Construyendo sueños

La vida está llena de misterios y una de los más inquietantes, es cuando dos o más personas que persiguen una meta en común, logran coincidir en el tiempo y espacio; y la capacidad de reconocer a esas personas es una de las tareas más importantes para todo emprendedor. De allí la importancia de vender el sueño; esto es, contarle a otros, aquella meta o anhelo que perseguimos, aquel sueño que estamos construyendo, con la esperanza de hallar eco, en alguno otro soñador, con el cual podamos hacer sinergias y orientar nuestras acciones emprendedoras hacia un propósito común.

Hemos planteado que es éxito, es un logro alcanzado, aunque sería más preciso decir, “un logro compartido”, ya que nadie puede atribuirse el mérito exclusivo de sus logros; de alguna manera, directa o indirectamente, son un centenar y hasta miles de personas que pueden llegar a participar de un proceso culminado en una experiencia exitosa. En ese sentido, el proceso emprendedor debe ser un catalizador de talentos, iniciativas, ideas, emprendimientos, por supuesto, liderado o impulsado por alguien.

Hace algunos años, comenzamos en la ciudad de Cali, (Colombia), una experiencia de emprendimiento, que llamamos la red de amigos; esta nace por una necesidad, dar respuesta a la comunidad que enfrentaba el déficit de empleo; que lo resolvimos de una manea sencilla, “si no consigues empleo, ponte a trabajar”; dando a entender, que si bien, hay déficit de empleo, también hay superávit de trabajo, esto, muchas opciones para emprender. Todo está en la actitud mental frente a la crisis. Es entendible que haya desempleados, lo cual obedece a una situación socio económica, pero es inadmisible, que haya desocupados, lo cual obedecer a una situación más del orden socio cultural.

Construyendo sueños

El objetivo de la red de amigos, es construir una comunidad de apoyo y cooperación comercial, en la cual se promueven los emprendimientos y empresas, trabajando con la filosofía, “yo tengo lo que usted necesita; usted tiene, lo que yo o alguien más necesita.” En este sentido, la red de amigos, se convierte en un modelo de asociatividad, cuya meta social, se resume en una consigna, “hacer empresa es construir país.” Esta experiencia de emprendimiento, nos ha llevado a comprender la importancia de unir esfuerzos y voluntades, compartir conocimientos y experiencias, y proyectarse en unidad hacia objetivos comunes. En este proceso de promover el emprendimiento, hemos identificado cinco (5) actores o agentes emprendedores, que están presentes, en la construcción de sueños:

  1. Quien tiene la idea
  2. Quien estructura la idea
  3. Quien fabrica o construye la idea
  4. Quien promueve o vende la idea
  5. Quien patrocina la idea
  6. Quien administra y ejecuta la idea
  7. Quien se beneficia de la idea

Quien tiene la idea

Es el soñador o visionario; aquella persona que concibe una posibilidad de negocio a partir de una demanda o necesidad latente, se imagina un mercado potencial para su idea, que en algunos casos, puede ser concebida como un sueño. Diferentes autores coinciden en afirmar que el mundo es de los soñadores, aquellos que se anticiparon a realidades futuras, concibiendo escenarios posibles. Lo que nos resulta cotidiano, en otra época, podría parecer descabellado e irracional. Afortunadamente, el soñador y visionario, estuvo dispuesto a creer en su idea y luchar por hacerla realidad. En nuestra labor como consejeros empresariales, hemos conocidos cientos de personas, genios pensadores que no han sido tomados en serio, por aquellos los consideran un poco chiflados, y no les han dado el crédito justo. ¿Qué necesita un soñador? Alguien que le de crédito a sus idea y le brinde apoyo para hacerlas realidad.

Quien estructura la idea

Es el oficio del mentor, asesor empresarial, consejero corporativo; quien tiene la virtud de interesarse en el emprendedor; primero en él, como persona; segundo, en su idea emprendedora. Un mentor, es quien pone al servicio de otros, su conocimiento y experiencia para dar luces que iluminen la senda por la cual debe conducirse el emprendedor. Brinda apoyo y acompañamiento, asesora en la marcha y ayuda a que la persona curse su propio proceso de mejoras continuas y alcance de logros. El mayor aporte del mentor es a la persona del emprendedor, quien debe lograr desarrollar su pleno potencial en la medida en avanza en su proyecto de vida.

Quien fabrica o construye la idea

Aquella persona que goza de la pericia técnica; no necesariamente lo hace el soñador o visionario; ni el mentor; y esto abre el paso a la participación de otras personas que tienen el conocimiento y la experticia. En diferentes momentos de nuestra vida, vamos a contar con el genio en algún arte u oficio, que será clave en la fabricación o estructuración de la idea. El soñador, de la mano de su mentor, tiene la idea general, pero es el técnico el que le da forma y cuerpo; haciendo un producto concreto y moldeable. Una de las experiencias más gratificantes, para quienes nos movemos en el mundo del diseño, la creatividad y las ideas; es lograr hallar a esa persona, un genio de la artesanía, la manualidad, el arte y la técnica, que sea capaz de poner piel a nuestras iniciativas y darle forma a un boceto. Y lo más admirable, ser capaz de materializar sentires o sentimientos, que en palabras o esquemas no logran ser dimensionados co concebidos.

