Por qué el dropshipping es la mejor manera de empezar una tienda online

Internet y las nuevas tecnologías han abierto un mundo nuevo de posibilidades para llevar a cabo proyectos y negocios novedosos en los que se aprovecha este nuevo ecosistema digital. Sin embargo, existe una modalidad de negocio online que destaca sobre el resto. Se trata del dropshipping y, a lo largo de este post, abordaremos los factores que hacen que este modelo sea uno de los más adecuados para iniciarse en el mundo de los negocios online.

¿Qué es el dropshipping?

El dropshipping es un modelo de negocio en el que el vendedor pone a la venta productos de terceros (sus proveedores) sin almacenarlos. El resultado es que el vendedor minorista gestiona el envío para que, directamente desde su proveedor (vendedor mayorista), llegue a su cliente final bajo la propia marca que el minorista ha creado.

La clave de este sistema está en negociar o conseguir unas buenas condiciones económicas y de envío con un proveedor dropshipping o varios y, por otra parte, conseguir clientes interesados en comprar los productos que, aunque no los tengas físicamente en tu almacén, son tuyos y has decidido incluir en tu catálogo.

De la propia definición ya se pueden extraer las principales ideas y beneficios de este sistema respecto a otros. No obstante, haremos hincapié en las ventajas principales que tiene este modelo de negocio respecto a otros y expondremos las razones por las que consideramos que el dropshipping es la mejor manera de empezar un negocio online.

¿Por qué el dropshipping es la mejor forma para emprender online?

Dropshipping
1) Es un sistema sencillo que no requiere de grandes conocimientos técnicos

El funcionamiento de este modelo es bastante sencillo. Localizas a un buen proveedor con productos interesantes, le aplicas tu margen de beneficio y lo vendes a tus clientes. Evidentemente, la complejidad está en saber elegir bien los productos y conocer los canales de venta óptimos. Pero, en primera instancia, puedes incluso vender a través de e-marketplaces (no te hará falta ni una web) y aprovechar la inmensa cantidad de tráfico que mueven en sus portales.

Al final, el dropshipping es un sistema en el que te centras en la venta, lo que no requiere tener amplios conocimientos de negocio. En las empresas tradicionales siempre se le ha presupuesto al minorista un conocimiento en profundidad sobre lo que venda. En el dropshipping esto no es así y, en cualquier caso, ante duda acerca de los productos, siempre puedes recurrir a tu proveedor, ya que él será el primer interesado en que tú cierres el acuerdo.

2) La inversión inicial es mucho más baja

Como hemos comentado, una de las ventajas de este sistema es que no manejas el stock y puedes despreocuparte de inversión en logística (almacén, gestión de los bultos, envíos…). El resultado es un ahorro enorme en costes de mantenimiento del negocio en sí. Especialmente si estás empezando en el mundo de los negocios online, ésta es una de las principales ventajas, pues las pérdidas en caso de fracaso o abandono del proyecto son escasas o nulas.

Con el dropshipping puedes olvidarte de préstamos y evitar endeudarte hasta las cejas para poner en marcha un sistema de negocio que no garantiza retorno. Aquí ni tienes que abrir tienda, ni tienes que comprar los productos… Incluso, si lo prefieres, puedes no tener ni una página web y vender a través de e-marketplaces como eBay o Amazon.

3) Amplio catálogo y elección diversa de productos

Puedes especializarte en muchos sectores distintos haciendo dropshipping. Esto también supone que puedes probar suerte vendiendo muchas familias de productos diferentes y ver cuál te funciona (o se te da) mejor. Quizás conoces un canal donde se venden mejor los productos del hogar y puedes aprovechar esta línea de artículos. En paralelo, puedes vender productos en los que eres experto y dar un mejor servicio de atención al cliente. No existen limitaciones aquí y, especialmente si vendes a través de e-marketplaces, no tendrás que ceñirte a una temática en concreto.

Si tienes una web o una pequeña tienda física tradicional, no se suele vender al mismo tiempo productos de tipos muy diferentes (como alimentación e informática, por ejemplo). Sin embargo, cuando vendes en un marketplace como Amazon o eBay, podrás incluir referencias tan variadas sin que esto provoque rebote o salida de la página.

4) Es un modelo muy flexible

Este es un factor muy apreciado por aquellos que valoran la conciliación de la vida laboral con el resto de la rutina. Y es que, si te dedicas a vender a través del sistema dropshipping, tu puesto de trabajo puede estar allá donde se encuentre tu ordenador portátil. Si prefieres trabajar desde casa, puedes hacerlo. Si necesitas viajar, también puedes hacerlo. Te bastará con tener a mano un medio con el que comunicarte con tus proveedores y tus clientes en caso de necesitarlo.

5) Es un modelo muy escalable

No hace falta dejar de lado tu trabajo o proyecto actual. Teniendo en cuenta las facilidades y la flexibilidad comentadas anteriormente, puedes dedicarle el tiempo que quieras o puedas a tu negocio basado en el dropshipping. Si te va bien y sientes que puedes crecer, ¡es un modelo fácilmente escalable que podrás automatizar en etapas más avanzadas. Si trabajas con un proveedor con un gran catálogo y que haga entregas a nivel internacional, podrás ampliar tu cartera de productos sin tener que hacer una mayor inversión. Además, podrás pasar a vender en otro país con tan sólo traducir tu página web al idioma del público al que quieres vender.

El dropshipping es una estrategia ya consolidada en países como Estados Unidos, y cuenta con cada vez más adeptos en todo el mundo. En Europa son muchos los negocios que se han decidido por el dropshipping como método de distribución. Te animamos a probar este tipo de estrategia, que permite vender rápidamente y sin almacenar stock.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Andrés Reply

    Hola, saludos!
    Como encontrar clientes más rápido?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.