Cinco consejos para la Eficacia de la Gerencia de la Empresa

El mundo empresarial vive en continuos cambios y adelantos en todas sus facetas: tecnología, finanzas, producción, canales de distribución etc. Pero no parece que ocurra lo mismo en el campo de la dirección de las empresas.

Como bien sabemos, el valor más importante de una empresa es su gente, sus recursos humanos, es allí donde deben concentrarse los esfuerzos gerenciales para aprovechar cada día más las cualidades de las personas. El ejecutivo o empresario que busca la eficacia  de sus colaboradores, antes que todo ha de intentar mejorar su propia eficacia.

Si es así te estarás preguntando la manera alcanzar la eficacia y cómo transmitirla a los colaboradores de tu empresa. Para ello enseguida te voy a transmitir unos consejos o preceptos que adaptados a tu propio entorno empresarial serán una garantía segura de avance en su eficacia como gerente o como propietario de la empresa.

Antes de relacionarte los cinco consejos para la eficacia de la gerencia permítame recordar que:

EFICIENCIA es hacer bien las cosas.

EFICACIA es hacer bien las cosas correctas.

Los consejos que te voy a relacionar están enfocados en acercar las relaciones con tus colaboradores, en conseguir una mayor sinceridad, en dejar bien claro lo que se pretende de cada uno de ellos y, en definitiva, en aprovechar al máximo las fortalezas propias y ajenas, y concentrarlas en la consecución de los mejores resultados posibles para la empresa.

Ahora si, sin más preámbulos, ¿te gustaría conocer estos consejos para aplicarlos para elevar de manera significativa tu propio rendimiento y satisfacción en el trabajo?

Estos son los cinco consejos, te garantizo que si pones en práctica al menos un par de ellos elevaras tú propio rendimiento y la satisfacción en el trabajo:

Eficacia1.       Concéntrese en las tareas que den buenos resultados

Normalmente la  mayoría de personas ocupan la mayor parte de su tiempo en el día a día, en aspectos del trabajo que no se sabe si, realmente, ofrecen un resultado final que supere el esfuerzo aplicado o valor aportado. Para el gerente es primordial conocer de antemano aquellas actividades o tareas de su trabajo que, si les dedica toda su atención, le permitirá marcar una clara diferencia en los resultados de la empresa.

2. Hacerse entender por los demás

La empresa esta compuesta de personas, de seres humanos, cada uno de los cuales considera de manera distinta el papel que le toca desempeñar. Debemos dar a conocer a cada uno de ellos, ya sean subordinados o superiores, lo que pueden esperar de cada uno de nosotros; hasta dónde pueden exigirnos.

¿Cuántas veces hemos defraudado a un colaborador tanto superior como inferior porque esperaba mucho más de nosotros?

3. Formación continua

La gran mayoría de los jefes o gerentes están seguros de la crucial importancia que la formación de las personas en el mundo empresarial. Sin embrago no todos disponen de un método que les permita conocer cuáles son sus propias debilidades, en qué parte del trabajo necesitan renovar conocimientos, cambiar hábitos, o aprender nuevas técnicas.

El propósito de la formación basada en la comparación de resultados reales y previsiones es el de capacitar al directivo para que desarrolle sus fortalezas y cualidades en la mayor medida posible.

4. Asumir la responsabilidad de la información

La información ofrece un poder enorme, por ello los gerentes deben responsabilizarse de que llegue la información necesaria a la persona adecuada. Es indispensable conocer las relaciones de dependencia informativa entre el gerente y sus colaboradores, para que todos tengan a su alcance los datos imprescindibles que le sean necesarios para trabajar con eficacia.

5. Aumentar la eficacia de nuestros colaboradores

El gerente que delega sabe perfectamente que si consigue que sus colaboradores mejoren en eficacia, automáticamente aumentara la suya propia. El mejor gerente o jefe es aquel que consigue formar un grupo de colaboradores que van fortaleciendo sus puntos débiles, y consolidando sus cualidades. Para llegar a ello es muy positivo preguntarles qué es lo que puede hacer o dejar de hacer la empresa, o usted mismo, para ayudarles a hacer mejor su trabajo.

Finalmente y como conclusión la eficacia es el parámetro con el que, actualmente, se valora el trabajo de un ejecutivo. Hoy no se trata de aumentar la intensidad y el tiempo dedicado a las tareas de dirección, sino conseguir los máximos resultados empleando los recursos disponibles con la mayor eficacia posible.

Articulo adaptado del manual de trabajo y diagnostico Gestión y planificación Integral S. A. “Resultados, Objetivo del Management” de Carlos Montanyá”

Ricardo Torres G.

Creador de Como Crear Empresa
www.comocrearempresa.com


Artículo escrito por rtgasesorias

Emprendedor con alta vocación de servir. Experiencia en el área Comercial, Marketing y Administración a nivel de dirección en el sector financiero. Asesor Empresarial. Docente universitario en Finanzas, Evaluación de Proyectos, Administración y Emprendimiento.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.