Quien promueve o vende la idea

Aquella persona, que articula nuestra idea a la dinámica comercial, al sistema de oferta demanda y logra sea, producto deseado, que alguien esté dispuesto a adquirirlo, como un bien personal. Si bien las ventas, es la profesión universal, y cualquiera que sea la profesión, oficio o actividad que desarrollemos, debemos ejercitarnos en el universo de las ventas; no solo vender nuestros productos y servicios, sino ante todo, ser capaces de vendernos a nosotros mismos. Es una labor que debemos desarrollar; y es unos de los secretos de los emprendedores exitosos; a pesar de la creencia, que puedan tener alginas personas, de considerar que no son buenas para vender; que ese no es su fuerte; que ellos se desempeñan mejor en otras áreas; y eso puede ser cierto; sin embargo pueden suceder dos fenómenos: Primero, la persona, debido a sus creencias y temores, no ha dejado que despierte el gigante que yace dormido en su interior. Segundo, así la persona no sea el genio de las ventas, debe estar convencida de lo que hace, y el convencido, convence. ¿Quién mejor que el autor de la idea para explicarla? ¿Quién mejor que su creador para explicar su génesis, desarrollo y propósito trascendente? Así que, todos sin excepción ninguna, debemos ejercitarnos en el mundo de las ventas, sin olvidar que necesitamos contar con expertos y especialistas para cumplir con esta tarea que es definitiva para el éxito de todo negocio. Quien promueve la idea, debe desarrollar estrategias para todo el proceso, desde que la idea se concibe, se lanza al mercado y se sostiene. En este sentido, la publicidad es una herramienta básica y un gran aliado estratégico.

Quien patrocina la idea

Hay dos maneras de vender una idea: En el papel, o como producto terminado. En ambos casos se requiere de un vendedor, no solo de servicios o productos, sino ante todo de sueños. Veíamos, como la vida, misteriosamente permite que en la senda de los sueños, varias personas que cursan un camino semejante, coincidan. Y es maravilloso, cuando coinciden, quien tiene una idea, con aquella persona que tiene la capacidad de patrocinarla. Por lo general, los soñadores son ricos en ideas, (al menos en su comienzo) pero no necesariamente en recursos económicos, por lo cual se hace necesario, que venda sus ideas a otros, con la capacidad de apalancar sus sueños, con quienes debe hacer sinergias. Un patrocinador de sueños, gracias a su inversión, lograr que al sueño se le coloquen ruedas. La idea deja de ser un esquema o boceto, para volverse un producto real.

Quien administra y ejecuta la idea

Aquella persona quien se asegura, que la idea, además de ser realizable y realizante, sea rentable. Es posible que hayan emprendedores creativos, carismáticos, influyentes, persuasivos, efectivos, administradores, lideres; pero no es la regla. No es común que una sola persona reúna todas las habilidades y talentos, pero un equipo si puede llegar a conformarse con personas que aporten su competencia predominante. En este sentido, es fundamental, para que la idea prospere y progrese el emprendimiento, se cuente con una juiciosa administración y manejo eficiente de los recursos. Un buen administrador es aquel que gozando de autonomía y tiempo; sabe que en el día que deba rendir cuentas, debe tener todo al día, en orden y reportar resultados positivos. Un administrador, tampoco se las sabe todas, por eso debe apoyarse en otras personas que tengan conocimiento jurídico, tecnológico, informático, según sea la nat5ualeza del negocio. La virtud de los buenos administradores, es que logran incrementar las utilidades, y no solo conservar los recursos.

Quien se beneficia de la idea

Aquellas personas o comunidad que será beneficiada directamente; aunque todos los que hacen parte del grupo de interesados en que la idea funcione, y el proyecte prospere, son beneficiados. Pero, es necesario hace énfasis, en el usuario final, en aquel sujeto que inspira la idea, en virtud a sus necesidades, gustos, preferencias, proyecciones y potencialidades. Es justamente, este usuarios final, quien valida y legitima la idea, con su satisfacción y complacencia.

El emprendedor no es una especie de Leonardo Da Vinci, con una gran reportorio de competencias y habilidades; pero debe tener la capacidad de construir relaciones con otros emprendedores que le acompañen, en la construcción de un sueño compartido. Y en esto se basa nuestra tesis, que el éxito no es un logro exclusivo de una persona, sino un logro compartido, en el cual participan muchos más, inspirados y motivador por el sueño o la idea que nace en una mente de un emprendedor.


Artículo escrito por Alexander Dorado

Arquitecto, Especialista Administración de Empresas, Especialista en Gerencia Social y Cooperación Internacional, Magister en Administración de Empresas, actualmente cursa, el MBA en Gestión de Proyectos con el Instituto Europeo de Posgrados. Escritor, Conductor de Programas Radiales de Emprendimiento. Conferencista y Consultor Corporativo. Autor de los siguientes libros: La Excelencia Personal, Perfil Empresarial, Finanzas Familiares, La Meta de Ser Mejor Persona, El Joven Empresario, La Mujer Empresaria, Reflexiones al Comenzar el Día; Lideres para un Mundo Mejor, El ABC del Liderazgo, Pioneros de la Montaña; Diseñando su Proyecto de Vida, La Gerencia del Servicio en la Administración Municipal, La Nueva Forma de Hacer Radio, La Brújula Social de la Red de Amigos, Un Dirigente Llamado Nehemías; Aprendiendo a Prosperar, Perfil Gerencial, La Empresa Familiar, Emprendimiento Social, Aprendiendo a Volar como las Águilas; La otra Cara de la Aflicción, el consuelo; Viviendo mas allá de las limitaciones. Recientemente, ha escrito libros de Poesía, como nuevo formato para enriquecer el alma y el espíritu.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

3 Comentarios en este artículo
  1. Diana Reply

    Como se hace contacto con la red de amigos?

  2. Carlos Diaz Reply

    Excelenete aporte, se te agradece, muy ilustrativo, detallado y ejemplificado, me ayudó mucho tus conceptos, excelente dia, Dios te bendice =D

  3. Jhon Freddy Hernandez Reply

    Hola buen día, los felicito por el artículo y quisiera saber como hago para poder tener contacto con ustedes .

    Teléfono o Dirección

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.