Analisis del Capital de Trabajo Vs. Capital Humano e Intelectual

“Nadie aprende en cabeza ajena” dice un antiguo refrán mexicano, sin embargo son grandes los aprendizajes que se pueden retomar de las experiencias de otras personas o empresas. Un claro ejemplo de esto, es el tema de los créditos empresariales, en la experiencia de un servidor en el trajinar por bancos y administradoras de crédito, me ha tocado ver que invariablemente los créditos para Capital de Trabajo terminaban generalmente en cartera vencida, y la explicación es sencilla, no se puede pretender que un crédito que desde su origen fue mal otorgado se pueda recuperar en tiempo y forma, no se necesita ser una lumbrera es simple sentido común, mientras que un crédito refaccionario es destinado para la adquisición de maquinaria y equipo (activo fijo), un crédito hipotecario es destinado para la adquisición de un inmueble, el Crédito para Capital de Trabajo, pese a su rimbombante nombre, la mayoría de las veces no es otra cosa que el hueco que se hace para tapar otro hueco, salvo honrosas excepciones, y es producto de la falta de eficiencia y eficacia de la empresa no solamente de sus finanzas, ya que estas son solamente el resultado de lo que se hace en los otros cuadrantes del negocio: Equipo humano y procesos. Porque las finanzas son la punta del iceberg, lo que se ve o el resultado visible, y son el producto de lo que se hace en los otros cuadrantes.

Más que recurrir a créditos de Capital de Trabajo, que la mayoría son como aspirinas tratando de curar un cáncer, las empresas requieren echar un vistazo al Ciclo Total del Negocio, y revisar los cuadrantes del Equipo Humano, Procesos, estando estos cuadrantes funcionando adecuadamente entonces sus clientes estarán satisfechos con sus productos y servicios, y lo que se observará en el cuadrante de las Finanzas será el resultado de lo que se haya hecho en los otros cuadrantes.

Lo anterior implica un proceso de consultoría transformacional que otorgará a la empresa una solución duradera en el largo plazo, mientras que las soluciones o parches temporales solo proporcionarán alivio temporal. No se puede solucionar un problema financiero con soluciones financieras, porque el remedio será temporal.

No se puede solucionar un problema en el mismo nivel en el que fue creado, es necesario pasar a otro nivel.

De acuerdo al Reporte sobre el Sistema Financiero del Banco de México de Julio de 2009 la cartera vencida de empresas se vio incrementada principalmente en créditos a corto plazo. Esta clasificación incluye los créditos para capital de trabajo.

Al primer trimestre de 2009, el índice de morosidad ajustado del crédito otorgado por la banca múltiple a las empresas privadas no financieras se incrementó. En marzo de 2009, dicho índice se situó en 2.1 por ciento.

Según este mismo reporte, “El servicio de la deuda de las empresas privadas (capital e intereses) se ha incrementado con respecto a los niveles observados en el pasado reciente, resultado entre otros factores del aumento de las tasas de interés activas, así como a un cambio en el perfil de los pasivos a favor de deuda de más corto plazo. En el primer trimestre de 2009, el servicio de la deuda de la banca múltiple de las empresas, como proporción del saldo de su deuda con dichos bancos, fue 38.1 por ciento, en tanto que un año antes ascendió a 34.3 por ciento”.

La disminución de la actividad económica y el aumento de la incertidumbre han provocado que el índice de morosidad se incremente, los proyectos de inversión se vuelvan más riesgosos y que el costo de los recursos sea mayor. Todos estos factores han repercutido en aumentos de las tasas de interés que cobran los bancos por dar crédito a las empresas.

El aumento en las tasas de interés en la cartera comercial obedece entonces a una serie de factores: la escasez relativa de recursos, el encarecimiento de los recursos y un entorno de mayor riesgo (la cartera vencida prácticamente se duplicó en un lapso de dos años).

Normalmente el Crédito para Capital de Trabajo es a corto plazo y se utiliza por las empresas para cubrir falta de efectivo, cuando es para “puentear desfases” en la actividad no ocasiona mayor problema a la empresa, pero cuando se usa para cubrir faltas de ingreso o falta de recuperación de lo que se vendió a crédito, o como diríamos coloquialmente como parche para tapar un hueco, y no se dispondrá en el futuro de los recursos para cubrir los adeudos, es ahí dónde comienzan los problemas.

Los créditos empresariales, y especialmente aquellos redescontados con los fondos de fomento, representan una magnífica herramienta para las empresas que requieran adquirir maquinaria y equipo, expandir o adquirir instalaciones, pero si se utilizan a corto plazo para cubrir falta de ingresos por deficiencias en las empresas, representan un grave problema. Entonces es el momento de que las empresas piensen seriamente en una consultoría transformacional que mejore el ciclo del negocio, y que se realicen los cambios en los cuadrantes del negocio (Procesos, equipo humano, clientes, finanzas) impulsados por un liderazgo providencial y el uso de la tecnología.

Les recomiendo esta web donde puedes encontrar mas información o incluso ofertas laborales  http://www.trabajar.com


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.