Cómo llegué a dirigir una empresa después de dejar la Universidad

Parte 1: Haz lo que te interesa hacer

Me propuse escribir una serie de artículos compartiendo el camino que seguí para llegar a dirigir varias empresas, vender una, y recibir financiación destinada a innovación en el período que va desde mis 18 años hasta hoy que tengo 24 años. Todo habiendo dejado la universidad y realmente sin haber sido nunca un buen alumno. Es un camino poco común, y por eso el título del artículo. El objetivo es que los lectores puedan aprender de mi experiencia, y con suerte les ahorre algunos pasos.

Una introducción breve a mi historial académico. Siempre fui mal alumno, nunca aprobé ninguna materia en la secundaria sin tener que dar exámenes recuperatorios. Sin embargo, pasé todos los exámenes sin problemas. Siempre tuve además, actividades extra curriculares (por simple interés, que por cierto me duraba muy poco para la mayoría de cosas que hice): Música, deportes de aventura, hockey, diferentes artes marciales, entro otras. Lo menciono porque fue relevante para mi poder experimentar muchas cosas, y elegir libremente qué me gusta y qué no (aunque significó fallar en lo que no me interesaba. En este caso la escuela y secundaria). Durante este período me interesé mucho por las finanzas. Empecé a leer mucho al respecto, e incluso vendí uno de mis instrumentos musicales para comprar un curso en internet sobre inversiones. Este interés resultó clave en lo que haría en los años venideros.

dirigir una empresa

Después de graduarme de la secundaria me mudé a Buenos Aires –soy originalmente de Quito, Ecuador-, para estudiar composición musical en Jazz, aunque durante los primeros 6 meses pasé más tiempo en conferencias de negocios e inversiones, eventos de networking, y en capacitaciones al respecto. En este período logré armar una gran base de contactos, y una idea fue tomando forma. Un equipo de inversores individuales que invierta en diversos proyectos o mercados. Al final del artículo doy algunas ideas sobre cómo esto es replicable para cualquier persona en cualquier campo.

 Esto me llevó a tomar la decisión de poner en pausa la música y anotarme en la carrera de economía para el año que entraba. Aunque, eso no duró mucho. No fui a más de un par de clases, y contaré después por qué.

6 meses después esta inercia que había creado por hacer contactos, y hablar de una idea –que en realidad iba tomando forma en cada conversación, evento, o capacitación a la que iba- me llevó a ponerme a trabajar en cómo estructurar este equipo. Leí mucho sobre proyectos similares, o gente que había empezado una compañía en base a este tipo de ideas. Armé un documento sobre cómo funcionaría, y me puse fechas para ejecutar y reclutar a los primeros miembros. De repente estaba dedicándole todo el día al proyecto y dejé de ir a clases –tanto de música como de economía-, y decidí dejarlo por completo. Tenía la sensación de que lo que aprendía no lo podría aplicar de inmediato, y sentía una presión interna por actuar ¡ya! No en 5 años, 5 años era demasiado tiempo. “Ya aprenderé lo que necesito cuando las circunstancias me lo exijan” era mi forma de pensar.

Me puse a vender el proyecto a potenciales miembros y en pocos meses cerca de 20 personas se habían sumado, aportando una cuota de USD700 cada uno para formar parte del equipo de inversión, que por cierto meses después se convirtió oficialmente en la primera empresa que fundé, que llegó a convertirse en una firma de gestión de inversiones registrada en la comisión de valores de EEUU, y donde aplicábamos estrategias muy sofisticadas de arbitraje en mercados financieros.

Contaré sobre esto en futuros artículos, pero por ahora cierro y dejo algunas lecciones aprendidas en este período:

Lecciones:

  • Un cliché, pero a mí me funcionó. Hacer siempre lo que nos interesa, nunca lo que DEBEMOS. No importa el miedo que nos pueda dar el
  • No debes tener claro lo que vas a hacer en el corto plazo. Creo que es más importante tener claro qué quieres lograr en el largo plazo. Si son negocios, relaciónate hoy con gente se dedique a ello –lo mismo si es artes, o cualquier otro campo-.
  • Siempre ten algo para ofrecer, aunque sea una idea. De nada sirve ir a eventos de networking o conferencias si no tienes nada para Piensa en una idea de algo que quisieras hacer, y coméntalo. La fórmula creo que sería: “estoy trabajando en lanzar –insertar proyecto pensado aquí-, creo que podría interesarte por –razón acorde a lo que la persona hace-/creo que podríamos hablar en estos meses para –algo en lo que podrían trabajar juntos-. ¿te molesta si te contacto en el futuro cuando haya avanzado con el proyecto?
  • Otro cliché. Debes tomar riesgos. Realmente creo en quemar las naves, y tomar decisiones que no te permiten dar marcha atrás. Aunque no tengas una idea clara, si quieres conseguir algo en el largo plazo, y lo quieres con pasión, ni siquiera te cuestiones nada. Abandona todo lo demás y empieza a HACER lo que creas necesario de inmediato. De todas formas, nunca vas a estar 100% listo, y más vale ganar tiempo.

 

Nicolás Galarza Ricci

CEO at Quiena.com


Artículo escrito por Nicolás Galarza Ricci

Soy inversor en mercados financieros desde la adolescencia, además de un emprendedor obsesionado con construir mis propias cosas antes de seguir el camino ya establecido. Fundé y dirigí una firma de inversiones desde Argentina a la edad de 19 años, donde nuestro principal producto se basaba en una estrategia de arbitraje de volatilidad. Después decidí dar un siguiente paso y con un equipo de 7 personas trabajé en el lanzamiento de www.Quiena.com. Un asesor automatizado en inversiones apuntado al mercado de habla Hispana.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

2 Comentarios en este artículo
  1. Cristina Reply

    Muy interesante y muy buenos consejos. Es muy motivador ver como las ganas y el esfuerzo hacen que de la nada se llegue a realizar un gran proyecto. En nuestro blog también recopilamos historias de emprendedores y su camino hasta lograr conseguir sus propósitos. Espero que os sirva de ejemplo y que os motive aún más para hacer realidad todos vuestras iniciativas http://gestron.es/entrevistas/ ¡Un saludo! 🙂

  2. orcy Reply

    hola me gustaría saber como comenzaste tu empresa de inversiones tengo 16 y estoy muy motivado saber todo lo posible sobre educación financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.