¿Cómo montar un despacho para tu Negocio dentro de casa?

Cuando somos autónomos y trabajamos por nuestra cuenta seguimos necesitando un espacio para trabajar, cosa que muchas veces no resulta fácil de encontrar. Los locales en alquiler, por ejemplo, en ocasiones resultan excesivamente grandes y caros como lugar de trabajo para un autónomo. Lo mismo sucede con la mayoría de oficinas ¿Qué podemos hacer en ese caso si somos freelance y queremos nuestro propio espacio para trabajar?

Nos encontramos ante dos opciones principales; alquilar una mesa en un coworking o habilitar un espacio de nuestra vivienda como despacho donde poder trabajar de la mejor forma posible. En caso de que nos decantemos por la segunda opción hay unas cuantas cosas que deberemos tener en cuenta.

¿Cuál es el mejor lugar para mi despacho?

Montar despacho en casa

Lo ideal es dedicar una habitación exclusivamente a nuestro despacho. Una habitación ubicada en un espacio tranquilo del hogar, lo más alejado posible del salón y la cocina donde se encuentran las principales distracciones que podemos encontrar en casa.

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de escoger la habitación donde trabajaremos es la luz. Siempre es aconsejable contar con una gran ventana frente a nuestro escritorio. No sólo por la luz que entra sino para poder tener algo de campo de visión en los momentos en los que necesitemos reflexionar o inspirarnos.

“Una ventana es esencial para lograr una buena iluminación y favorecer la claridad mental”

Por desgracia muchas veces no contaremos con este espacio extra en nuestro hogar, por lo que habilitar una zona del salón para trabajar es otra opción. Pero cuidado porque al mezclar un espacio de ocio con uno de trabajo las posibilidades de distracción se disparan.

¿Qué muebles debe tener mi despacho?

Otro punto crucial al crear nuestro despacho en casa serán los muebles que empleemos. Debemos conseguir un equilibrio entre la comodidad, funcionalidad y precio.

La silla es posiblemente el elemento que se merezca un mayor presupuesto. Si planeamos pasarnos allí sentados unas ocho horas al día, más vale que se trate de una buena silla que trate bien a nuestra espalda. Si intentas ahorrar en este aspecto haciéndote con una silla destinada a otras funciones, a la larga lo acabarás pagando.

“El elemento mobiliario más importante es la silla, por lo que la mayor parte del presupuesto debería estar destinado a ella”

Por otro lado el escritorio también condicionará mucho nuestro ambiente de trabajo. Si tenemos espacio es aconsejable que sea amplio para poder esparcir todos nuestros documentos tranquilamente. También necesitaremos otros elementos como estanterías, archivadores, lámparas, un reloj de pared, un corcho y demás accesorios para construir un buen espacio de trabajo.

El color de las paredes

El color que nos rodea mientras trabajamos influye directamente sobre nuestro trabajo. Es por ello que el blanco es una buena elección para conseguir un ambiente harmonioso y neutral. Si eres una persona que prefiere tener colores a su alrededor el verde podría ser una buena idea debido a sus propiedades calmantes y relajantes. Utilizar colores más violentos como el rojo por ejemplo no es muy recomendable, ya que alteran nuestro estado anímico y mantienen nuestra mente en estado de alerta.

¿Trabajas desde casa o estás pensando en hacerlo? ¿Cómo ambientas tu despacho para conseguir un buen ambiente de trabajo?


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.