Dependencia Emocional

Partiendo de que la dependencia emocional es un estado psicológico disfuncional que se manifiesta en varios ámbitos, el familiar, el de las amistades, en las relaciones de pareja es donde más se evidencian sus efectos devastadores.

Muchas personas sufren de ella sin ni siquiera ser consciente de ello, puede darse tanto en hombres como mujeres, pero son estas las que más lo padecen.

Si a lo largo de la adolescencia e incluso de la madurez vas buscando y saltando de pareja en pareja sin éxito, preguntándote: ¿pero por qué todo el mundo encuentra pareja y yo no, con lo buena que soy?

Quizás debieras plantearte si tu forma de querer está basada en el AMOR, o más bien en el MIEDO, en la NECESIDAD DE AFECTO.

A veces se pretende llenar vacíos con lo que te aporten otras personas, depositando demasiadas expectativas en ellas, entregándole todo tu poder y vulnerabilidad para que dispongan de ella a su antojo.

Todas estas actuaciones son inconscientes, son hábitos muy arraigados a lo largo de los años, que se enmascaran con acciones basadas en los cuidados incondicionales hacia la pareja, donde la dedicación es exclusiva, donde ya tu mundo solo gira alrededor de ella, y cualquier pensamiento de que pueda irse de tu lado despierta una angustia y miedo aterrador.

Dependencia Emocional

Al final de todo esto, siempre la otra persona cuando se siente tan controlada y agobiada  se acaba alejando. Entonces empiezas a plantearte el porqué,  si todo se lo facilitabas, no le causabas ningún problema, más bien al contrario, te hacías hasta responsable de los suyos, abandonándote por completo.

Pues hay esta la respuesta, estas intentando ser una versión de ti misma que ni tú te crees.

Entregas de manera incondicional lo que piensas que es amor y cariño, perdonando y justificando muchas veces lo injustificable en base a ello, pero realmente detrás de todo esto, está actuando la Dependencia, que podríamos decir en términos más comprensibles que es como una ADICCIÓN hacia la otra persona, quedando tu vida, tu familia y amigos en un segundo plano.

¿En qué momento te hiciste Dependiente entonces, si desde que recuerdas eres así?

Normalmente estas pautas se crearon inconscientemente en tu infancia, hay muchas situaciones que pueden desencadenarla, puesto que la Dependencia lo que lleva enmascarado es EL MIEDO AL ABANDONO Y EL MIEDO A LA SOLEDAD.

Puedes haber sentido que te faltaba el cariño de alguno de tus progenitores, por eso siempre lo estas buscando en otras personas.

Puedes haberte sentido rechazada por tus progenitores, por amigos, o alguna pareja.

Puedes haber cumplido un rol  y unas responsabilidades que no te pertenecían, como ser la mayor y ejercer de madre con tus hermanos, o incluso cuidar de un padre o madre alcohólico, drogadicto, depresivo.

Todo ello conlleva que generes en tu inconsciente un pensamiento de que para que te quieran debes ganarte ese amor.

Si te sientes identificada con esta forma de querer, donde digamos que te enamoras muy fácilmente, haciéndote unas fantasías e ilusiones en tu mente que luego la vida te demuestra que no eran reales. Que no ves ni conoces  a esa persona como verdaderamente es con sus virtudes, pero también con sus defectos y que antepones su bienestar y felicidad al tuyo, amiga eso no es Amor verdadero, eso es Dependencia.

Podríamos decir que incluso a veces puedes estar dándote cuenta que sufres demasiado y entregas demasiado a quien no te responde de la misma manera, pero acabas pensando. “seguro que al final me querrá como yo a él “, “acabara valorando lo que hago por él”. Sin darnos cuenta que ahí está el fallo y el verdadero problema, en el fondo nosotras no nos valoramos, pero hacer esto y estar constantemente esforzándonos y agradando a la otra persona nos llena.

Por supuesto con el tiempo todo terminara y no de la forma que esperabas, y estarás doblemente vacía, tu vacío inicial mas el enorme que te deja esta persona.

Entonces puedes preguntarte ahora mismo, ¿cómo salgo de esto?

No es fácil y más si llevas siempre repitiendo este patrón destructivo, pero como todo en la vida QUERER ES PODER. Puesto que el verdadero amor ante todo debe ser reciproco y libre. Y cuando actúas desde la Dependencia piensas que como te haces imprescindible para esa persona jamás te dejara, por donde debes empezar es por QUERERTE A TI MISMA.

La mejor forma de superar los miedos es enfrentarse a ellos con coraje, muchas veces no son para tanto pero nuestra mente nos hace creerlo así.

Hay que aprender a estar solo y bien con uno mismo, dejar de culparnos y perdonarnos por situaciones ocurridas en el pasado, y día a día hacer cosas que te aporten ilusión y tranquilidad, no esperando ni creyendo que otra persona de fuera te lo proporcionara, ni pareja ni amigo.

¿Cómo comienzo?, pues haciéndote responsable de tus carencias y miedos, sin juzgarte, y saber que una vez que te des cuenta que el poder de amarte esta en ti, comprenderás que el que elija estar a tu lado no será porque te lo tengas que ganar, ni hacer estrategias, ni utilizar tus armas de mujer para ello, será porque te querrá como eres, la base está en CONFIAR Y CREER EN TI.

Desde ese lugar entonces comenzaras a atraer a tu vida personas que te querrán de verdad y no solo te ofrecerán migajas de afecto,  y tú misma no te conformaras con un amor a medias y entenderás que cada persona es libre de quedarse o irse.

El camino no será fácil, pero merecerá la pena y podrás salir de ese bucle de destrucción donde te lleva la DEPENDENCIA EMOCIONAL.

Solamente recordar que los que a veces piensas que son verdugos, se convertirán en verdaderos maestros que agradecerás que hayan aparecido en tu vida.

Acerca del autor: Este artículo fue escrito por Marta Fernandez Gonzalez.


Artículo escrito por Autor Invitado

Este articulo fue escrito por un profesional con experiencia en estrategia, marketing y negocios, que ha querido compartir sus conocimientos con la comunidad emprendedora.

1 Comentario en este artículo
  1. Rodrigo Reply

    Excelente, aprecio su proyecto en su entorno cultural, felcicitaciones, recomendado. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.