El mueble y su evolución a lo largo de los años

La historia del mueble forma parte de la evolución de la humanidad, aunque si buscamos referencias realmente trascendentales tenemos que remontarnos al Antiguo Egipto. En esa época el taburete fue el mueble más utilizado independientemente de clases sociales. Existían otro tipo de muebles, como las sillas y las camas que solamente se empleaban en las familias mejor posicionadas.

Antigua Grecia: Los diferentes muebles presentes en la Antigua Grecia eran construidos con madera y ésta se solía cubrir con metales y también con maderas más refinadas. Incluso ya se utilizaba pintura para decorar los muebles. El tamaño de las mesas era bastante reducido, y las camas no eran muebles en sí, sino que más bien estaban constituidas por una pila de pieles. Más tarde se creó un mueble que servía tanto para estirarse como para alimentarse. El asiento que se utilizaba era una silla con patas curvas que poseía un respaldo algo inclinado. También se empleaban cofres con la misma finalidad y eran una manera típica de amueblar los diferentes hogares.

Durante el Imperio Romano el bronce también fue utilizado con la madera en la confección de muebles. A veces éstos se cubrían con plata y en otras ocasiones con metales preciosos. Las casas no tenían mucho mobiliario, sin embargo existía mucha variedad, entre ellos hasta cinco clases de mesas. Éstas contaban con diferente cantidad de patas y de formas. Los asientos más comunes fueron los taburetes sin brazos, con respaldo, sillones y lechos que se utilizaban durante las celebraciones y fiestas.

Paleocristiano-Bizantino: Además de los diferentes muebles construidos con madera, también los había construidos en metal. Las mesas eran armazones de madera puestos sobre caballetes, algo rústicas como se puede suponer. En esta época se dejó de comer en las camas pasando a ser éstas el lugar de descanso. Estas camas tenían cabeceras elevadas que se solían decorar con cortinajes y diferentes telas.

En referencia al mueble gótico, fue en ese período en donde nacieron los armarios que provenían del arca. En Francia las camas eran con dosel y los asientos característicos fueron el taburete de 3 patas y la silla en forma de tijera.

Es en el Renacimiento cuando los dormitorios se vuelven el sitio en donde solamente se descansa; ya no se utiliza para comer en él. Si analizamos el mobiliario español, notamos la presencia del bargueño y la diversidad de estilos. El sillón frailero fue el asiento característico: con asiento y respaldo almohadillado y en algunos casos con cuero repujado. Sus patas eran cuadradas.

Durante la época Barroca cabe destacarse el mobiliario francés, un mueble macizo, rico y se debe destacar asimismo la influencia de Luis XIV, “el Rey Sol”, en su desarrollo. En el período Neoclásico las líneas se hicieron rectas, las formas fueron más geométricas. Con el Imperio y el Romanticismo se puede decir que se terminan los muebles históricos. Se desarrollaron diferentes estilos que fueron pobres o constituyeron derivaciones de anteriores estilos.

La empresa Muebles Asdara es fabricante y distribuidora de muebles juveniles. También dispone de una amplia variedad de mobles outlet.


DÉJANOS TUS COMENTARIOS !!

1 Comentario en este artículo
  1. Nombre * Reply

    una descripción muy buena y fácil de comprender

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.