El deseo no basta, hay que hacerlo

A menudo se escucha que muchas personas tuvieron el deseo de hacer bien un trabajo o alcanzar un objetivo y fallaron, por supuesto que el deseo no basta, hay que encontrar un método eficaz de hacer las cosas y cumplir los propósitos.

El deseo que no se acompaña de acciones solo produce un autoengaño:

Hay personas que se quedan un rato en sus camas pensando en grande, lo cual es muy positivo, sin embargo si esos deseos solo se quedan a nivel del pensamiento, no será suficiente para lograr las transformaciones.

Toda persona que desee triunfar debe estar plenamente consciente de todas las acciones que debe realizar a fin de que su meta se cumpla. Un deseo que no tenga la suficiente inspiración para ejecutar acciones inteligentes es tan solo un autoengaño, donde se dice “soñar no cuesta nada”, mientras que hacer que esos sueños se cumplan si cuesta algo y es la aplicación de múltiples estrategias a lo largo de los años que requieren bastante trabajo.

Si quieres salir victorioso en tus metas, reflexiona y ejecuta todas las acciones que producirán esos resultados:

hay que hacerlo

Haz las siguientes reflexiones ¿qué debo hacer para estar en un excelente estado físico?, ¿cuánto trabajo me tomará volverle líder con mi emprendimiento?, ¿en cuánto tiempo espero volverme un experto en estos programas informáticos?, etc. Al contestar cada una de estas preguntas estarás muy consciente de tu nivel de responsabilidad en la práctica, así sabrás lo que tienes al frente y entenderás que el único camino que establecerá una diferencia positiva es hacer las cosas.

Nos dice Walt Disney “la mejor manera de empezar algo es dejar de hablar de ello y empezar a hacerlo”, sin duda que Walt Disney fue un gran soñador, obviamente tradujo esos sueños que circulaban en su mente en acciones concretas que produjeron una historia de éxito inspiradora.

Para hacer un trabajo efectivo hay que aprender a definir las metas de la forma correcta, algo que el libro Metas Poderosas enseña muy bien, aquí el lector aprende a imponer su voluntad por encima de las condiciones del ambiente, porque la persona se da cuenta que tiene el poder de modificarlo todo y que un fin bien trabajado siempre crea los medios adecuados para su ejecución, todo emprendedor debe leer este extraordinario libro.

¿Por qué el deseo muchas veces no genera el impulso suficiente para ejecutar todas las acciones que conducen al éxito?

Hay varias razones, un deseo muy débil puede ser una razón, aunque el mayor inconveniente ocurre con la tendencia a la indisciplina, la gente está dividida en muchos otros estímulos y eligen otras satisfacciones momentáneas.

Quien logra vencerse a sí mismo y crear una enorme autodisciplina será capaz de lograr todo tipo de objetivos, para ello se pueden emplear los audios con mensajes subliminales para elevar la Fuerza de Voluntad, aquí se usa un conjunto de oraciones positivas que provocan que una persona aprenda a centrar su atención en los aspectos trascendentales de su vida y deje todo lo demás de un lado. Quien usa inteligentemente su voluntad alcanza la autorrealización.

Cada vez que se trate de tus metas personales no te quedes a nivel de las buenas intenciones o solo con el deseo, realiza un compromiso contigo mismo para ejecutar acciones disciplinadas que te lleven a triunfar.

Si quieres ampliar tus conocimientos de desarrollo personal y recibir estupendos regalos que te darán nuevos argumentos para ser un ganador, haz clic Aquí.

DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.