Recomendaciones para disfrutar al máximo tu viaje de Negocios a Bruselas

Si viajas por negocios a Bruselas o has encontrado alguna oferta de viaje para una escapada de fin de semana, debes saber que más allá de toda la sobriedad de su ambiente diplomático, la ciudad esconde rincones naturales donde destellan todas las tonalidades del verde. En este artículo te presentamos los parques y jardines más bellos de Bruselas y sus alrededores.

Muchos extranjeros que viven en la capital europea descubren pronto que Bruselas es también una ciudad de parques. Los más grandes, el Parc de Bruxelles y el Parc du Cinquantenaire se hallan más o menos en el centro de la ciudad. Pero tanto en Bruselas como en sus alrededores se esconden pequeños paraísos verdes que vale la pena visitar.

Es muy fácil pasar de largo el parque Petit Sablon, escondido junto a la Iglesia de Notre Dame du Sablon y del Palacio Egmont. Un parque pequeño pero precioso, sobre todo en primavera, y extremadamente romántico. Por algo lo llaman en Bruselas el “Parque de los Enamorados”. Otro espacio verde muy particular es el Parc Josaphat, ubicado en la zona del Boulevard Lambermont en un barrio al que el Art Déco dejó su impronta a principios del siglo XIX. Es el típico parque decimonónico, de estilo francés con sus parterres y misteriosas estatuas. En invierno, un aire cinematográfico envuelve a este intemporal sitio.

Una vista panorámica fantástica sobre la ciudad también se obtiene desde Laeken, la residencia real belga, que abre una parte de su parque al público. Aqui el jardín es más bien inglés, con extensas praderas y árboles centenarios. Una visita obligada es sin duda la Abadía de la Cambre, en Ixelles, al sur de Bruselas. La abadía tiene también un maravilloso parque, dividido en diversos niveles, ideal para dedicarse unas horas a la pura contemplación de la naturaleza. Colindante a la abadia está el Bois de la Cambre, que con el tiempo se ha convertido en uno de los bosques urbanos de Bruselas. Los fines de semana se cierra al tráfico rodado, por lo que la paz está asegurada.

Ya fuera del Bruselas propiamente dicho, no dudes en acercarte al Anderlecht. Este suburbio de Bruselas aparentemente anodino, más conocido por su equipo de futbol que por otra cosa, esconde una maravilla: el Jardín Filosófico de la casa museo de Erasmo (Erasmus House). El museo lo define como un jardín relajante, así que ya está todo dicho. En Meise, cerca del Atomium, otro de los símbolos de Bruselas, se encuentra el Jardín Botánico Nacional de Bélgica, uno de los mejores de Europa, que no tiene nada que envidiar a los Kew Gardens de Londres, por ejemplo.

Y no podemos dejar de mencionar un espacio verde sembrado de historia: Waterloo, que se encuentra a 20 minutos en coche de Bruselas. Allí, se cruzan los suburbios de Bruselas con coquetos pueblos típicamente belgas y preciosos bosques. El monumento conmemorativo de la histórica batalla preside una llanura cubierta de campos cultivados y pequeños bosques, que es bellísima en verano. Realmente resulta difícil imaginar cómo en este entorno idílico tuvo lugar un acontecimiento tan violento.

Para visitar todos estos lugares de Bruselas es una buena idea consultar alguna empresa de alquiler de coches, los encontrarás a precios economicos y podrás recorrer la capital belga sin problemas.

Como ves, Bruselas es mucho más que una ciudad de exquisita arquitectura. Sus espacios verdes te ofrecen el entorno perfecto para relajarte durante tu viaje de negocios o después de un día de visitas culturales por la ciudad. Simplemente, déjate llevar por la belleza de la naturaleza belga. Consulta en línea las numerosas ofertas de vuelos baratos y hoteles baratos  para planificar una escapada a Bruselas y descubrirlo por ti mismo el próximo fin de semana.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.