Saltar al contenido

Claves para manejar las finanzas personales y de tu emprendimiento de manera separada y efectiva

el 5 agosto 2021

No todas las cosas siempre combinan bien. Una de ellas se trata de tus finanzas personales y las de tu emprendimiento, las cuales no van bien de la mano. El mantener estos dos aspectos separados te va a ayudar a que los problemas que tengan sean mínimos, así como también a que tengas una mejor administración en cuanto a tus finanzas.

Al momento de iniciar tu negocio, lo más seguro es que hayas usado tus activos personales para así dar con la inversión inicial. O, por el contrario, capaz pediste un crédito al banco que se haya basado en los activos personales que tienes.

De este modo, mientras tu negocio va creciendo poco a poco, es necesario que crees un límite, que esté bastante claro, en cuanto a lo que son tus finanzas personales y comerciales. Es muy importante que siempre te mantengas del lado correcto de la ley. Por ello, así estés comenzando tu negocio, va a ser vital que sepas dividir el dinero personal y el comercial de tu vida monetaria.

Lo ideal es que puedas tratar a tu negocio, no importa si es pequeño o grande, como una entidad que te va a traer beneficios, la cual va a ser viable para ti. Pero si no sabes por dónde comenzar, para poder dividir estas finanzas, aquí vas a conocer algunas maneras sencillas de hacerlo posible.

Finanzas personales

Consejos que te ayudarán a manejar tus finanzas personales y las de tu emprendimiento

No hay ninguna duda de que para llegar a ser un emprendedor exitoso vas a necesitar de mucha experiencia en diferentes áreas. Uno de los aspectos claves para que seas un empresario exitoso se va a basar en que mantengas tus finanzas en total orden, ya que sin dinero no vas a conseguir mucho, y esto lo puedes hacer mientras vas invirtiendo.

A ti, que eres un emprendedor y necesitas saber cómo construir tu imperio, aquí tienes algunos consejos que te van a ayudar a que sepas cómo administrar las finanzas de tu negocio y las tuyas propias.

1. Piensa siempre en incorporar tu negocio

¿Incorporar tu negocio? ¿Eso qué significa? El poder incorporar tu empresa como una corporación C o S, así como una corporación de responsabilidad limitada (LLC), es algo que te va a traer muchos beneficios fiscales.

Lo más importante de todo esto es que te ayudará a que puedas proteger tus activos personales, siempre y cuando la configures de manera adecuada. Cuando se tiene una buena estructura corporativa, tus activos personales se van a ver vistos protegidos de ciertas pérdidas, deudas y juicios comerciales.

Al momento de iniciar un negocio, lo primero que debes tener en cuenta es la incorporación de tu empresa. Esta es una forma para que puedas separar tus finanzas sin ningún tipo de problemas.
Claro está, todo depende del tamaño de tu negocio. Si es algo pequeño, quizás manejarlo como un autónomo es lo ideal, pero, si estás pensando en comenzar un negocio a largo plazo, quizá incorporarlo sea la mejor opción.

2. Ten presente abrir una cuenta corriente comercial

Si de verdad deseas mantener tus finanzas personales y comerciales separadas, lo más recomendable es que abras una cuenta corriente únicamente para tu negocio.

Esto es algo muy estricto que debes tener en cuenta, haciendo uso de una tarjeta de débito comercial que sea exclusivamente para las necesidades que tiene tu empresa. Por otro lado, debes tener una imagen clara de los gastos que estás teniendo, ya que, así, cuando llegue el momento de pagar los impuestos, solo revises tus extractos bancarios y no debas hacer mucho trabajo al respecto.

3. Consigue una tarjeta de débito o crédito comercial

Como ya se mencionó, es indispensable que consigas una tarjeta de débito o crédito comercial. Esto te va a permitir que ya no uses tus cuentas personales para realizar transacciones comerciales. Asimismo, es una forma muy sencilla para que tengas claro cuáles van a ser los gastos comerciales y los personales.

Contar con una tarjeta de crédito comercial te va a ayudar a que también generes puntajes crediticios comerciales que sean mucho más sólidos, siempre y cuando tus facturas estén pagadas en el momento correcto.

