Saltar al contenido

4 Prácticas para mejorar el marketing de un pequeño negocio

el 16 noviembre 2021

Está claro que las ventas online de productos y servicios tiene un futuro prometedor por delante. Sin embargo, el éxito o el fracaso sigue dependiendo en gran medida de una buena estrategia de marketing de ecommerce para las pequeñas empresas.

¿Las pequeñas tiendas online pueden competir con los gigantes de su sector? Aunque muchas personas responderían que sí a esta pregunta, lo cierto es que existen diversas técnicas diseñadas para aumentar el atractivo y el alcance de los negocios online, atrayendo y reteniendo a los clientes sin necesidad de invertir una fortuna.

Por lo que, automatizar las campañas de email marketing, abrir una tienda complementaria en Facebook e Instagram o implementar un chat en vivo son algunas de las mejores prácticas de marketing para las pequeñas empresas, independientemente de su sector, producto o cliente objetivo.

A continuación, te compartimos cuatro prácticas que te ayudarán a mejorar el marketing de tu negocio.

Mejorar el marketing de un pequeño negocio

1. Automatizar el marketing por correo electrónico

La automatización de tareas ahorra tiempo y recursos a las pequeñas empresas, pero también ayuda a mejorar la eficacia del marketing por correo electrónico.

Esto aumenta la velocidad de envío de los mensajes en el momento adecuado y con información relevante para el consumidor. De este modo, el envío de correos electrónicos es más eficaz y continuo.

La creación de listas segmentadas (como usuarios que han abandonado carritos de la compra o suscriptores de blogs corporativos) ayuda a mejorar la eficacia del marketing automatizado. Por ejemplo, al final de cada mes, se podrían realizar campañas de emailing basadas en la lista de deseos. Es una de las prácticas de marketing para ecommerce más recomendables para las pequeñas empresas.

2. Apostar por la venta por medio de redes sociales

Las redes sociales como Facebook, Instagram o WhatsApp no pueden faltar en la estrategia de marketing del ecommerce para el pequeño comercio, ya que se estarían perdiendo miles de oportunidades.

¿Por qué estas plataformas? Se tratan de las redes sociales con más usuarios a nivel mundial, además de que tanto Facebook como Instagram han habilitado opciones de tiendas o catálogos dirigidos para los pequeños negocios que aún no cuentan con ecommerce.

Estas opciones aún no habilitan los pagos por internet, pero no te preocupes. Hay opciones como transferencias interbancarias, transferencias vía celular o links de pago para solucionar ese detalle.

La presencia de una marca en estos canales aumentará el número de ventas directas y también permitirá a los usuarios compartir los productos y así ampliar su alcance. Cabe destacar que el prestigio y el recuerdo de la marca también se verán reforzados por el uso de las redes sociales.

3. Hacer contenidos de marketing

Para desarrollar una estrategia de marketing ecommerce para pequeños negocios efectiva, es necesario mantener un contacto cercano y directo con el cliente. El marketing de contenidos es perfecto para conseguirlo. Uno de los formatos más populares es el blog, pero existen otras formas de marketing de contenidos.

Los podcasts de audio ayudan a presentar la experiencia de la tienda online o a crear una comunidad de consumidores. Los guest post, además de promocionar una marca entre influencers y bloggers, ayudarán a mejorar el posicionamiento SEO. Las guías y los libros blancos ayudan a los clientes a obtener mejores resultados con los productos que han comprado. 

4. Mejorar la capacidad de respuesta y de atraer tráfico móvil

Para aumentar la eficacia del marketing de ecommerce para pequeñas empresas, no hay que olvidar el tráfico móvil, que supone más del 75% del tráfico total, según diversos estudios.

Cualquier empresa debe preparar su sitio web para ofrecer una experiencia óptima a los usuarios de teléfonos móviles, tabletas y otros dispositivos. Según un informe de Comscore, el número de consumidores en dispositivos móviles ya supera a los que compran desde el ordenador, lo que significa que las empresas que no tengan una versión responsive no podrán beneficiarse de estas ventas.

En definitiva, el ecommerce es una oportunidad para aumentar el volumen de ventas de una tienda tradicional. Gracias a las diferentes herramientas de marketing disponibles en el ámbito digital, las pequeñas empresas pueden competir en igualdad de condiciones con los gigantes del comercio electrónico local.

Así que es cuestión de que decidas comenzar a implementarlas en tu negocio para poder aprovechar el gran auge que tienen y tendrán a futuro las ventas online.

Contenido Relacionado:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.