Por qué no debes olvidarte del marketing tradicional

El marketing online es muy importante hoy en día. En cualquier reunión de emprendedores y autónomos siempre hay alguien que saca este tema y comienza una animada conversación. Todos aquellos que acaban de abrir un nuevo negocio o están pensando en hacerlo emplean muchas horas en formarse y en intentar entender de qué trata el marketing online y cuál es la mejor forma de dar a conocer su negocio en Internet.

Resultaría absurdo negar que la presencia en Internet y el marketing online son imprescindibles para sacar adelante un negocio con éxito, pero estaríamos cometiendo un error si nos centráramos únicamente en el mundo virtual y nos olvidáramos por completo del marketing tradicional.

Debido a la influencia del marketing online y al cambio experimentado por los compradores y clientes en potencia, a quienes hay que aproximarse de forma muy diferente a como se hacía años atrás, el marketing tradicional también ha cambiado mucho, pero hay algunas cosas que permanecen y es importante no olvidarse de ellas.

Marketing tradicional

Quien más y quien menos ha acudido a un par de eventos o ferias a lo largo de su trayectoria profesional, la mayoría de nosotros hemos asistido a muchos de estos eventos a título personal, y todos ellos tienen un importante punto en común: los llamados artículos de merchandising. ¿Alguien ha asistido a Fitur y no ha salido de IFEMA con al menos un bolígrafo promocional? ¿Alguien se ha resistido a guardar en la bolsa de aseo al menos uno de los productos de baño de un hotel? ¿Quién no ha caído en la tentación de coger un caramelo en la consulta del médico? Seguro que si abres el cajón que tienes al lado encontrarás varios artículos publicitarios que has ido recopilando a lo largo de los años.

Estos artículos promocionales que pueden ahora parecer insignificantes en tu cajón son una potente arma publicitaria que ayuda a mantener una empresa en nuestra memoria. Quizá con el paso de los años los nombres impresos en bolígrafos y libretas ya no nos digan nada, pero en el momento en que los recibimos tuvieron una gran influencia en las decisiones que tomamos en los días siguientes. Los artículos de merchandising para promocionar una empresa son efectivos a corto plazo, la mejor forma de que alguien que acaba de visitarnos se acuerde de nosotros durante los días siguientes a nuestro encuentro.

Los regalos de publicidad son como las empresas, pueden ser grandes o pequeños, lo importante es encontrar el más adecuado para cada momento. En la mayoría de las ferias y convenciones se regalan bolígrafos, libretas o fundas para el móvil, artículos aparentemente insignificantes pero tan necesarios para nuestro día a día que terminan resultando muy útiles. En reuniones de alto nivel podemos encontrar los mismos artículos pero de mayor calidad, y en ocasiones especiales las empresas optan por sorprender a los asistentes y ofrecer un artículo promocional innovador para conseguir un mayor impacto.

En definitiva, si estás pensando en abrir un pequeño negocio no debes olvidar nunca el poder de un regalo promocional. Un bolígrafo, una libreta o un bol lleno de caramelos pueden hacerte marcar la diferencia frente a tu competencia. No cometas el error de pensar que tu empresa es demasiado pequeña para preocuparte por este tipo de cosas, piensa en grande y tus resultados serán aún mayores.


Artículo escrito por Admin

El objetivo de esta comunidad es permitir a emprendedores compartir sus ideas y experiencias para juntos aprender y emprender.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Mark de Zabaleta Reply

    Ciertamente una buena reflexión…

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.