Consecuencia Natural en los Negocios

Hola te saluda Daniel Gaona.

Hace algunos años, cuando vivía en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, México. Decidí comprar un bonsái y en un comienzo me encargaba de él. Le regaba con un atomizador para que le diera el efecto de lluvia, aflojaba la tierra, cuidaba contra pequeños insectos, lo ponía y sacaba del sol de acuerdo a las indicaciones que recibí, etc.

De pronto, vino la oportunidad de salir del país por un par de semanas y dejé de cuidarlo… no puede pasar mucho en ese tiempo; fue lo que pensé.

Al regresar, mi árbol estaba en muy malas condiciones y lo llevé con el especialista el cual me dijo que había pasado esto y aquello y además el cuidado que le estaba dando incluso antes de que saliera de viaje no era precisamente el más adecuado.

A lo cual yo me defendí:

  • Pero es que, era muy importante mi viaje
  • Usted no comprende, yo tenía que estar allí
  • No tenía con quién dejarlo
  • No sabe lo ocupado que estoy normalmente
  • Hay veces que tengo otras prioridades como para averiguar más sobre bonsáis

Y el señor que me atendió me dijo… puedes decirme lo que gustes, pero el hecho es que tu árbol está muy mal y quizás no se salve.

Esta es una gran lección que aprendí y que perfectamente aplica en los negocios.

Negocios

He conocido a muchos emprendedores que me dicen que harían cualquier cosa por su negocio (obviamente cualquier cosa que sea ética y legal) y cuando finalmente les digo que lean tal libro o que realicen tal o cual acción, entonces me recuerdan a mí mismo con el caso del bonsái.

  • No tengo tiempo de leer, todo el día estoy ocupado/a
  • Tengo muchas ocupaciones
  • No me alcanza el día como para estudiar
  • Etc…

Y entonces, yo encarno el papel del especialista en bonsáis y digo: A mí puedes decirme lo que quieras, pero el hecho es que tu negocio sigue igual que antes y tus ingresos también.

Tal es la naturaleza actuando con sus causas y consecuencias.

A la naturaleza y a tu negocio no le importa cuántas actividades tengas que realizar durante el día ni qué tan importantes sean para ti.

A la naturaleza y a tu negocio le interesa que hagas las actividades correctas (recuerda que tenía instrucciones erróneas de cómo cuidar a mi bonsái) y que las hagas a tiempo no importa qué.

De otra manera tendrás resultados no satisfactorios o no los que estás buscando.

De hecho me atrevo a decir que esto no es solo para bonsáis y negocios sino para cualquier área de tu vida que quieras trabajar. Pero no quiero abarcar algo tan ancho sino más bien aterrizarlo a algo que te pueda ser útil en tu emprendimiento o negocio.

Los resultados en tu negocio hablarán por sí mismos si haces las acciones adecuadas sin importar qué.

Como dije al principio, todos tenemos muchas cosas sucediendo en nuestras vidas, y de darle prioridad a otras cosas, entonces no hay que extrañarse de que no tengas lo que buscas de los negocios.

Muchas de las personas que se quejan amargamente sobre los negocios por Internet no voltean a verse a sí mismos sobre las actitudes que tuvieron hacia dichos emprendimientos.

Tal y como yo lo hice con mi bonsái, el no cuidarlo bien y el no dedicarle tiempo habla de sí mismo pues ahora mi pequeño árbol no está conmigo.

¿Te ha pasado algo así alguna vez?

Si tu respuesta es sí; entonces no te invalides, esto es un proceso de aprendizaje y mientras estés dispuesto/a a aprender hasta lograr lo que quieres, entonces siempre podrás hacerte de tu propio bonsái para cuidarlo como es debido… emmm perdón, quise decir, que siempre podrás emprender de nuevo para lograr tus metas financieras =)

¿Quieres recibir más artículos, ofertas de negocios, cursos y demás artículos útiles para emprendedores?

Entonces suscríbete a mi lista de correos.


Artículo escrito por Dan Gaona

Puedo apoyarte esos pequeños grandes pasos que se requieren para mover tu vida desde donde estás hasta donde te gustaría estar. Incrementa tu voluntad...

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.