4. Busca la manera de pagarte un salario

Quién más que tú que eres tu propio jefe. Hazte un pago de salario a ti mismo, creando un cheque cada mes que provenga de tu cuenta corriente comercial. Este salario debes transferirlo a tu cuenta corriente personal. Luego de esto, hazte la idea de que has percibido este salario como si estuvieses trabajando para otra persona.

¿Y esto qué quiere decir? Que cuando ya el dinero se te haya acabado, debes actuar como un empleado más y esperar con mucha paciencia a que se realice el próximo pago para así evitar tomar dinero de tu negocio para utilizarlo en tu vida personal.

5. Haz un seguimiento de los gastos que compartes

Una de las ventajas que tiene ser dueño de tu propia empresa, es que algunos de los gastos comerciales se van a convertir en deducibles de impuestos. Es por ello que, si te apetece ir con un socio por un almuerzo o comprar el café para tus empleados, son cosas gastos que puedes reclamar.

Mantener tus gastos separados va a ser una gran ventaja para ti, ya que las cosas resultarán ser más fáciles para el contador de tu empresa cuando se esté acercando el momento de pagar los impuestos. Por otro lado, también ayudará a que tu registro financiero se mantenga estable e impecable.

6. Lleva un registro de los artículos personales que utilices con fines comerciales

Son muchos los que desean poder volar en el avión de la empresa o conducir el automóvil de la empresa. Sin embargo, para aquellas personas que están emprendiendo y tienen su propio negocio, generalmente harán uso de un coche que los lleve a diferentes lugares.

Lo mismo va a suceder con tu teléfono móvil y con otro tipo de artículos que utilices de forma regular, bien sea para fines comerciales o personales. Cualquier gasto que vayas a hacer de forma legal, debe cancelarse en el momento, ya que te ayudará a que ahorres dinero cuando llegue el día de los impuestos.

7. Haz un tratamiento en tus activos

Suele ocurrir que los activos personales se agreguen a tus activos comerciales, llevando a que haya una reducción de la obligación tributaria. Este es uno de los casos más clásicos que ocurren en cuanto a la evasión fiscal.

Es por ello que, para evitar que tengas inconvenientes inesperados, es necesario que lleves tus libros de cuentas por separados, bien sea en los gastos personales y en los comerciales. Un ejemplo es cuando compras un móvil para tu hija y lo mantienes con un activo comercial, puesto que no tienes una cuenta personal separada.

8. Establece un presupuesto claro

Contar con una cuenta bancaria comercial, así como una tarjeta de crédito comercial, es un buen comienzo cuando vas a emprender. Además, tener un presupuesto establecido es otro paso que te ayudará a mantener las cosas en orden y bajo control.

Lo más seguro es que pienses que tener un presupuesto establecido para tu negocio no hace mucho en cuanto a la separación de tus finanzas. Sin embargo, cuando creas un presupuesto de tu empresa estarás evitando que las finanzas personales se profundicen mucho más si no se tiene una buena planificación.

Muchas veces suelen ocurrir situaciones que salen de emergencia, en donde contar con un presupuesto planificado no sirve de mucho. Aun así, crear este presupuesto va a hacer que se reduzca el riesgo de caer en costos evitables, los cuales te llevan a que tomes parte de tus finanzas personales para resolver el problema.

Separa tus finanzas personales de las de tu emprendimiento para alcanzar el éxito

No es raro encontrar que el dueño de una empresa tenga una situación complicada en donde necesite recurrir a sus finanzas personales para conseguir esos sueños comerciales que tiene establecido. Emprender, hoy en día, se ha vuelto muy complicado, es por ello que los empresarios tienden a tomar de sus activos personales para iniciar con su negocio.

Esto es algo que no siempre se puede evitar. Es por ello que los consejos anteriores te van a ayudar a que sepas cómo separar tus finanzas personales y comerciales, protegiéndote de que mezcles todos tus fondos y consigas un resultado no favorecedor. Haz la prueba para que observes lo bien que te va a ir y todo el éxito que tendrás.

Tips para manejar las finanzas de tu negocio

En este vídeo encuentras 20 tips que te ayudarán a organizar la información financiera de tu negocio, optimizar el flujo del dinero, desarrollar hábitos financieros saludables y lograr un crecimiento sostenible. ¡Dale play!

Contenido Relacionado:

Escrito por

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.