Detenidos en Ribadesella por el robo de cable de cobre

La operación, llevada a cabo por la Guardia Civil, finalizó en la madrugada del día 11 de Junio tras la detención de cuatro personas acusadas de un delito contra el patrimonio. En el momento de la detención, portaban 570 kilogramos de cobre sustraídos del alumbrado público.

Los agentes de la compañía de LLanes y del puesto de Ribadesella montaron, en colaboración, un dispositivo que fue clave para la detención de estas cuatro personas justo en el momento que iban a sustraer el cobre.

A pesar de que fue llevada a cabo ese día, la investigación comenzó días atrás cuando detectaron que se habían manipulado algunas cajas de control del alumbrado en las rotondas de incorporación a la autovía A-8 a la altura de Bones-Pando y el cable de cobre estaba para su inminente sustracción.

Gracias al dispositivo montado por las fuerzas de seguridad en la inmediaciones de la rotonda, pudieron dar caza a dos coches familiares que se dirigían hacia la rotonda de Bones. El arresto de produjo después de que los dos vehículos, al percatarse de la presencia de los agentes, emprendieran la huida a la altura de la rotonda de Vega-Ribadesella. En el interior de un coche se encontraban 570 kilogramos de cable y en el interior del otro, toda clase de herramientas utilizadas para su sustracción.

Los detenidos, acusados de un delito con fuerza, pasaron a disposición del titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Cangas de Onís.

Delito de robo con fuerza

El delito de robo con fuerza está castigado con penas comprendidas entre 1 y 3 años de cárcel. El artículo 238 del Código Penal español se refiere al robo con fuerza y especifica que son reos del delito de robo con fuerza en las cosas los que ejecuten el hecho cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

  1. Escalamiento.
  2. Rompimiento de pared, techo o suelo, o fractura de puerta o ventana.
  3. Fractura de armarios, arcas u otra clase de muebles u objetos cerrados o sellados, o forzamiento de sus cerraduras o descubrimiento de sus claves para sustraer su contenido, sea en el lugar del robo o fuera del mismo.
  4. Uso de llaves falsas.
  5. Inutilización de sistemas específicos de alarma o guarda.

Información suministrada por Marco Esteban, abogado. Pertenece a Estreban Abogados Penalistas, un despacho de abogados penales altamente especializados en Derecho Penal.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

2 Comentarios en este artículo
  1. Mark de Zabaleta Reply

    Realmente es la historia interminable…

    Mark de Zabaleta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.