¿Cómo evitar el bloqueo mental cuando el trabajo es excesivo?

Trabajo pendiente, responsabilidades, metas y objetivos por alcanzar… Parece que para que nuestro sistema personal funcione son necesarias grandes dosis de actividad, y no siempre tenemos la claridad ni la energía necesarias para hacerlo, es entonces cuando surge la pregunta ¿como podemos evitar el bloqueo mental que a veces surge y nos paraliza?

Es claro que estamos trabajamos a un ritmo bastante acelerado, por ejemplo, en lo que se refiere a trabajar desde una computadora, se ha estudiado que cambiamos de programa o de ventana en el ordenador unas 36 veces cada hora de media y que en un solo día de trabajo llegamos a visitar hasta 40 sitios web. Da la impresión de que si no realizamos varias tareas a la vez no vamos a llegar.

Pero ¿Qué impacto tienen la mayoría de las tareas que realizamos? Tal vez muy poco. Cuando nos dedicamos a realizar mil tareas indiscriminadamente no estamos haciendo lo que realmente es importante.

Para un trabajo productivo es necesaria una buena planificación enfocada a un objetivo concreto y mediante la realización de un número de tareas asumible, pero eso si, no cualquier tarea. Un elemento fundamental para ello es que no confundamos lo urgente con lo importante, por ejemplo, haciendo un uso razonable del correo electrónico y las redes sociales, reconozcámoslo, no es urgente contestar a la mayoría de esos mensajes! Y el hecho de dedicar mucho tiempo a una tarea, tampoco la convierte en importante.

¿Qué hacer cuando tienes una lista de tareas interminable y empiezas a bloquearte? Gestionar de forma adecuada nuestras prioridades es un buena táctica.

Te contataré una historia que tiene que tiene mucho que ver con esto y que te aportará pistas valiosas.

En una ocasión se le pidió a un anciano lama de Dharmsala que hiciera una exposición práctica de una hora sobre uso del tiempo a un grupo de ejecutivos.

Cuando se encontraba ante el grupo, el viejo lama se limitó a mirarlos uno a uno lentamente para luego decirles “hagamos un experimento”. De otro cuarto sacó un gran bote de cristal que colocó sobre la mesa. A continuación sacó una decena de piedras del tamaño de una pelota de tenis y las introdujo cuidadosamente en el bote. Cuando estuvo lleno hasta arriba y le fue imposible introducir uno mas les preguntó “¿Está el bote lleno?”

Bote Cristal

Los ejecutivos respondieron “sí” al unísono. El lama esperó un momento y respondió: “¿Están seguros?”. Entonces, se inclinó y sacó un recipiente lleno de grava. Con mucho cuidado la vertió y después acomodó en el bote entre las piedras. El viejo lama preguntó de nuevo “¿Está el bote lleno?”

Esta vez sus alumnos empezaron a comprender de qué se trataba el experimento “Probablemente no”. “Muy bien” respondió el anciano. Se inclinó de nuevo y sacó un recipiente lleno de arena. Con minuciosidad lo vació en el bote hasta llenar los espacios dejados por las piedras y la grava. De nuevo preguntó “¿Está el bote lleno?”

Sin dudarlo, el grupo respondió “¡No!”. “Muy bien”, contestó el lama. Tal como esperaba se esperaban sus brillantes alumnos, cogió la jarra de agua que había en la mesa y llenó el bote raso hasta el borde. Levantó los ojos hacia el grupo y preguntó: “¿Qué han aprendido de este experimento?”

Uno de los directivos respondió: “Que siempre se puede hacer un poco mas, incluso cuando crees que tu agenda está muy llena”.

“No -respondió el lama- no es eso. La gran verdad que nos muestra este experimento es la siguiente: si no introducimos las piedras primero, no podremos meterlas ya”.

Se produjo un largo silencio. Todos asumieron la evidencia de sus palabras.

Si llenamos nuestra vida de elementos secundarios (la grava, la arena) corremos el riesgo de no tener tiempo suficiente para dedicar a lo que de verdad nos importa.

¿Qué es lo mas importante de tu vida? ¿Cuales son las “piedras” de tu vida? ¿Tu familia? ¿Tu trabajo? ¿Tu salud?

¿Qué es la grava? ¿Y la arena?

No nos olvidemos nunca de prestar atención a las “piedras” en primer lugar. Conocer claramente cuales son nuestras prioridades nos ayudará a conseguir la vida que deseamos.

Recuerda que eres dueñ@ de tu vida, convierte tu libertad en valor.

Sobre la autora:

Isabel Gómez, es Consultora y Coach Profesional en Éxito en Femenino www.exitoenfemenino.com .

Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing, MBA y Emprendedora vocacional.

Sobre la autora:

Isabel Gómez, es Consultora y Coach Profesional en Éxito en Femenino www.exitoenfemenino.com .

Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing, MBA y Emprendedora vocacional.

Si quieres recibir claves prácticas para ganar autoconfianza y avanzar hacia tus objetivos, descárgate totalmente GRATIS el ebook PONTE EN VALOR a través de este enlace: http://www.exitoenfemenino.com/ponte-en-valor/.


Artículo escrito por Isabel Gomez Lopez

Isabel Gómez López es Coach Ejecutivo y Personal. Licenciada en Ciencias del Trabajo, Master en Marketing y MBA. Isabel ayuda a personas que desean iniciar un nuevo proyecto profesional y necesitan apoyo para desarrollar sus competencias, diseñar un modelo de negocio realista y definir estrategias y acciones rentables de marketing y ventas con el programa REINVENTA TU CARRERA. www.reinventatucarrera.com www.ReinventaTuCarrera.com @_isabel_gomez

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

5 Comentarios en este artículo
  1. Lelio Mendoza Padilla Reply

    Leo casi todos los artículos y son espectaculares. Me queda el sinsabor de no haber encontrado en éste la recomendación para evitar el bloqueo mental.

    • Isabel Gomez Lopez Reply

      Gracias por tu comentario, Lelio.

      El artículo se orienta a mostrar un modo gráfico de cómo priorizar nuestros intereses y tareas para centrarnos en lo que de verdad es importante y dejar atrás otros aspectos que nos roban tiempo, nos saturan y bloquean.

      Un abrazo!

      Isabel

  2. David Reply

    Una gran pagina que nos motiva cada dia con vuestros articulos ¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.