¿Vender un Producto o un Servicio?

Cuando optamos por comenzar a levantar nuestro propio negocio se nos plantea la duda de qué vender: Un producto o un servicio, y apenas conocemos las ventajas de uno y de otro. En muchos casos, la decisión que toma el emprendedor para aliviar esta duda se basa en su anterior experiencia, es decir, si previamente has trabajado en un negocio en el cual realizabas servicios a domicilio o a empresas, posiblemente optarás por continuar con esta tendencia para evitar andar por un terreno inexplorado.

Si te encuentras ante la duda y no dispones de ningún tipo de experiencia previa, no te preocupes, te vamos a mostrar una serie de consejos que deberías tener en cuenta ya que te ayudarán a tomar una determinación sobre el qué vender.

En lo referente a la venta de productos, debemos decir a su favor que no encontrarás barreras en cuanto a limitaciones de clientes ni de stock, siempre que mantengas actualizado tu inventario y asumas una inversión nada más comenzar en la compra de los primeros materiales. Por su contra, podemos afirmarte que puede resultar más costoso al tener que invertir en materiales para su fabricación, si la hubiera que hacer, o bien, en el gasto extra que se genera al tener que enviar el pedido al cliente.

Vender un Producto o un ServicioNo ocurre lo mismo si optamos por vender productos electrónicos a través de un negocio por Internet, esta nueva versión del tradicional producto no requiere de inversión en material ni almacenaje ni gastos de envío ya que todo se realiza desde el propio ordenador. Ebooks y recopilaciones de información profesional en forma de tutoriales son de lo más demandados.

Por otra parte, la oferta de servicios nos beneficia en cuanto a la confianza que deposita el cliente en nosotros, es decir, si solicita el servicio una vez es probable que cuente con nosotros en futuras situaciones, algo que en los productos si no es un bien de consumo, resulta más difícil. Sin embargo, la oferta de un servicio hará que la rentabilidad del negocio dependa de nuestro tiempo invertido ya que se reducirá considerablemente nuestro radio de acción al tener que invertir mucho más tiempo en efectuar el pedido.

Como puedes comprobar cada uno cuenta con puntos a favor y en contra, depende de ti y tus cualidades para poder elegir correctamente. Si eres una persona activa y constante, te recomendamos que promociones la oferta de servicios, sin embargo si eres trabajador y posees buenos conocimientos como para reunirlos y venderlos, inclínate a hacia la venta de productos.

¿Que otro aspecto consideras relevante para elegir entre la venta de producto o la prestación de servicios? ¿Tienes alguna experiencia que desees compartir?


Artículo escrito por Javier Diaz

Soy un Joven emprendedor apasionado por la tecnología, la educación y los negocios. Blogger en Negocios y Emprendimiento, creador de Emprendices, Co-fundador de Net Masters y Docente de Emprendimiento.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.