Disfruta el Juego de los Negocios

¿Recuerdas cuando eras niño/a y cuando jugabas “encarnabas” a tu héroe o deportista favorito/a?

Yo recuerdo que cuando jugaba de niño a “los caza-fantasmas” me gustaba ponerme una mochila en la espalda con una manquera que simulaba los rayos que lanzaban para neutralizar al fantasma y junto con “mis amiguitos” habíamos hecho una trampa improvisada con una pequeña caja para entonces así “atrapar al fantasma”.

Desde luego para los adultos, lo nuestro era solo un juego “tonto”, pero para nosotros era muy muy real todo lo que decíamos y hacíamos… para nosotros era una cosa seria con fantasmas y problemas qué resolver “reales”.

Más tarde, cuando crecí unos cuantos años más y dejé de interesarme en los caza-fantasmas para ahora jugar un deporte; me gustó mucho el basketball y ahora incluso miraba por la televisión algunos partidos cuando Michael Jordan aún jugaba de manera regular para los Chicago Bulls.

Era la época en la que yo conocía el nombre de muchos jugadores famosos de aquel entonces. Y mi favorito además de Michael Jordan era Shaquille O’ Neal, quien jugaba para Orlando Magic y me encantaba la mancuerna que hacían Shaquille y Afernee Hardaway para mí era espectacular ante mis ojos.

Cuando yo jugaba basketball con mis amigos, yo dejaba de ser Daniel y me “convertía” entonces en Shaquille; imitaba sus movimientos, sus aciertos e incluso sus errores comunes. Me “salía” de mí mismo para entonces personificar a alguien más… esa era mi pasión y en la cancha todo mis complejos que tenía en mis demás labores de la escuela se iban para entonces jugar al 100% en la cancha.

Tales fueron los resultados que incluso jugué para el equipo de la escuela en el cuadro titular y por mucho tiempo disfruté haciéndolo.

Ahora quizás digas… Bonita historia Daniel, pero ¿eso qué tiene que ver con los negocios?

Bien, pues en los negocios, como en los deportes o en las caricaturas, hay personajes que destacan.

Está el ya famoso Robert Kiyosaki, Michael Dell, Steve Jobs, Bill Gates, Carlos Slim y muchos más.

Mi pregunta para ti es… ¿Tienes a alguien a quién emular?

Ya hay personas que han recorrido un camino y han logrado éxito en él, no es que ser tú mismo no sea bueno… ¡eres fabuloso/a como para no ser tú!, el punto es que cuando recién comienzas, quizás no tengas “ni J” de idea de cómo lograr lo que te propones.

Cuando comienzas a emular a alguien, este alguien, sin que lo sepa, se convertirá en tu mentor, te dirá cómo lo hizo y cómo sorteó algunos de sus más grandes problemas ¡incluso sin que esté o hable contigo!

¿Cómo?

Simple, cuando te identificas con algún personaje al que te gustaría emular te interesas sobre sus logros, fracasos, éxitos e incluso biografía, esa es información extremadamente importante para ti pues esto te ahorrará quizás años de frustración.

Muchos consideran que los negocios son serios, y que no hay que jugar allí; pero la verdad es que si no te diviertes haciendo dinero entonces… ¿cuándo vas a disfrutar?

Si lo tomas demasiado enserio no te quedará espacio para probar y las fallas las harás garrafales. Mi consejo es… diviértete, emula a tu emprendedor favorito y aprende sus movimientos.

Así te será más fácil encestar muchas canastas… digo… alcanzar tu libertad financiera =)

Si quieres seguir recibiendo más tips como este, suscríbete a mi lista de correos electrónicos.


Artículo escrito por Dan Gaona

Puedo apoyarte esos pequeños grandes pasos que se requieren para mover tu vida desde donde estás hasta donde te gustaría estar. Incrementa tu voluntad...

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.