Saltar al contenido

Cómo seleccionar ideas de negocios

el 25 marzo 2020

Al emprender, un elemento fundamental es hacer una correcta selección de una idea de negocios, ¿cómo seleccionar una idea de negocios, cuando existen múltiples opciones?

Una idea de negocio es algo que resuelve un problema, una necesidad o un deseo a alguien que esté dispuesto a pagar por ello.

El inicio de un emprendimiento siempre es una idea de negocio, en tal sentido el emprendedor una vez ha tomado la decisión de emprender, debe darse a la tarea de identificar ideas de negocios.

Tras explorar diferentes fuentes de ideas de negocios, es posible encontrarse con más de una iniciativa a disposición, por tanto, es necesario darse a la tarea de seleccionar una idea, no necesariamente para que se desechen las demás ideas de negocios, pero sí, para que por un tiempo determinado el esfuerzo y el proceso emprendedor se enfoque hacia una determinada iniciativa priorizada.

Es ante esta situación, en la cual el emprendedor suele cuestionarse, ¿cómo seleccionar una iniciativa de negocios?

¿Cómo elegir una idea de negocios?

Para seleccionar una idea de negocios ante varias alternativas, es pertinente considerar y evaluar tres aspectos o elementos fundamentales en todo proceso emprendedor, estos son:

  1. Pasión por la iniciativa
  2. Capacidad técnica de desarrollo o realización
  3. Disposición de mercado o clientes

Cómo seleccionar ideas de negocios

1.   Pasión por la iniciativa

El primer criterio fundamental para el desarrollo de una idea de negocios es la pasión, entiéndase por ésta, gusto, afinidad, agrado, encanto o interés por la idea de negocios.

¿Por qué es importante la pasión al emprender?

Emprender es un proceso que puede no ser fácil, es decir, puede implicar el desarrollo de múltiples labores, la superación de diferentes retos, entre ellos la frustración y el fracaso, como una importante dosis de inversión de tiempo y acciones, la única forma de sobrellevar estas y otras situaciones por parte de un emprendedor, es el amor a su propósito, a su objetivo, a su oficio o a su arte.

Mediante la pasión, es posible el desarrollo de factores básicos en un proceso de emprendimiento efectivo, como son el esfuerzo, el sacrificio, la perseverancia y la resiliencia.

Cuando no existe la pasión, fácilmente el emprendedor, opta por otros caminos, como la renuncia o desistimiento de un sueño o propósito, por tanto, para que una idea de negocios tenga mayores probabilidades de éxito es fundamental que el emprendedor tenga pasión o fuerte aprecio por ella.

¿Cómo saber si se tiene pasión por una idea de negocios?

Una de las formas recomendadas para identificar si tienes pasión por alguna idea de negocios, es cuestionarte si serías capaz de realizar en favor de un tercero el producto o servicio de forma gratuita, o si estaría dispuesto a invertir importante dosis de tu tiempo y energía en dicha idea de negocios sin retribución alguna.

Por tanto, si tienes varias ideas de negocios a la mano en consideración comienza apostar por la que te despierte mayor pasión.

2.   Capacidad de Realización o Desarrollo Técnico

El segundo elemento a considerar para elegir una idea de negocios, es la capacidad de desarrollo o realización.

Por capacidad de desarrollo o realización entiéndase la capacidad de llevar a cabo el producto o servicios en consideración, en condiciones técnicamente competitivas o aceptables para un mercado.

¿Porque es importante la capacidad de desarrollo o realización?

Sin la capacidad de desarrollo o realización, el costo de llevar a cabo una idea de negocios a nivel de tiempo, dinero y acciones, será mucho mayor, puesto que en el proceso de emprendimiento el emprendedor y su equipo deberá adquirir y perfeccionar sus capacidades técnicas que le permitan entregar un producto o servicio en condiciones competitivas.

Por su parte, disponer de las capacidades de desarrollo o realización del producto o servicio, permitirá acelerar el proceso de emprendimiento y rápidamente validar o poner a prueba una idea de negocios o mejorarla.

Tipos de competencias o capacidades técnicas

Las capacidades técnicas o de desarrollo, pueden ser propias o ajenas; considerándose propias cuando dichas capacidades se encuentran en poder del emprendedor y/o su equipo; y ajenas cuando las competencias o capacidades se encuentran en terceros, de los cuales el emprendedor y su equipo deberá aprender, pagar y/o vincular.

¿Cómo saber si se tienen las capacidades de desarrollo o realización?

