Cómo crear y vender cursos en Internet

Vender cursos en línea se ha convertido en una alternativa muy popular para ganar dinero y obtener ingresos de forma pasiva.

El hecho de que estos cursos en línea tengan tanta salida se debe al creciente número de personas interesadas en incrementar sus conocimientos, sobre todo porque actualmente el campo laboral exige que los empleados estén preparados y cuenten con conocimientos especializados.

Esta modalidad de tomar estudios en línea, específicamente cursos, también ha cobrado auge por la facilidad y las ventajas que ofrece. Por ejemplo, sus costos son bajos, no requieren de espacios físicos ni materiales o grandes equipos, solo basta con una computadora, una cámara y tener conexión.

También es posible reproducirlo tantas veces como se desee, sin tener que hacer grandes inversiones, y haciendo posible que estos cursos lleguen a cualquier cantidad de personas en cualquier punto del mundo.

Aprender de esta manera tampoco es exigente, ya que los alumnos pueden diseñar sus propios horarios, de acuerdo a su disponibilidad, pudiendo también repetir las lecciones tantas veces lo quieran.

Una de las mayores ventajas es que los profesores no necesitan dictar las clases de manera repetida, sino que será suficiente con que actualicen la información.

Seguramente, tendrás muchos saberes que querrás compartir por lo que compartiremos contigo la mejor forma para que empieces a diseñar tus cursos en línea y empieces a venderlos, de una manera fácil y sencilla.

Consejos para diseñar y vender cursos en línea

Cómo crear y vender cursos en Internet

1. Escoge una plataforma

Algunas de las plataformas con más reconocimiento son EDX, Udemy, TareasPlus, Tutellus, Aprendum, Cursopedia, entre otras. Son muchas las que existen, puedes escoger una que sea de tu agrado. En todo caso, la mayoría se parecen en la manera de trabajar, por lo que la mejor recomendación es que subas tu curso en el mayor número que puedas para que tengas más demanda.

2. Seleccionar un tema y prepara la clase

Elige un tema del área en la que te manejes mejor, o tengas mayor preparación. Seguro eres fuerte en alguna temática y otras personas estarían dispuestas a pagar para aprender. Puede ser desde bisutería y manualidades hasta informática y diseño. Luego, debes impartir las clases, a través de vídeos –intenta que estos sean cortos y no excedan los 8 minutos-. También, puedes agregar otro tipo de recursos como PDFs, ZIPs, PowerPoint y audio. El ambiente en el que grabes los vídeos no debe estar recargado para evitar que los estudiantes se entretengan, procura que el fondo sea blanco. Estos vídeos puedes hacerlo utilizando la cámara de tu ordenador.

3. Crea una cuenta

Registrate en la plataforma que hayas seleccionado y haz click en la opción que aparece para crear un curso. Allí mismo, colocarás el nombre del mismo, de qué trata, alguna imagen y por supuesto, el costo. Intenta que esta información sea llamativa para que muchos usuarios se sientan atraídos. Sube los vídeos y los recursos que has preparado y haces click nuevamente en la parte donde dice “Publicar curso”. Cuando haya sido aceptado en la plataforma, el siguiente paso es permitir el ingreso de los estudiantes interesados.

4. Promociona el curso

Es hora de dar a conocer tu curso a través de tus sitios personales, como blog, páginas web, o redes sociales. Muchas plataformas disponen de opciones para que logres atraer más usuarios interesados. Entre estas opciones se puede encontrar la de ofrecer descuentos, cupones, promociones especiales, dar permiso o invitar a otros usuarios para que lo promocionen y ganar también un porcentaje. Las ganancias son repartidas entre la plataforma y tú, o entre la plataforma, tú y la otra persona a quien le hayas cedido el link especial para que difunda tu contenido.

Una recomendación valiosa es que, al momento de seleccionar el tema, busques escojas una temática que pueda interesar a una audiencia grande, así podrás ganar más estudiantes. Si posees un conocimiento específico o especializado, también contarás con personas interesadas, sin embargo, tendrás que darle mayor promoción.

Otro detalle que podrías tomar en cuenta es el de figurarte a qué tipo de público deseas dirigirte, su edad, grado académico, intereses, manera de comportarse, entre otros detalles, puesto que podrías enfocar u orientar tus clases con mayor éxito.

Regularmente, todos tenemos algo para enseñar a otras personas, y esta es otra de las ventajas de los cursos en línea, dado que tradicionalmente se consideraba que sólo los profesores eran quienes tenían el conocimiento en sus manos; pero este tipo de modalidad ha significado un cambio en el concepto educativo. Ciertamente, ahora sí todos podemos aprender de todos.

Si quieres aprender más del tema, te recomendamos este curso gratis sobre cómo crear y vender infoproductos.

Edith GómezAcerca del Autor:

Este articulo fue escrito por Edith Gómez, editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.