5 Formas para mejorar la comunicación en la empresa

La comunicación interna es una de las herramientas más importantes con las que cuenta la empresa para lograr tener un equipo de trabajo informado, motivado y en línea con los objetivos planteados.

Cuanto más grande es la empresa, más difícil resulta esta labor y mayor es la probabilidad de que la información se pierda por los diferentes canales y mandos.  Mantener enfocados a todos los empleados en los mismos objetivos e integrados en el equipo, se convierte en un reto o una meta en sí misma para un buen líder profesional.

Para que la comunicación sea efectiva el aspecto fundamental es que sea transparente, no engañe a los miembros y sea coherente con la cultura de la empresa.

Os enseñamos 5 consejos que os ayudarán:

Mejorar la comunicación en la empresa

  1. Construye un buen clima dentro de la empresa.

Para construir una comunicación fluida dentro de la empresa hay que reducir muchas barreras que a priori se establecen entre los interlocutores. Los prejuicios, los rumores y la desconfianza entre compañeros y con el líder crean un espacio donde la información no fluye. Potenciar la confianza, valorar todas las aportaciones y el respeto entre los miembros es básico para animar al diálogo.

  1. Ayúdate de herramientas tecnológicas.

Herramientas como un chat para empresas compatible tanto con smartphones como en escritorio, permiten crear equipos de trabajo y coordinar tanto a los trabajadores que se encuentran en movilidad como los que están en la oficina. De esta forma tenemos a toda la empresa alineada en el mismo sentido y en red, entendiendo que labora realiza cada uno y con la posibilidad de aportar en tareas ajenas. Estos chat para empresas suelen crear espacios para trabajar de una manera más colaborativa y transversal. Además una herramiento que conecte al equipo en red permite al líder o manager visualizar de forma rápida como los distintos miembros se distribuyen las tareas, cumplen sus objetivos o interactúan entre ellos.

  1. Establece un ritmo de comunicación.

Un equipo tiene que establecer un ritmo de comunicación y coordinación que le permita detectar los problemas antes de que surjan, llevar un seguimiento continuo de los objetivos y mejorar constantemente en base a lo aprendido. Además, igual de perjudicial es un flujo lento de comunicación como una sobrecarga de ella que genere interrupciones continuas y ralentice el trabajo. El objetivo es conseguir un óptimo flujo de información a los gerentes y entre los miembros del equipo que de autonomía de acción y a la vez poder de conexión. Tanto la calidad como la cantidad tienen que ser las adecuadas en definitiva.

  1. Crea unión fuera de la empresa.

La organización de eventos lúdicos fuera de la oficina en los que participen los miembros del equipo o equipos es una excelente alternativa para promover una mejor integración y eliminar prejuicios, lo que acabará por mejorar la comunicación. Los empleados deben sentirse parte de la empresa, un aspecto fundamental para garantizar la satisfacción laboral, y nada mejor que crear lazos de unión a través de disfrutar de actividades de recreo.

  1. Estructura la información.

Tanto en los email como en las reuniones hay que evitar irse por las ramas. Hay que tener claro el discurso, lo que se quiere transmitir y qué datos se necesita del interlocutor. No hay nada más improductivo que una comunicación sin unos resultados concretos. Es imprescindible que la información sea relevante para el público al que está dirigida, completa, comprensible, interesante y emocionante. Igualmente, hay tener presente que el estilo de comunicación más natural, directo y claro suele ser el más efectivo.

En definitiva, es obvio que cualquier empresa necesita implementar técnicas de comunicación efectivas que disminuyan la posibilidad que se generen cortocircuitos entre los distintos integrantes de la organización. Una mala comunicación perjudica directamente el trabajo de un equipo ya que lo ralentiza, duplica o incluso provoca la falta de calidad de las tareas, baja la productividad, aumenta la incertidumbre y desmotiva.

Por último, recomendar la medición anual de las variables de la comunicación ya que lo que no se mide no se puede controlar. Es vital anticiparse ante posible desajustes o fallos en la empresa en los procesos de comunicación, para ello nada mejor que hacer auditorías internas para supervisar este activo intangible, tan importante para cualquier empresa para conseguir el éxito.

Acerca del Autor:
Leyre Soto
Este articulo fue escrito por Leyre Soto, redactora de TribeScale

“Soy Licenciada en Derecho y Ciencias Políticas. Me encanta la comunicación, las RRSS y las personas valientes que emprenden nuevos caminos. Cine, música y humor como necesidades vitales.”


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.