Cómo migrar tu negocio a Internet

Aunque gran parte de la población se ha quedado en casa en los últimos meses, los pequeños negocios se están adaptando a nuevas formas de conectar y dar servicio a sus clientes.

Si hasta ahora tu negocio sólo operaba a través de un establecimiento físico, puede que estés considerando cambiar a vender en Internet para continuar con la distribución de tus productos y servicios. Esto implica un gran cambio y para llevarlo a cabo puedes seguir estos pasos para que la transición sea más sencilla.

Primeros pasos para crear un sitio web

Cómo migrar tu negocio a Internet

Si aún no tienes una página web  para vender tus productos existen una gran variedad de herramientas para crear tu dominio y diseñar tu sitio web. Si estás en esta etapa sigue estas recomendaciones:

Adquiere un dominio:

El primer paso es comprar un dominio, es el nombre único que ayuda a identificar y encontrar en tu página en Internet. Es decir, es la dirección con la que las personas podrán encontrar el sitio web de tu negocio. Como puedes ver este paso es esencial, por lo que te recomendamos que el dominio coincida con el nombre de tu empresa pero si no está disponible (porque ya está ocupado por otra página web), intenta una variación que sea acorde a tu marca, tus productos o servicios. También procura que el nombre sea corto, así que evita que tenga números o caracteres especiales.

Escoge una plataforma de comercio electrónico:

Como comentamos al principio existen muchas alternativas que incluso cuentan con plantillas para que el código no sea un obstáculo a quienes desean empezar a migrar al comercio digital. Revisa muy bien todas las opciones y qué tan compatibles son con otras herramientas que desees cargar como botones de pago o que puedas enlazarlo al feed de tus redes sociales.

Crea una descripción de tu negocio memorable:

La descripción de tu negocio es una oportunidad para contar una historia que ilustre detalles clave sobre tu operación, por qué decidiste emprender o algo que te ayude a diferenciarte de los demás. Esto es muy importante para los pequeños negocios pues les ayuda a empezar a construir una marca y poner una cara para presentarse a clientes potenciales.

Pon atención a las imágenes de tu producto:

Las buenas imágenes contribuyen al éxito de un sitio web, especialmente si vender un producto tangible. De acuerdo a una encuesta, realizada por una plataforma para ecommerce en Estados Unidos, reveló que el más del 75% de los encuestados dijo que las fotografías de buena calidad eran un factor decisivo para realizar una compra en línea.

Para ello, puedes tomar fotos de tu producto con tu teléfono, luz natural y un par de cartulinas blancas (para crear el fondo blanco de toma). También recuerda echar un vistazo a la competencia o buscar inspiración en otras páginas. El objetivo es que se pueda apreciar claramente y el producto se vea atractivo.

Perfecciona tus páginas de producto:

Las imágenes son importantes pero las descripciones de producto pueden ser un factor importante para promover la decisión de compra, ya que estos textos es la forma en la que tus clientes interactúan contigo y pueden tener información que les permita visualizar cómo utilizar lo que vendes.

Por ejemplo, si tienes una panadería no sólo pongas el nombre del pan y ya, si no tienes que especificar los ingredientes de cada pan. Otro buen ejemplo es de ropa porque en ese caso tienes oportunidad de especificar medidas, colores y materiales.

Decide cómo vas a hacer el envío de productos

El siguiente paso es decidir qué opciones tienen tus clientes para recibir tus productos y los costos que eso implica. Puede ser que habilites un modelo de recolección en tu establecimiento o entrega express usando una agencia de mensajería. Claro, estas opciones sólo son considerando que los envíos sólo son en tu localidad. Por otra parte, también deberás prever los envíos en caso de devolución.

Implementa mejores prácticas para brindar confianza

En el comercio electrónico comunicar de manera constante los canales de apoyo al cliente, así como una sección de términos y condiciones. Cuando incorpores estos elementos a tu sitio web asegúrate de que contesten la política de devolución o cancelación, aclaraciones, una política de privacidad, qué formas de pago ocupas en tu sitio web, etc.

Todos estos elementos brindan mayor confianza y te ayudarán a construir una relación más transparente con tus potenciales clientes.

Escoge una pasarela de pagos en línea

Una pasarela de pagos es un servicio para recibir pagos en línea. Es decir cuando una persona compra la tienda en línea los lleva a una página con formularios para poner los datos necesarios para el cobro. Una vez que el cliente da clic en comprar, el navegador del cliente cifra los datos a través de un sistema que se conoce como capa de enlace seguro (SSL por sus cifras en inglés) y que debe estar instalado en tu dominio. Posteriormente la pasarela de pago tome esos datos (también de manera cifrada y segura) y los pase al banco de la tarjeta con la que se realizó el pago para confirmar los datos y realizar la autorización de la compra.

En otras palabras, la pasarela de pago es como un intermediario entre tu negocio y tú, así que es muy importante que revises bien los proveedores disponibles y que ofrezcan los métodos de pago que necesite tu negocio (por ejemplo, pagos por suscripción o meses sin intereses).

Haz ruido

Cuando publiques tu nuevo sitio de comercio electrónico es muy importante que lo anuncies en redes sociales, a través de campañas vía correo electrónico y si tienes presupuesto disponible promociona digitalmente tu negocio.

En este sentido, será muy importante que crees contenido diverso para los medios digitales que escojas, es decir procura que sólo el 20% del contenido sea para vender y el resto para educar a tu cliente sobre temas relacionados a tus productos o servicios.

También se puede vender en línea sin un sitio

Gracias al desarrollo de nuevas tecnologías de pago (como pagos por transferencia bancaria y pagos sin terminal) ya puedes vender en línea a través de tus redes sociales o correo electrónico mediante ligas de pago, sin la necesidad de tener un sitio web.

Sólo aplica algunos de los consejos que están en los párrafos anteriores como: tener buenas descripciones de producto, aclarar los términos y condiciones, tener imágenes que llamen la atención, decidir la logística de envíos y generar buen contenido que informe y venda.

¿Ya has migrado tu negocio a Internet? ¿qué estrategias y herramientas estás utilizando? ¡Deja tus comentarios y aportes acerca del tema!


1 Comentario en este artículo
  1. Tasaciones Inmobiliarias Reply

    Es muy importante esta información, ojalá llegase a todo el mundo. ¡Buen trabajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.