“Cambia tu Carácter”

Esta es la historia de un joven que tenía muy mal carácter. Su padre le dio una bolsa de clavos y le dijo que cada vez que perdiera la paciencia, debería clavar un clavo detrás de la puerta.


El primer día, el muchacho clavo 37 clavos detrás de la puerta. Las semanas que siguieron, a medida que él aprendía a controlar su genio, clavaba cada vez menos clavos detrás de la puerta. Descubrió que era más fácil controlar su genio que clavar clavos detrás de la puerta. Llego el día en que pudo controlar su carácter durante todo el día. Después de informar a su padre, este le sugirió que retirara un clavo cada día que lograra controlar su carácter. Los días pasaron y el joven pudo anunciar a su padre que no quedaban más clavos para retirar de la puerta… Su padre lo tomo de la mano y lo llevo hasta la puerta y le dijo: “has trabajado duro por cambiar tu carácter, hijo mío, pero mira todos esos hoyos en la puerta. Nunca más serás el mismo. Cada vez que tu pierdes la paciencia, dejas cicatrices profundas en los seres que te aman especialmente, iguales como las que aquí ves.” Tú puedes insultar a alguien y retirar lo dicho, pero del modo como se lo digas lo devastara, lo herirá y dejará cicatrices muchas veces irreparables en sus corazones, y esa cicatriz, perdurara por mucho tiempo o quizás, para siempre. Una palabra ofensiva y dura, es tan o más dañina, como una ofensa física. Tú familia, tu cónyuge y tus hijos, son los que están más cerca de ti, y es la única que te ánima sin interés, y está contigo, especialmente en los momentos de desolación, de problemas, de enfermedad o divisiones familiares. Ellos te hacen reír te animan y te impulsan a que tengas éxito a que sigas adelante. Ellos te ayudan en todo, te protegen, comparten palabras de aliento, te instan a seguir adelante, elogian tus cualidades positivas, mostrándote tus errores, no te los esconden, te lo dicen para que los trabajes y los superes y siempre están dispuestos para abrir sus corazones. Muestra a tu familia, primero, cuanto te importan, pídeles perdón sinceramente, ese perdón que proviene solo de un corazón restaurado por él Señor; pídele a Dios que te ayude a tener las palabras precisas que necesitan para ser restaurados, no solo las tuyas, háblales con amor, con paciencia y prudencia. Tú familia tus amigos y enemigos merecen una disculpa con arrepentimiento sincero, y recuerda que es un honor de Dios el que puedas pedir perdón a tus seres más queridos. Solo debes decir: “Por favor, perdóname si alguna vez, deje una cicatriz en la puerta de tú corazón” Colosenses 3:23-24 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.¨

Dios te bendiga.

telefonomilvio@gmail.com
Si te gusta: compartela.


Artículo escrito por Juan Carela

¡Hola! Es Juan Carela Hernández… El amigo de Jesucristo. Tiene un máster en matemática, un postgrado en estadística, probabilidad y análisis caótico… Curso estudio de comunicación social, escribe en diferente foro sobre bario tópico… Se dedica a la finanza, préstamo hipotecario, inversiones en la Bolsa, Forex, Commodities, Acciones etc. Para recibir articulo bursátil saverinvertir@gmail.com Para comunicarse con Juan Carela : Escribir a saverinvertir@gmail.com & telefonomilvio@gmail.com Saber invertir.com https://millonarioenlaweb.blogspot.com/

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.