino como: “Sabernos, conocernos y reconocernos como personas extraordinarias”. En este sentido hagamos una reflexión, ¿Cuántas veces te has encontrado a personas que hacen cosas que tú no puedes?, seguramente tú haces cosas que alguien más no, por ejemplo: decidir emprender.

Parte fundamental de la autoestima es saber aceptar las situaciones, buenas o malas, siempre ayudan, nos van forjando como somos, las cosas buenas las disfrutamos y de las malas aprendemos (claro, no todos).

Al momento de emprender lo más seguro es que te equivoques o que fracases, tienes dos opciones, dejar que la equivocación se lleve todos tus sueños o aprender y seguir luchando; recuerda lo que dijo Thomas Alva Edison: “No fracasé, encontré 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”. Equivocarte te da la oportunidad de volver a intentar. Vuélvete experto en fracasos y disfrútalo.

Autoestima

VISIÓN

Es lo principal en un proyecto, pero lo ubicamos hasta el tercer punto ya que los dos anteriores tienen que ver con el ser, y al final, la persona en sí es lo que más vale.

La visión nos habla de la responsabilidad de quienes somos y el camino que hay que seguir para llegar a lo que queremos ser.

Va de la mano con la motivación, pues te invita, te exige salir de tu zona de confort, de vencer la barrera de la conformidad y crear lo que quieres en tu vida.

Visión

PROPÓSITO

Responde a las preguntas ¿Quién soy? Y ¿Qué estoy haciendo aquí?

Muchos, en edad adolescente, entran en una crisis existencial y su frase favorita es: “Mi vida no tiene sentido”, en realidad no es que no tenga sentido su vida, es que aún no han descubierto cuál es su propósito aquí; ¿Quieres saber cuál es mi propósito en la vida? Ser feliz y compartir esa felicidad con quienes me rodean.

Recuerda que tú eres importante, tienes un propósito en la vida el cual hay que seguir con el corazón, si aún no lo sabes te invito a hacer una introspección y reflexionar, cuando lo descubras estoy seguro que tu vida cambiará drásticamente para bien.

Propósito

COMPROMISO

Ha llegado el momento de tomar una actitud que a veces nos falla, el compromiso es una promesa sincera con nosotros mismos, no con la sociedad ni con nadie más, al final los fracasos y logros serán meramente personales.

A veces confundimos el compromiso con el interés, nos volvemos volubles ante la toma de decisiones que pueden cambiar nuestra vida. Para entender mejor esta confusión entre interés y compromiso pongamos de ejemplo una persona que está haciendo una dieta, al final a quien le afecta o no es a él si no sigue las indicaciones, compromiso es seguir la dieta al pie de la letra e interés es decir: “rompo la dieta un poco ahorita que nadie me está viendo.

El interés es sólo cuando nos conviene, en el compromiso no has excusas sólo resultados.

Compromiso

ACTITUD DE GANADOR

De nada nos sirve emprender, tener todas las cualidades antes mencionadas si le tememos al éxito.

Hay personas que luchan y cuando llegan o están a punto de alcanzar su objetivo se empiezan a preguntar ¿y si sí? ¿y si no? ¿y si tal vez?, y por una u otra retroceden y nunca lo hacen.

La gran diferencia entre una persona de éxito y una persona fracasada radica, la gran mayoría de ocasiones, en la actitud; pongamos un ejemplo:

  • Persona fracasada: Si se puede, pero es difícil
  • Persona exitosa: Es difícil, pero ¡si se puede!

Mismas palabras, diferente actitud y por supuesto diferentes resultados.

Actitud de ganador

DESEO DE CONTRIBUIR

Hoy en día los proyectos que no ayudan a la sociedad, al medioambiente o satisfacen alguna necesidad no son viables, es por ello que siempre hay que pensar de manera positiva, buscar la oportunidad de aportar algo; tal vez solos no logremos cambiar al mundo, pero si transmitimos esa actitud de contribuir vamos a lograr que se sumen más y más, lograremos hacer una cadena de contribución enorme, y ahora sí, pequeñas acciones en conjunto pueden lograr grandes cambios en el mundo.

La pregunta que debemos hacernos es: ¿En qué estamos contribuyendo a la sociedad?

Ahora que ya conocemos las principales características de un emprendedor, te pregunto ¿Estás dispuesto a luchar contra todo para alcanzar tu ideal? Si tu respuesta fue afirmativa te felicito, aplicando esto en conjunto, trabajando arduamente, poniéndole pasión y corazón estoy seguro que lo vas a lograr.

Deseo de contribuir

Recuerda que: “El cielo no es el límite, el límite eres tú”….

¡No olvides seguirme en mi Facebook Oficial!

Facebook: Clownsultoría para Emprendedores

¡Escríbeme tus comentarios aquí debajo!

Hasta la próxima, colega emprendedor (a, es)…

Clownsultoría para Emprendedores


Artículo escrito por Clownsultoria

Joven empresario en el sector del entretenimiento. Licenciado en Mercadotecnia. Conferencista Magistral y Profesor experto en áreas de la Innovación y Creatividad Empresarial. Apasionado por la motivación y gestión del espíritu emprendedor ¡Síguelo ya en sus redes sociales!

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

2 Comentarios en este artículo
  1. Alvaro Peredo Reply

    Estoy de acuerdo con el enfoque del artículo.
    La tarea de emprender exige mucha dedicación y sacrificio. Pero también es necesario tener una buena visión con los objetivos claros.

    Muchas gracias por compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.