El vendedor y el manejo de las emociones

Un buen vendedor debe aprender a gestionar de manera positiva sus emociones, porque con frecuencia hay que enfrentar muchos rechazos, soportar la presión del trabajo, lidiar con múltiples temperamentos y perseverar para alcanzar las metas establecidas.

El vendedor puede aprender a manejar sus emociones.

Cuando un vendedor está en sus inicios, quizás caiga con frecuencia en cierto descontrol emocional, donde se experimenta desánimo, se pierde autoconfianza, surge la fatiga con mayor facilidad y comienzan las dudas en la profesión.

Según se va adquiriendo mayor experiencia, luego se aprende a manejar las emociones y se entiende que en el campo de las ventas, es normal pasar por un gran número de prospectos, antes de lograr un cierre exitoso.

¿Cómo debe manejar las emociones un buen vendedor?

El vendedor y el manejo de las emociones

  • Concentrarse en dar lo mejor con cada cliente:

El buen vendedor no puede estar viviendo de acuerdo a acontecimientos del pasado, aunque los eventos hayan ocurrido hace algunos minutos. El vendedor debe concentrarse en dar lo mejor con cada cliente, demostrar entusiasmo, alto sentido de cooperación y la alegría de ayudar a los clientes a encontrar lo que están buscando. Las personas exitosas siempre viven en el presente y se aseguran de ejecutar las acciones que producen buenos resultados.

  • Estar dispuesto a aprender de cada experiencia:

El vendedor puede observar que sus últimas presentaciones no han tenido el impacto esperado, en ese caso debe preguntarse: ¿qué hice mal?, ¿elegí el prospecto de manera apropiada?, ¿logré llamar la atención de esas personas?, ¿solventé las objeciones?, ¿usé buenos argumentos para vender?, etcétera. Estas preguntas de autoevaluación son de gran utilidad para mejorar el desempeño e ir realizando los cambios que lleven al cumplimiento de las metas.

  • Construir un estado emocional positivo para transmitirlo a los demás:

El vendedor que está alegre, entusiasmado y comprometido, difícilmente pierde su optimismo, por el contrario, transmite a sus clientes esas expectativas positivas. Es muy agradable encontrarse con una persona motivada y que está convencida de lo que hace y promueve. El buen vendedor lleva a los clientes a un estado de serenidad y entusiasmo, lo cual le permite lograr altos niveles de ventas.

  • Crear una sinergia poderosa que favorece el cierre de las ventas:

Se habla de la química del amor, donde dos personas sienten esa gran conexión que les permite iniciar una relación. En el campo de las ventas ocurre algo similar, el vendedor estrella es capaz de llevar al cliente a ese estado mental efusivo e intenso que facilita el cierre de una venta.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.