Para saber si se dispone total o parcialmente de las capacidades de desarrollo o realización, es importante que el emprendedor se cuestione y evalué si es capaz de generar el producto o servicio en consideración con atributos y características comercialmente competitivas y atractivas para un mercado.

¿Qué hacer cuando no se tienen las capacidades de desarrollo o realización?

Cuando no se tienen las habilidades de desarrollo o realización técnica de un producto o servicio, la única opción viable para dar continuidad a una idea de negocios es adquirirlas.

Para adquirir las capacidades de desarrollo o realización las vías disponibles son aprenderlas mediante la marcha o desarrollo del producto o servicio, a través alguna formación práctica que permita adquirir las habilidades requeridas; contratándolas o pagando a alguien que disponga de dichas habilidades y esté dispuesto a poner a disposición sus servicios y conocimiento,  o en últimas, asociarse o hacer equipo con la persona u organización que disponga de las capacidades de desarrollo y esté dispuesto a vincularse con el fin de llevar a cabo una idea de negocios o iniciativa mayor.

3.   Disposición de Clientes o mercado

La tercera y última variable que puedes considerar para seleccionar o no una idea de negocios, es analizar la disposición de clientes, esto es, determinar si en realidad alguna persona, empresa o cliente estaría dispuesto a pagar por dicho producto o servicio en el cual se basa una idea de negocios.

Para esto, es importante cuestionarse si en realidad mediante el producto o servicios se resuelve una necesidad, problema o interés de algún cliente, puesto que los clientes rara vez adquieren productos o servicios que no cumplan con estas condiciones o no les generen valor.

Sin mercado o clientes, un producto o servicio, está condenado al fracaso, por ende, si este no se encuentra identificado, es mejor no apostar por una iniciativa.

¿Cómo identificar si existe o no mercado?

Para identificar si existe o no mercado, es fundamental reconocer un sujeto o individuo con un problema por satisfacer e interés de pagar por la solución de este, para ello, existen muchos mecanismos o experimentos que conducen a determinar la preferencia o no de adquisición de un producto o servicio como mecanismo de solución de un problema o necesidad.

Algunos ejercicios comúnmente utilizados para evaluar la existencia o no de un mercado son:

  • Entrevistas
  • Desarrollo de campañas comerciales de promoción y/o pre-venta
  • Pruebas y muestras de productos o prototipos
  • Encuestas, entre otros.

Conclusión.

Al desarrollar un proceso emprendedor efectivo, es fundamental enfocar los esfuerzos en una iniciativa de negocios, este hecho, demanda una elección apropiada de la iniciativa por la cual apostar, cuando son múltiples opciones las disponibles.

La elección de una iniciativa de negocios, pese a no ser un proceso fácil para un emprendedor, es una actividad pertinente para realizar un mejor aprovechamiento de recursos.

Para elegir entre varias alternativas, es adecuado disponer de criterios racionales que ayuden a tomar una decisión adecuada.

Pese a que cada emprendedor es libre de determinar sus propios criterios, existen tres criterios fundamentales al seleccionar una u otra iniciativa, estos son la pasión, la capacidad técnica de desarrollo y la disposición de mercados o clientes.

Artículos Recomendados:

Escrito por

Consultor, coach y speaker de emprendimiento, mercadeo, ventas y desarrollo personal. Ayudo a emprendedores y empresarios en su desarrollo personal y comercial. Blogger de https://ventasymercadeo.co/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (3)

Hola Melbin, me ha gustado mucho tus consejos.
Con todo este lio del virus estoy intentando tener ideas para ver como puedo mejorar mi negocio y estoy de acuerdo contigo que hay que ponerle pasión y ganas, pero me falta la idea jeje
Un saludo

Responder

Hola, un gran saludo. Gracias por tu comentario, estoy seguro de que vas a encontrar ideas y alternativas para tu negocio, ante el virus, recuerda que una de las particularidades de la creatividad es que suele presentarse en los momentos más difíciles, te comparto 6 acciones que trabajo actualmente con mis clientes: 1. Comprende al nuevo consumidor 2. Renueva el modelo de negocios 3. Fortalece tu estrategia digital 4. Reestructura tus finanzas. 5. Desarrolla nuevas habilidades 6. Gestiona las emociones propias y de tu equipo. Un abrazo.

Responder

Buenos dias Melbin, como siempre muy acertado tu articulo, ahora mas que nunca toca reinventarse y negocios como el mio (cerrajeria) estan totalmente parados ¿que se te ocurre para volver a la accion lo antes posible? Hemos despedido ya a varios empleados … Saludos y nos leemos 🙂

Responder