Valoración sobre sistemas de gestión integrada – propuesta de como lograrlo

Valoración  sobre la necesidad de aplicar los sistemas de gestión como herramienta de trabajo en el proceso de dirección empresarial para lograr  un liderazgo en su desempeño.

Situación Problémica:

Muchas empresas carecen de una estrategia global, coherente e integradora que permita avanzar en la implementación de los sistemas de gestión integrados que le permita dar una respuesta a la demanda de lograr la eficiencia empresarial.

Línea Estratégica:

Hacer uso de la ciencia instituida a partir de los proyectos estratégicos de I+D+I

Fundamentación Teórica:

El mundo se mueve cada vez más, hacia una concepción integradora en cuanto a la planificación, organización y dirección del desarrollo, donde debemos actuar como protagonistas y no como simples usuarios. Se trata de asumir, de compartir, de tener la preparación y los conocimientos para emprender la gestión del desarrollo.

En la actualidad, existe una amplia gama de propuestas de modelos y enfoques gerenciales que se introducen con más o menos éxitos en diferentes organizaciones.

Por sus implicaciones económicas y el desempeño de cualquier tipo de organización, las transformaciones de las concepciones gerenciales  de la vida empresarial han acuñado el concepto de competitividad en las más diversas acepciones.

Lograr una competitividad, entendida como la capacidad para desempeñarse igual o mejor que las entidades homólogas y considerando como marco referencial las prácticas internacionales, es una condición necesaria e indispensable para alcanzar el desarrollo empresarial.

Para las condiciones actuales, las empresas según su desempeño, se clasifican en tres modelos o categorías que las distinguen por sus capacidades, efectividad en la alineación de sus procesos productivos, tecnologías, visión, estrategia y cultura:

  • Empresa  Eficiente
  • Empresa  Competente
  • Empresa  de Alto desempeño

Empresa  Eficiente:

Es aquella donde su sistema organizativo es adecuado, cuenta con una estrategia global explícita (documentada), sus sistemas y procedimientos de trabajo están funcionando según diseño, fundamentalmente en lo organizativo, trabaja para conocer las características de su entorno, iniciando un evidente proceso de mejora continua, trabaja en equipo para analizar problemas y proponer soluciones, planifica la preparación de los directivos y trabajadores para el desarrollo del proceso de cambio, promueve un sistema de capacitación y estimulación, su contabilidad es certificada por terceros, cumple su plan de utilidades y el nivel de ventas es creciente en el mercado nacional.

Empresa Competente:

Está organizada por procesos, se adapta con rapidez a los cambios del entorno ajustando a estos la estrategia global; se aplica un proceso de mejora continua en las principales áreas de competencia; funciona con equipos de trabajo autodirigidos; garantiza la seguridad y salud de los trabajadores y cuenta con un efectivo plan de formación técnica; la productividad es superior a la media nacional en su rama, dispone de un sistema de calidad certificado por una entidad competente, así como el sistema de gestión ambiental, sus productos y servicios compiten en precio y oportunidad en el mercado nacional; muestra un perfeccionamiento sistemático de sus procesos productivos y de servicios y tiene alianza estratégica con organizaciones que complementan su trabajo con resultados crecientes derivados de la innovación.

Empresa de Alto Desempeño:

Es líder, en su campo, en todos los aspectos de la actividad empresarial; cuenta con una estrategia global proyectada por más de cinco años, aplica un proceso de mejora continua en las esferas de trabajo y se anticipa a los cambios del entorno, garantiza la calidad total de sus productos o servicios y asegura el desarrollo sustentable de producciones limpias; está institucionalizado por procedimientos claros y precisos, su sistema de calidad está certificado por una entidad internacional; la productividad es comparable con los estándares internacionales, establece alianzas estratégicas y organizaciones virtuales con clientes y proveedores; y sus productos y servicios compiten en el mercado internacional, donde su presencia es creciente y refleja impactos importantes derivados de la innovación.

Contextualización y Propuesta de Intervención:

Luego de hacer un análisis valorativo sobre cuanto le falta a nuestras empresas para comenzar a transitar por estas categorías, y partiendo del criterio de que la estrategia global es la forma más evolucionada y coherente de plantear la dirección organizacional de una entidad donde se vincule el contexto de desarrollo, sus recursos, habilidades y capacidades internas con la adecuada consistencia y consonancia.

Propuesta:

Establecer un modelo organizativo que sirva de base para instrumentar las estrategias globales de las entidades y de esta forma dar pasos certeros rumbo a la consolidación y desarrollo de nuestro propósito.

¿Cómo organizar la Estrategia Global de una unidad organizacional?

  • Hacer un diagnóstico participativo, dinámico y con carácter de proceso donde se identifique las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.
  • Identificar los principales problemas que afectan el desarrollo del proceso productivo o de servicio.
  • Hacer el análisis causa-efecto.
  • Definir los objetivos generales y específicos para la unidad  organizacional.
  • Definir la misión.
  • Definir la visión.
  • Definir la política.
  • Definir las vertientes de liderazgo.
  • Precisar las metas y los plazos propuestos.
  • Definir el sistema de valores que debe potenciar la entidad.
  • Definir las vías para cumplir las metas.
  • Estructurar el plan de acciones perspectivas para cumplir las metas.
  • Identificar las áreas de resultados claves que intervienen en el desarrollo global de la entidad.
  • Diseñar un programa de gestión para cada área de resultado clave.
  • Cada programa de gestión debe tener explícitamente su sistema de acciones y sus criterios de medidas para evaluar el nivel de desempeño en correspondencia con su gestión.
  • Cada programa debe estar representado por un directivo que responda responsablemente ante el máximo órgano de dirección de la entidad por su desempeño.
  • Debe establecerse un cronograma para la rendición de cuenta de los distintos programas.
  • Deben establecerse las alianzas estratégicas entre cada programa de gestión.

La organización de estrategias globales para la dirección, diseñadas a partir de esta propuesta, sienta las bases para avanzar con pasos firmes hacia el logro de una estructura que permita asimilar en poco tiempo la dinámica de los sistemas de gestión integrados, entonces estarán en condiciones de mejorar su imagen corporativa.

Lic. Ricardo Morell Morfa.


Artículo escrito por fxtrader

Me encantan los negocios y sueño con convertirme en un exitoso empresario. Me gusta compartir con otros emprendedores y trabajar cada día por mis proyectos.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.