Estamos en tiempo de crisis y todos nos vemos afectados en mayor o menor medida. Mucha gente ha perdido su trabajo o algunos han visto mermadas sus posibilidades profesionales debido al aumento de paro. Es el tiempo de aumentar nuestro efectivo, de cortar gastos innecesarios y de invertir. Para muchos esto suena bastante complicado, pero si miramos a nuestro alrededor veremos que hay formas más que sencillas de ir ahorrando y tener más dinero líquido en nuestros bolsillos sin esfuerzo alguno. Hoy os presentamos cinco sencillas formas de ahorrar en estos tiempos que corren:

  1. Vende cosas que ya no uses: si le das un repaso a tu casa vas a encontrar cosas que hace siglos que no usas y de las cuales te puedes desprender a cambio de algo de dinero. Bicicletas, motos, equipamiento deportivo, electrodomésticos, electrónica… visita Ebay o cualquier periódico de anuncios de segunda mano de tu zona y verás como cada día cientos de personas se deshacen de todo aquello que ya no usa, consiguiendo así una buena inyección de efectivo.
  2. Busca un segundo trabajo: si, ya sabemos que en los tiempos que corren un segundo trabajo es algo harto complicado, pero te has preguntado ¿por qué no ser tu propio jefe? Puedes dar clases de cualquier materia que domines cada tarde a alumnos rezagados por ejemplo. ¿Hay algo que se te de especialmente bien? ¿Por qué no explotas esa cualidad y la comercializas? ¡¡Ganar dinero de un hobby es lo más reconfortante que hay!!
  3. Vende tu coche y hazte con uno “menor: es decir, si tienes un coche que debido al gasto en mantenimiento, combustible etc, que no te puedes permitir, deshazte de él. Qué importa el aprecio que le tengas si lo que está en juego es tu bolsillo. Además ahora si compras un coche ecológico ahorrarás no solo en carburante, sino también en impuestos.
  4. Intenta ir lo mínimo de compras: y aunque no vayas de compras, evita en la medida de lo posible el ir a centros comerciales como tiempo de ocio… siempre es difícil resistirse a las gangas que puedes llegar a ver. Y siempre haz una lista de la compra antes de ir al supermercado. Las compras compulsivas son parte principal en el no progresar económicamente.
  5. Reduce las facturas en tu hogar: televisión por satélite, internet, móvil, suscripciones a revistas, suscripciones a gimnasios caros… si estás en un aprieto debes tener una lista de prioridades y privarte de todo aquello que está de más, todo aquello que no es imprescindible para el día a día como las revistas, la televisión por satélite o el gimnasio (¡¡hacer footing por la calle es igual de saludable que en el gimnasio!!)

Y ya sabes, siempre ahorra e invierte.

por voyaserrico.com