Cestas de Navidad Arale presenta su catálogo de cestas

Cestas de Navidad Arale invita a sus clientes a una fiesta navideña para presentar su catálogo de cestas

Los responsables de esta distribuidora especializada en regalos de empresa brindan así por una campaña en la que esperan repartir 5.000 lotes

Con la música de fondo, el jamón cortado por Toñín endulzando el paladar y las copas rebosantes de buen vino, la clientela de la distribuidora de regalos de empresa Arale brindaba la tarde del viernes para festejar los primeros ecos de la navidad junto a los artífices de ese momento casi mágico que cada diciembre se vive en las empresas. Porque tanto Vicente Argaiz como su mujer Araceli Ajuria cumplen desde el 2001 con un papel fundamental dando forma a las cestas y lotes de navidad con las que los empresarios alaveses obsequian a sus trabajadores.

Desde aquel primer catálogo ha pasado mucho tiempo, y en la agenda de Arale se acumulan más de 300 firmas dispuestas a confiar en su calidad y profesionalidad, amén de los particulares que buscan sorprender a familiares y amigos y encuentran en su almacén de la Avenida del Cantábrico, 11 A (pabellón 3) de Vitoria-Gasteiz, el mejor de los obsequios. Ninguno de ellos quiso perderse la emotiva fiesta que organizaron en la cafetería 4 Azules, engalanada con detalles navideños, para saludar a un radiante Vicente Argaiz.

“Hoy es un día muy especial, llevamos desde el 2001 haciendo el catálogo de navidad, y este año es la primera vez que organizamos una fiesta de navidad”, explicaba el responsable de Arale, satisfecho con la buena acogida del evento.

Y es que aunque los beneficios del tejido empresarial han hecho que los empresarios ajusten gastos, en Arale apenas se nota un bajón del número de pedidos, que en los últimos años ronda las 5.000 unidades sólo en diciembre. “La gente echa el resto, aunque miran un poco más el gasto. Se regalan unos vinos más baratos, o se baja un escalón el tipo del jamón… Pero se sigue teniendo buena voluntad, y sólo te falla la empresa a la que le va mal”, hacía balance Argaiz. Pero estas bajas “se acaban cubriendo por otras personas que se acercan por primera vez”.

Máxima calidad

¿Y cuál es el secreto de este éxito en plena época de recortes? Arale puede presumir de ser fiel a un lema muy importante: pensar en el cliente y ofrecerle lo mejor. Una filosofía que en su distribuidora Ikasle cumplen a rajatabla, y que no falta en la campaña navideña. “Nosotros, en nuestra distribuidora del día a día siempre hemos intentado tener productos de calidad. Claro que ahora, teniendo en cuenta la demanda, hemos añadido unos productos más económicos, pero siempre de primera calidad. Nuestros clientes saben que la calidad está garantizada”, destacó el dueño de ambas empresas.

Y los pedidos no cesan, contando entre los que confían en su catálogo con empresas con un gran número de trabajadores en su plantilla. Ante este panorama, es difícil que sus lotes no incluyan el superventas de estas fiestas: el jamón. “Normalmente lo que más se demanda es una cesta que tenga un jamón, casi siempre de bodega, porque se quiere regalar una pata. Jamón o paleta, eso es lo que regala la gente”, recordó Argaiz. Pero el catálogo, que se puede ver en www.cestasdenavidadarale.com, incluye otras opciones.

“Estamos muy centrados con la cesta, lo que es el lote del empleado, y los vinos, aunque en la última hoja del catalogo de este año tenemos dos ofertas para que la gente regale, packs con un fin de semana en una bodega de enoturismo, y otro más sencillo, que es una cata en una gran bodega, a escoger entre varias”, anunció. Esta nueva incorporación ya ha recibido numerosas consultas, y el flujo de personas que se acercan al pabellón no cesa. “La gente prefiere ver en persona las cestas”, recordó Argaiz. Y es que siempre queda ese detalle de permitir algún cambio en el lote, aunque a partir del uno de diciembre se vuelve más complicado, ya que los trabajadores están a pleno rendimiento con todos los pedidos.

Clientes satisfechos

Durante la fiesta, los asistentes tomaron buena nota de los lotes expuestos, y alguno tuvo la suerte de llevarse a casa uno de los tres que se sortearon. Pero el resto saben que también pueden disfrutar del suyo, porque llevan años contando con los mejores en este terreno. Carlos es fiel de Arale desde que empezó con las cestas, y en la sociedad de su pueblo siempre se compran trece cestas. “Diez son para sortear entre los miembros, y las tres restantes para regalar a los jubilados. Pero también aprovecho para coger otras tres para regalar a la familia”, expuso. Como el resto de los clientes, tiene clara su decisión. “Quienes las reciben están encantados”, añadió.

Otro de los factores que le hacen confiar en Arale es su faceta solidaria, que aunque sus responsables no publicitan, es una de las piedras angulares de esta empresa familiar. Su última acción es la entrega gratuita de tres cestas a un grupo solidario del que Carlos forma parte y que se van a rifar para conseguir dinero para que los presos de Zaballa disfruten de unas navidades dignas. “El mismo grupo ha mandado una carta agradeciendo no sólo ese detalle, sino la calidad de los productos y de la preparación. Algo que me ha sorprendido gratamente, porque encima de que lo regalan sin ningún animo de lucro, han preparado los lotes lo mejor que pueden. Es de agradecer”, destacó.

Daniel González / @dgonzalez_EC / www.cestasdenavidadarale.com / www.ikasle-arale.com


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.